Veredicto provisional del 'retail' poscovid: Inditex, en máximos y el 'online', en rojo
  1. Mercados
PERO OJO A LOS PRÓXIMOS AÑOS

Veredicto provisional del 'retail' poscovid: Inditex, en máximos y el 'online', en rojo

Mientras gigantes de la venta por internet como Asos, Boohoo o Zalando retroceden en bolsa, la española sube a doble dígito. ¿La clave? Reapertura de las tiendas y dominar la cadena de suministro

Foto: Zara es parte del Grupo Inditex. (Reuters)
Zara es parte del Grupo Inditex. (Reuters)

Los roles han cambiado. Hace unos meses, la palabra en boca de todos era el ‘e-commerce’. En plena oleada de confinamientos, los gigantes de la moda 'online' subían como la espuma en bolsa, desbancando a compañías expuestas a la venta presencial, como la propia Inditex. Sin embargo, con la reapertura, los inversores cambian de tercio. Mientras que la española alcanza máximos de 2017 en bolsa, los jugadores de la venta por internet, como Zalando, Asos o Boohoo, sufren fuertes caídas en los mercados.

Más allá de la oportunidad que trae la reapertura de las tiendas físicas, los cuellos de botella en el transporte mundial y el auge de los costes tienen mucho que ver. Asos o Boohoo, que se dejan un 45% en el año cada una, son un ejemplo claro. Las dos empresas han cerrado cuentas trimestrales con rebajas a las perspectivas de beneficio para el año por culpa de los problemas de suministros. Mientras que Boohoo apuntó en septiembre que estas presiones persistirían “a medio plazo”, Asos especificó en octubre que “el rendimiento se verá comprometido durante los próximos 12 meses”.

De todas formas, Asos ya viene avisando de una ralentización en las ventas por internet desde verano, cuando arrastró al resto del mercado con sus augurios. Una tendencia que también está viviendo Zalando, que en las cuentas del primer semestre revisó al alza las perspectivas de ventas para 2021, pero se quedó por debajo de las perspectivas del mercado. De hecho, la empresa ha aumentado mucho el gasto en 'marketing' para mantener la adquisición de clientes viva, en un momento en que, según dijo, los precios de la publicidad están subiendo. La compañía cae un 8% en bolsa en lo que va de 2021.

Foto: EC.

En cuanto al golpe de los costes, el co-consejero delegado de la empresa, David Schneider, dijo en la última presentación que “sí había algo de presión en los precios de las materias primas y tasas de transporte”, pero que el fuerte posicionamiento de la empresa ante los proveedores les ayudaba a mitigar gran parte del golpe.

Una explicación en la que confían hasta los analistas. JP Morgan, con consejo de vender, explica en el informe previo a las cuentas de este miércoles que la empresa cuenta con “una fuerte relación con los proveedores por su posición en el ‘top 5’ de distribuidores de varias marcas globales, por lo que está al frente de la lista de abastecimiento”. La firma de análisis, que también valora sus programas de modelo híbrido, como pone de manifiesto el programa Connected Retail, avisa del peso que tienen las zapatillas deportivas en el negocio de Zalando, un segmento que se ha visto recientemente muy presionado por la dependencia de esta industria de la producción de Vietnam. "Si al final hay desabastecimiento, esperamos que se materialice en 2022, en vez de en el cuarto trimestre (Zalando ha comprado ya inventario de cara a la temporada pico en ventas)", zanjan desde JP Morgan.

El mercado aprovecha las rebajas

Inditex, en cambio, apuesta por un modelo híbrido, conjugando la venta ‘online’ con las tiendas en puntos estratégicos de la ciudad. Un modelo de negocio que, en 2020, ralentizó sus subidas bursátiles por el peso de las restricciones del covid en tiendas. En 2021, el mercado ha aprovechado las rebajas, e Inditex gana un 23%. En un momento en que la demanda vuelve a reactivarse, el grupo rechaza tener problemas de suministro. La compañía presentó cuentas en septiembre, y el mensaje de los directivos fue claro: la evolución de los costes ha estado en línea con la apertura del negocio. Para el CEO, Pablo Isla, “las tasas de transporte aéreo están subiendo, pero es solo un elemento más de los que uno tiene cuando dirige una empresa”.

Una versión distinta a la que dio su homólogo sueco, H&M, otro gigante del ‘retail’ que apuesta por la combinación 'online'/presencial. La compañía, al igual que Inditex, se ve apoyada por la recuperación de la demanda, pero, tras admitir presiones inflacionarias, pierde casi un 4% en el año. H&M subrayó que “unos precios elevados en el transporte y las materias primas continúan”, añadiendo que "la situación general del mercado y los costes de compra en el cuarto trimestre están volviéndose cada vez menos positivos".

¿Por qué Inditex se puede permitir encogerse de hombros ante la inflación? Los analistas subrayan el cambio de rumbo que la compañía emprendió hace unos tres años, cuando integró las redes de distribución entre las tiendas físicas y la web, entre otras medidas. “Es un valor de gran calidad para invertir en la normalización de la actividad económica y la pujanza del consumo”, explica Elena Fernández-Trapiella, analista de Bankinter, con consejo de comprar sobre Inditex.

“Tras una transformación fuerte y acertada en los últimos años, ya vende más que en 2019 y con menos tiendas y mayores márgenes”, opina. Según la analista, si Inditex no tiene problemas de disrupciones de cadenas de suministro o impacto excesivo de encarecimiento de fletes, es porque sus proveedores son de proximidad (España, Portugal, Turquía, Marruecos principalmente). Un factor al que también apunta Beatriz Rodríguez, analista de GVC Gaesco Valores, con consejo neutral sobre el valor y que subraya que en el caso de Inditex, el 60% de la producción es de proximidad, mientras que en el caso de los competidores es de en torno a un 30%.

Mango, por ejemplo, depende mucho de China, Vietnam y Myanmar, y está sufriendo las consecuencias; H&M, en los resultados de este último trimestre, también informó de que no había podido satisfacer plenamente la demanda debido a las interrupciones y retrasos en el flujo de productos”, detalla Rodríguez. “Además, muchos proveedores de mercados lejanos reservan su capacidad para abastecer a Inditex, lo que supone un problema adicional para los competidores”.

“Su política de tiradas pequeñas y muy variadas le permite acumular pocos inventarios en caso de no acertar con un modelo concreto y adaptarse rápidamente a las tendencias de moda”, añade Fernández-Trapiella. “La transformación de la red de tiendas (menos, bien situadas, más grandes y dotadas tecnológicamente) permite que el horario efectivo de venta sea de 24 horas (a través de internet) al tiempo que gana eficiencia en aspectos logísticos (almacenamiento, recogida/entrega, devoluciones)”.

Foto: Varios paquetes de Zalando. (Reuters)

Según argumenta Rodríguez, es muy difícil para los jugadores de la moda rápida cambiar el modelo de suministro. “Colocar el producto idóneo, en el lugar, momento y precio precisos, se ha vuelto mucho más complicado”, defiende. “Inditex cambió su modelo hace años y ahora está muy por delante del resto de competidores. Toda esta información es conocida por el mercado y es por eso por lo que está premiando este valor por encima del resto”.

Eso sí, una cosa es navegar en la salida del coronavirus y otra es mirar a medio plazo. Entre las pocas voces que recomiendan vender, hay quien avisa de las valoraciones de la española. Las fuertes caídas bursátiles que llegaron a preceder algunas presentaciones de resultados de antes del coronavirus siguen frescas en el recuerdo de algunos inversores. Al final, el peso de la competencia sigue y seguirá vigente en los próximos años.

“El valor ha estado mostrando una fortaleza que contrasta con la debilidad del sector”, reconocen desde Credit Suisse, donde apuestan por vender en un informe a clientes sobre los últimos resultados. “Mantenemos la cautela respecto a la acreción de márgenes que el consenso espera para los próximos años y que creemos que al actual PER (Inditex cotiza en las 38 veces beneficio) está sobrevalorada”. También en Mirabaud tienen consejo de vender, porque la cotización ha superado ya los precios objetivos de la gestora. “Creemos que el potencial no casa con las valoraciones actuales y que en los próximos años va a haber una ralentización significativa en el crecimiento de Inditex que podría llevar a una caída de la cotización”.

En este entorno, las recomendaciones a futuro de cada valor demuestran la confianza del mercado a medio plazo en los distintos modelos. Inditex tiene un 40% de los analistas del consenso de Bloomberg en consejo de comprar y un 45% de mantener. H&M, por su parte, cuenta con un 50% de consejo de comprar, con apenas un 28% en mantener. En el caso de Asos, Zalando y Boohoo, el 65%, 59% y 81% de los analistas apuestan por comprar.

Retail
El redactor recomienda