Y la gran amenaza para el billón de euros parados en los bancos se hizo realidad
  1. Mercados

Y la gran amenaza para el billón de euros parados en los bancos se hizo realidad

La mayoría de inversores y gestores persisten en las tesis de que este incremento será pasajero y provocado por un desajuste ocasional, pero el riesgo está ahí

Foto: (Reuters)
(Reuters)

El dinero parado en una cuenta corriente en el banco o en depósitos sin rentabilidad ha perdido un 3,3% en los últimos 12 meses. “¿Cómo?”, diría un ahorrador, “¿Pero si yo en el banco tengo la misma cantidad?” Bueno, sí, pero el dinero sirve básicamente para adquirir bienes y servicios… ¡Y si el precio de estos sube, el poder adquisitivo baja en esa misma dimensión!

Y esto es lo que ha pasado en España (y en el resto de economías occidentales) en los últimos 12 meses. En agosto el Índice de Precios al Consumo escaló un 3,3% en tasa interanual, su mayor incremento en cerca de 11 años, lo que no sólo supone una encarnación de ese riesgo. Además de un aviso de lo que podría venir si los bancos centrales no están calculando bien los riesgos de su política monetaria ultraexpansiva.

Ya había voces clamando en el desierto contra los efectos que podría tener tanta impresión de billetes, pero hasta el momento casi nadie se los tomaba en serio. De hecho, el consenso del mercado todavía ve estos últimos datos de inflación que se han ido publicando como un bache en la carretera.

La mayoría de inversores y gestores persisten en las tesis de que este incremento será pasajero y provocado por un desajuste ocasional en el mercado de materias primas. “Vamos a vivir en rangos de inflación más alta, pero consideramos que esta subida más fuerte de la inflación es temporal”, explicaba Inés del Molino, de Schroders.

Pero el riesgo está ahí y la evolución a corto plazo en los datos de inflación será clave, como explican desde Bestinver: “En los próximos trimestres podremos juzgar si los bancos centrales están siendo juiciosos, imprudentes o simplemente rehenes de un enorme nivel de deuda que requiere tipos cero para no engullir el funcionamiento del sistema”.

Foto: Ilustración: EC Diseño.

Sea temporal el elevado incremento de agosto o no, lo cierto es que la subida en los precios de los últimos meses ya es una realidad y está mermando ya el poder adquisitivo. Y, aunque se modere este avance del IPC, pocos dudan de que la tendencia será alcista.

Todo un reto para el ahorro más conservador en un momento además en que los bancos centrales están retrasando al máximo el encarecimiento del dinero. Un callejón donde los precios pueden incrementarse más allá del 2%, pero al no haber subida de tipos, los depósitos de los grandes bancos seguirán sin pagar nada. Y sólo se podrá encontrar cierto retorno en activos sin riesgo en las ofertas puntuales de entidades medianas o especializadas. En España hay casi un billón de euros en cuentas o depósitos sin rentabilidad, según los datos del Banco de España.

Sin rentabilidad, el coste de oportunidad de mantener el dinero parado es muy elevado. Basta con ver estos números calculados con una inflación del 2% anual (que está por debajo de los últimos datos): a 5 años, el dinero sin invertir habrá perdido un 9,4% de su valor; si ampliamos la vista a 10 años, la pérdida de poder adquisitivo será del 18%, casi una quinta parte. Y si miramos a 20 años, ya casi un tercio, un 32,7%, según los cálculos de JPMorgan AM. Puedes hacer tus propios cálculos del impacto en tus ahorros con esta herramienta de Finect.

¿Cuánto valor perderán tus ahorros por culpa de la inflación?:

¿Qué alternativa queda a los inversores que no quieran asumir demasiada volatilidad pero no quieran verse derrotados por la inflación? Pues no les queda otra que invertir. Cada vez más lo están haciendo a través de fondos de inversión de bajo riesgo. Ya sea seleccionando fondos específicos conservadores, o contratando las carteras de fondos que ofrecen los bancos y roboadvisors o los fondos de fondos, eligiendo los de menos pérdida potencial.

Según los datos de Inverco, la asociación del sector, este 2021 han entrado ya casi 18.000 millones de euros en fondos de inversión, lo que unido a la revalorización de los mercados, ha disparado el patrimonio en esos productos ya por encima de los 300.000 millones de euros. Un dinero que, de media, está consiguiendo este 2021 una rentabilidad del 5,19%.

Puede que vengan tiempos peores, puede que la rentabilidad futura no sea tan brillante, pero al menos gozan de la posibilidad de mantener valor adquisitivo o incluso superarlo… Algo con lo que no se va a poder aspirar en varios años con el dinero en cuentas, depósitos sin rentabilidad y efectivo.

Banco de España Rentabilidad Inflación Bancos centrales Inversores Política monetaria
El redactor recomienda