Los ejecutivos de Renaissance pagarán 5.800 millones de su bolsillo por fraude fiscal
  1. Mercados
POR OPERACIONES DEL FONDO MEDALLION

Los ejecutivos de Renaissance pagarán 5.800 millones de su bolsillo por fraude fiscal

James Simons, fundador de la exitosa gestora de fondos y contribuidor del Partido Demócrata, es uno de los sancionados por las autoridades estadounidenses

placeholder Foto: Banderas de Estados Unidos frente al Capitolio de Washington. (EFE)
Banderas de Estados Unidos frente al Capitolio de Washington. (EFE)

Podría ser el mayor acuerdo fiscal de la historia. Los ejecutivos del fondo de cobertura Renaissance Technologies LLC —algunos todavía en sus cargos y otros no— pagarán personalmente hasta 7.000 millones de dólares (unos 5.800 millones de euros) en impuestos atrasados, intereses y multas para resolver una larga disputa con el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos. Así lo ha informado este jueves el actual consejero delegado, Peter Brown, en una carta que recoge, entre otros medios, el diario neoyorquino 'The Wall Street Journal'.

Entre los afectados está James Simons, que se retiró el pasado 1 de enero como presidente de la empresa, y que realizará un "pago de liquidación" adicional de 670 millones de dólares (unos 560 millones de euros). Contribuidor habitual de Partido Demócrata, Simons fundó Renaissance y es considerado el pionero de la inversión cuantitativa. Los impuestos atrasados están relacionados con sus ganancias con el fondo Medallion.

Robert Mercer, otro ejecutivo de Renaissance sancionado, ha contribuido a las causas republicanas, incluidas las de Trump

De ahí viene la larga disputa con el fisco, que ahora ha terminado en acuerdo. Renaissance realizó entre 2005 y 2015 diversos movimientos para convertir las ganancias de las operaciones a corto plazo en beneficios a largo plazo. Unas operaciones que fueron seguidas con lupa por las autoridades fiscales estadounidenses, no solo por las elevadas cantidades involucradas, sino por el papel activo de varios dirigentes del gestor de fondos en la política estadounidense.

Además de Simons, Robert Mercer, otro ejecutivo de Renaissance sancionado, se ha involucrado en causas políticas, pero en este caso apoyando campañas republicanas, incluida la del expresidente Donald Trump.

La caída de Simons, al que se le atribuye una fortuna de más de 20.000 millones de euros, supone un gran golpe a una de las empresas de inversión más exitosas de la historia. Antiguo profesor de matemáticas y descifrador de códigos, el expresidente de Renaissance consiguió identificar patrones a corto plazo en el mercado que otros pasaron por alto. Pero esas operaciones también implican mayores impuestos, que ahora se ve obligado a resarcir tras haberlos defraudado.

Hedge funds Impuestos Multa Estados Unidos (EEUU)