Es noticia
Menú
Xi mantiene el pulso: promete poner coto al "crecimiento salvaje" de las tecnológicas
  1. Mercados
campaña antimonopolio de China

Xi mantiene el pulso: promete poner coto al "crecimiento salvaje" de las tecnológicas

Afirma que redoblará la presión a estas compañías y que las nuevas regulaciones "ya están dando sus frutos", en una jornada de fuertes subidas para las 'big tech' en Hong Kong

Foto: El presidente chino, Xi Jinping. (Reuters)
El presidente chino, Xi Jinping. (Reuters)

El Partido Comunista Chino (PCCh) detenta el monopolio político, pero no quiere que otros tengan el económico, sobre todo si son difíciles de controlar. Lejos de un golpe de efecto, la campaña emprendida contra las tecnológicas es una estrategia a largo plazo del gigante asiático. Y no parece que ni siquiera las fuertes pérdidas en bolsa vayan a detener las aspiraciones de su líder, Xi Jinping. Sobre todo ahora que los mercados empiezan a descontar las regulaciones, y ya no se inmutan ante los nuevos ataques gubernamentales, a diferencia de lo acontecido en los últimos meses.

Este martes, la Bolsa de Hong Kong, donde cotizan las principales tecnológicas del país, ha subido un 1,33%, con 'big tech' como Alibaba (3,48%), Meituan (6,48%) o Tencent (2,36%) a la cabeza de las ganancias. Poco han importado las últimas declaraciones del presidente chino, que afirmó este lunes que la actual campaña antimonopolio para "prevenir la expansión irracional de capitales" y "abordar el crecimiento salvaje" del sector tecnológico "ya está dando frutos", y adelantó que el PCCh redoblará su escrutinio sobre estas empresas.

"La puesta en marcha de todas estas regulaciones antimonopolio es absolutamente necesaria para mejorar la economía de mercado socialista y promover la prosperidad común", dijo en una reunión de un comité directivo del PCCh, según recoge EFE a partir de la red digital de noticias del Partido. Y eso a pesar de que las empresas tecnológicas se han dejado un 46% desde febrero ante la creciente presión regulatoria.

Foto: Promoción de JD. (Reuters)

En el encuentro, Xi enfatizó que el Partido debe "guiar y supervisar a las empresas" y poner en marcha "regulaciones efectivas y normas precisas" con el objetivo de "servir a los intereses generales del desarrollo económico".

En los últimos meses, los organismos reguladores chinos han puesto su mirada en las grandes tecnológicas del país, con sanciones para empresas como el gigante del comercio electrónico Alibaba por valor de 18.200 millones de yuanes (2.818 millones de dólares), la mayor multa antimonopolio en la historia del país. La campaña ha afectado a compañías de transporte, al sector educativo, al de los videojuegos y, sobre todo, al tecnofinanciero ('fintech').

Las autoridades investigaron a compañías como Meituan y Didi (equivalente a Uber) por supuestos riesgos para la seguridad de los datos de los usuarios, y bloquearon los planes de la tecnológica Tencent de fusionar las plataformas de retransmisión de videojuegos Huya y Douyu para "evitar una situación de monopolio".

Foto: Logo de DiDi. (Reuters)

Según Xi, estas medidas están encaminadas a "proteger mejor los derechos e intereses de los consumidores", y a impulsar un sistema "con una competencia ordenada" para, en última instancia, "lograr un desarrollo de alta calidad que sirva a los intereses generales".

Asimismo, los órganos legislativos chinos aprobaron este mes una estricta ley de privacidad, que entrará en vigor el 1 de noviembre y podrá exigir la suspensión o cancelación de aplicaciones que procesen "ilegalmente" datos personales "sensibles", algo que podría afectar enormemente a las digitales.

Durante años, este sector ha florecido en China gracias al enorme mercado del país pero también por la laxitud de las regulaciones, o de su aplicación, algo a lo que Pekín está decidido a poner fin, especialmente desde la suspensión a última hora de la salida a bolsa de la tecnofinanciera de Alibaba, Ant Group, que iba a ser la mayor operación de este tipo de la historia.

El Partido Comunista Chino (PCCh) detenta el monopolio político, pero no quiere que otros tengan el económico, sobre todo si son difíciles de controlar. Lejos de un golpe de efecto, la campaña emprendida contra las tecnológicas es una estrategia a largo plazo del gigante asiático. Y no parece que ni siquiera las fuertes pérdidas en bolsa vayan a detener las aspiraciones de su líder, Xi Jinping. Sobre todo ahora que los mercados empiezan a descontar las regulaciones, y ya no se inmutan ante los nuevos ataques gubernamentales, a diferencia de lo acontecido en los últimos meses.

Partido Comunista
El redactor recomienda