Tesla cae hasta un 5% después de que EEUU abra una investigación a su coche autónomo
  1. Mercados
Por no detectar otros vehículos

Tesla cae hasta un 5% después de que EEUU abra una investigación a su coche autónomo

Concretamente las pesquisas de los reguladores se centran en los modelos Y, X y S y revisará si hay deficiencias en sus sistemas de detención que justifiquen los accidentes sucedidos entre 2014 y 2021

Foto: Logo de Tesla (EFE)
Logo de Tesla (EFE)

Tesla vive su peor caída en bolsa desde mayo. La empresa de moda en Wall Street atraviesa una jornada en rojo en la que se deja hasta un 5% después de que las autoridades de EEUU abran oficialmente una investigación sobre sus sistemas de conducción semiautomáticos. Al cierre de Wall Street, las caídas continuan siendo profundas, situándose en un -4,32% y dejando el precio de la acción en 686 dólares. El Gobierno del país norteamericano está estudiando más de 765.000 vehículos bajo la teoría de que el sistema autónomo tiene problemas para detectar otros automóviles.

Concretamente las pesquisas de los reguladores se centran en los modelos Y, X y S y revisará si hay deficiencias en sus sistemas de detención que justifiquen los accidentes sucedidos entre 2014 y 2021. Se trata de 11 colisiones que se han llevado una vida y han dejado 17 heridos. El regulador tiene la capacidad de obligar a la marca a retirar del mercado los modelos que incluyan este defecto, lo que causaría un serio problema para la firma de Elon Musk.

“La mayoría de los incidentes ocurrieron después del anochecer y las escenas de choque encontradas incluyeron medidas de control de la escena como luces de vehículos de primera respuesta, bengalas, un tablero de flechas iluminado y conos de carretera”, dijo la agencia en el documento. "Se confirmó que todos los vehículos involucrados tenían encendido el piloto automático o en el control de crucero consciente del tráfico durante la aproximación a los choques".

Foto: Un Tesla arde después de un accidente en Monte Ceneri, Suiza. (Reuters)

Tesla ve la conducción autónoma como un buen canal para obtener ingresos constantes a pesar de la situación de las entregas. Un complemento para unos resultados que buscan, cada vez más, estabilizarse en unos beneficios asentados. En ese sentido, este mismo verano la compañía ha cambiado el sistema de un pago único de 10.000 dólares para tener un coche autónomo, a una mensualidad de 200 dólares al mes. Esta investigación podría dar al traste con esta estrategia obligando a Tesla a renunciar a esta via para obtener ingresos.

El fabricante de coches eléctricos vive ahora mismo uno de sus mejores momentos. Con un resultado récord de 10.000 millones de dólares en ingresos (128%) este trimestre y un Ebitda de 2.487 millones de euros, la firma de Elon Musk parece ya estable tras años centrada en el crecimiento a golpe de pérdidas. Llega con estos números a un momento clave en la industria, en el que las principales firmas se lanzan con programas de decenas de miles de millones para construir modelos eléctricos rentables, un negocio en el que Tesla ya se ha establecido.

Elon Musk Wall Street