El mercado se prepara para una reunión de la Fed insípida con el ojo en Jackson Hole
  1. Mercados
TRAS EL SUSTO DE JUNIO

El mercado se prepara para una reunión de la Fed insípida con el ojo en Jackson Hole

Los analistas y economistas no esperan cambios en la política del banco central de EEUU pero estarán atentos a cualquier valoración sobre las nuevas variantes del virus o la inflación

placeholder Foto: El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (Reuters)
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (Reuters)

La Reserva Federal concluye este miércoles su reunión ordinaria de política monetaria de dos días, con Jerome Powell compareciendo, como es habitual, públicamente a las 14:30 de Washington (20:30 en la hora central europea). Los analistas y economistas esperan que el banco central de EEUU mantenga su rumbo sin cambios, pero vigilarán cualquier matiz sobre el ritmo económico (especialmente ante la amenaza de nuevas variantes como Delta) y, como viene siendo recurrente en los últimos meses, la inflación. En este entorno, el mercado tiene los ojos puestos en Jackson Hole.

Actualmente, la Fed sujeta los tipos de interés en cifras de entre el 0% y 0,25%, política que mantiene junto con un plan de compra de bonos de 120.000 millones de dólares al mes. En la reunión de este miércoles, no está agendada ninguna actualización de las estimaciones económicas a futuro.

Los analistas esperan que la Fed mantenga esta política intacta, si bien prestarán mucha atención a cualquier guiño sobre cambios futuros. El mercado sufrió un ligero susto en junio, cuando el banco central reveló en su mapa de puntos sus intenciones de subir el precio del dinero en 2023. Con todo, en los últimos meses, Powell ha estado reiterando que la Fed no tiene prisa por corregir su política, especialmente en un entorno que todavía está marcado por la recuperación económica. En este contexto, el presidente de la entidad considera que el repunte de la inflación es transitorio y que está dentro de lo permitido por sus objetivos, que fueron revisados el año pasado.

Foto: Reserva Federal. (Reuters)

Para esta reunión, el mercado espera más de lo mismo. "No esperamos ningún cambio sustancial en la declaración de política del FOMC de mañana", zanja Françoi Rimeu, estratega senior de la gestora 'La Française'. "En el plano económico, prevemos que la FED mantenga un tono optimista y prudente, teniendo en cuenta la propagación de la variante Delta del covid", añaden desde la firma, explicando que "los datos del mercado laboral se han fortalecido, pero los miembros de la Fed necesitarán más elementos antes de sentirse cómodos endureciendo las condiciones financieras".

En ese sentido, Rimeu estima que el presidente Powell indicará que las discusiones sobre el 'tapering' continuarán durante el verano, aunque no espera que se revelen grandes detalles todavía. "La Fed podría anunciar un cambio en la conferencia de Jackson Hole (26-28 de agosto) o durante la reunión de septiembre (21-22) antes de un anuncio formal en diciembre", matiza. "Esperamos que Powell reafirme que las subidas de precios son principalmente transitorias, pero podría enfatizar que el Comité podría actuar si la inflación superior a la esperada persistiera durante un periodo prolongado".

En otras palabras, a Powell le depara una reunión algo sosa. "El mercado está entusiasmado ante la perspectiva de obtener algún tipo de señal nueva de la Fed en su próxima reunión... pero, es más probable que Powell intente ganar tiempo y esa señal no se produzca", considera Luke Bartholomew, Economista Monetario Senior de Aberdeen Standard Investments. "Se ha hablado mucho de los signos de discordia sobre la política en el Comité", subraya el experto. "Pero el núcleo de miembros que son los verdaderos agentes de poder de la Fed continúan alineados en líneas generales con la trayectoria de los tipos de interés; además, la inevitable propagación de la variante delta es ciertamente una cuestión a tener en cuenta por la Fed, lo que aumenta los riesgos a la baja".

"El mes pasado, la Fed sorprendió a muchos con previsiones que implicaban una subida más temprana de los tipos de interés", explica Bartholomew. "No van a querer echar aceite a ese fuego ahora, así que lo que probablemente veamos son palabras tranquilizadoras sobre el seguimiento de la variante delta por parte de la Fed y la reafirmación de su creencia de que la inflación es transitoria", matiza el economista. "Jackson Hole el próximo mes es la cita más temprana en la que veremos algún movimiento significativo en la política".

Reserva Federal Inflación