Compras en banca y ventas en bonos: los mercados europeos se creen a la Fed
  1. Mercados
SUBIDA DE TIPOS EN 2023

Compras en banca y ventas en bonos: los mercados europeos se creen a la Fed

La Reserva Federal afecta este jueves a las cotizaciones de los mercados europeos. Los bancos y los bonos se suelen mover de forma inversa a las expectativas de política monetaria

placeholder Foto: La Bolsa de Madrid. (EFE)
La Bolsa de Madrid. (EFE)

La Reserva Federal marca el ritmo de los mercados más allá de Wall Street. En Europa, los bancos abren las bolsas con fuertes subidas, mientras que los bonos soberanos disparan las rentabilidades (que se mueven de forma inversa a los precios y, por ende, la demanda).

En el 'dot-plot', o diagrama de puntos, que el banco de EEUU publicó en la tarde del miércoles, la entidad presidida por Jerome Powell apunta a que no espera ningún cambio en los tipos en 2021, pero sí espera que en 2023 se produzcan al menos dos subidas de tipos.

Por otro lado, Powell, aseguró que el incremento de la inflación en los próximos meses podría ser más elevado y sostenido en el tiempo que lo que reflejan sus expectativas, según las cuales los incrementos recientes se deben únicamente a "factores transitorios".

Foto: Foto: EC.

Todo, en un momento en el que el Banco Central Europeo (BCE) se esfuerza, en cambio, por evitar hablar de subidas en el precio del dinero, con mensajes que llegan a ser contradictorios: por un lado, defiende la necesidad de impulsar y acompañar la recuperación económica tras el covid con sus programas de estímulos y, a la vez, admite mayores presiones inflacionistas.

De momento, parece que los mercados escuchan más a la Fed. Aquellos activos más sensibles a la política monetaria se mueven también en Europa. Por ejemplo, la banca, cuyo negocio se ha visto comprometido en la última década por el bajo entorno de los tipos de interés, celebra este jueves la noticia.

En el Ibex 35, el BBVA se revaloriza un 1,75%, tras reiterar su intención de llevar a cabo el plan de recompra del 10% de sus acciones. Le siguen Santander, con una cotización plana (0,12%) y, en negativo, el Sabadell (-0,98%), Bankinter (-0,60%) y CaixaBank (-0,63%). El índice español, altamente bancarizado, se mueve así con una subida del 0,35% (que contrasta con las caídas de los índices estadounidenses, con mucho peso de la tecnología). Una tendencia que también se da en el Eurostoxx, donde BNP Paribas gana un 1,02%, Deutsche Boerse un 2,68% o Intesa Sanpaolo un 0,06%, apenas revalorizándose al cierre del parqué.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE)

En cambio, los bonos sufren un tropiezo. La deuda soberana también suele ser indicador de las expectativas de los tipos de interés, ya que el entorno marca los tipos a los cuales se emiten estos activos. Si hay expectativa de que el precio del dinero vaya a subir, los accionistas venden temiendo a la erosión del poder adquisitivo que le ofrece la inversión actual, además de la perspectiva de que futuras emisiones con tipos más altos resten atractivo a los bonos que actualmente tienen en cartera.

La rentabilidad de los bonos se mueve de forma directamente inversa al precio de los mismos, que a su vez, responde a las compras o ventas del mercado. El alemán a 10 años suele ser el bono de referencia en estos casos, ya que es el menos expuesto a los vaivenes políticos que también afectan las expectativas de pago por parte de los gobiernos.

Nada más abrir la sesión, este activo ha disparado la rentabilidad hasta pasar de un -0,25% hasta un -0,15%, aunque, según ha avanzado la sesión, ha rebajado ligeramente la marcha hasta cotizar en un tipo del -0,17%. También el bono español ha reaccionado a la noticia de la Fed, alcanzando esta mañana un tipo del 0,43% cuando el miércoles se había situado en un 0,39%.

Reserva Federal Banca Jerome Powell Inflación
El redactor recomienda