El euríbor gira a la baja en junio en plena encrucijada del banco central
  1. Mercados
TRAS CUATRO MESES DE SUBIDAS

El euríbor gira a la baja en junio en plena encrucijada del banco central

El Banco Central Europeo (BCE) lleva semanas intensificando su discurso acerca de su posición monetaria, lo que ha relajado las expectativas de euforia del mercado

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El euríbor gira a la baja en las últimas semanas, aunque aún está por ver si se trata de un cambio de tendencia contundente. El índice a 12 meses, el indicador que más se usa en España para calcular las hipotecas, frena las subidas de cuatro meses consecutivos.

Asimismo, el euríbor cae hasta situarse en una tasa media del -0,487%, frente al -0,481% de cierre de mayo, con lo que podría romper con cuatro meses consecutivos de subidas. En enero de este año, el euríbor marcó su último mínimo histórico (-0,505%), y desde entonces ha mantenido una tendencia alcista. En febrero subió al -0,501%; en marzo, al -0,487%; en abril, al -0,484%, y en mayo, al -0,481%.

El euríbor, que está vinculado al entorno de tipos del banco central, cotiza en un contexto complejo para los representantes de política monetaria. Con los datos de inflación en auge, el Banco Central Europeo (BCE) se enfrenta a la encrucijada de responder ante el que es su principal objetivo como entidad: el control de la evolución de los precios. A diferencia de la Reserva Federal, el organismo presidido por Christine Lagarde todavía se encuentra revisando la visión estratégica sobre sus funciones.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE)

Con la abundancia sin precedentes en términos de estímulos monetarios y fiscales marcando el ritmo económico junto con las campañas de vacunación, el BCE se ha mantenido firme en su postura de que continuará con sus planes de apoyo, de momento, sin normalizar sus medidas. En cambio, en los últimos meses, el mercado había estado asumiendo que sí habría un cambio de entorno, hasta el punto de llamar la atención al propio banco central con las subidas de tipos de la deuda. Todo hasta que en las últimas semanas la retórica del mercado ha dado un giro, con los bonos a 10 años virando ligeramente a la baja.

Lagarde ha intensificado su mensaje. El pasado jueves, el BCE se mostró más optimista con la recuperación económica y elevó las previsiones de crecimiento de la región hasta el 4,6% para este año, y las de inflación, hasta el 1,9%. Pese a ello, Lagarde, hizo hincapié en que cualquier discusión de la retirada de los estímulos monetarios sería "prematura". Por ello, el BCE decidió mantener sus medidas y aseguró que durante el próximo trimestre espera continuar las compras de deuda a un ritmo significativamente más elevado.

Foto: Foto: iStock.

Un mensaje contundente que la responsable de la política monetaria europea lleva tiempo emitiendo y que ha intensificado en las últimas semanas. De hecho, apenas tres semanas antes, Lagarde ya dijo en una comparecencia en Lisboa (Portugal) que "era demasiado pronto" para reducir los estímulos y que "en realidad era innecesario". De hecho, según informa Bloomberg citando a fuentes anónimas, la decisión de mantener sin cambios la política la semana pasada estuvo muy influenciada por este tipo de comentarios, con los responsables mostrando preocupación acerca del impacto que tendría reducir el ritmo de compras de activos tras este tipo de discursos.

Justo el día de la reunión del BCE, la tasa diaria del euríbor bajó (se hizo más negativo) hasta el -0,488%, desde el -0,485% previo. Al día siguiente, el viernes, descendió de nuevo, hasta el -0,489%. Este lunes y martes, el indicador se mantuvo estable en el -0,488%. Con todo, está por ver cómo resuelven el BCE esta encrucijada, pendiente también de las decisiones de la Reserva Federal.

Euríbor Banco Central Europeo (BCE) Christine Lagarde Inflación
El redactor recomienda