Balance a 6 meses del divorcio: Sabadell sube un 51%, 13 puntos más que BBVA
  1. Mercados
MEJOR COMPORTAMIENTO EN BOLSA

Balance a 6 meses del divorcio: Sabadell sube un 51%, 13 puntos más que BBVA

La entidad catalana sube un 50% desde el 27 de noviembre de 2020, fecha en que cayó en bolsa con la cancelación de la fusión que estaba en marcha con BBVA

placeholder Foto: Josep Oliu y Carlos Torres. (Irene de Pablo)
Josep Oliu y Carlos Torres. (Irene de Pablo)

BBVA y Banco Sabadell han hecho lo mismo con fusión que sin ella, realizar ajustes para reducir costes estructurales. Es decir, negociar la salida de trabajadores, aunque con grandes diferencias entre ambos. También las hay en la evolución en bolsa, donde el banco catalán supera con creces al vasco, si bien el punto de partida no era el mismo.

Sabadell sube más que BBVA desde el 27 de noviembre de 2020, fecha en que anunciaron la ruptura de negociaciones. La respuesta del mercado se tradujo en un desplome del 13,6%. El día antes, ya se barruntaba esta posibilidad, y Banco Sabadell perdió un 5,4%. Mientras que el 30 de noviembre volvió a caer un 6,4%.

Foto: Foto: EFE.

Si se pone el corte en el 26 de noviembre, cuando los inversores comenzaron a tomar posiciones sobre que Sabadell seguiría en solitario, el banco sube un 51% en bolsa, mientras que BBVA se revaloriza un 38%, en línea con el resto de bancos. En concreto, el Ibex 35 Bancos, índice que aglutina las mayores entidades, sube desde entonces un 35%, pero en este impulso pesa también Sabadell.

Carlos Torres y Onur Genç siempre defendieron que la opción elegida para emplear los 9.700 millones de euros de la venta de su filial estadounidense a PNC sería la que genere mayor retorno sobre el capital a los accionistas. Genç aseguró en un encuentro bancario, en plenas negociaciones, que Sabadell era una alternativa que competía con el resto, lo que enfrió las expectativas del mercado y molestó en el banco catalán con sede social en Alicante.

Al final, BBVA ha optado por gastar el grueso de este excedente del capital en un programa de recompra de acciones y en un expediente de regulación de empleo (ERE) en España de más de 3.000 empleados que está intentando acordar con los sindicatos. La entidad ha justificado el ajuste en el proceso de digitalización de la banca y el comportamiento de los clientes, aunque los sindicatos critican que el ‘tijeretazo’ se produce sin que se pueda escudar en un exceso de capacidad derivado de una fusión o por la cuenta de resultados.

Los inversores han dado una tregua al Sabadell, incluyendo el cierre de posiciones cortas. Pero Sabadell venía de muy abajo

De hecho, BBVA está siguiendo la guía de cualquier banco tras una fusión: sentar a una mesa a los sindicatos para acordar un ERE. También Sabadell prepara nuevas salidas a través de un nuevo programa de 500 prejubilaciones incentivadas en el plan estratégico que presentará este viernes, y que profundizará en mejorar la eficiencia y rentabilidad.

La entidad anunció justo al romper con BBVA que prepararía un plan estratégico, y lo hace con un nuevo consejero delegado, después de que César González-Bueno haya sustituido a Jaime Guardiola. Por ahora, el banco ha seguido con su plan de desinversiones, al vender la parte industrial del 'renting' a ALD, tal y como avanzó este medio, y ha iniciado negociaciones con Morabanc para vender su filial en Andorra.

Los inversores han dado una tregua al Sabadell, incluyendo el cierre de posiciones cortas. Pero Sabadell venía de muy abajo. En noviembre, cotizaba por debajo de las 0,2 veces el valor en libros. Es decir, con un descuento en bolsa respecto al valor contable de más del 80%. Desde las 0,19 veces al romper con BBVA ha pasado a las 0,29 veces. Una mejora importante, pero que no quita para que el descuento supere el 70%.

Foto: (Reuters)

En el caso del BBVA, en noviembre estaba por debajo de las 0,5 veces, mientras que ahora se mueve en 0,76 veces. La mejoría de la valoración supera en un 66% en Sabadell respecto a BBVA, si bien el mayor castigo lo estaba sufriendo el banco catalán cuando empezaron a negociar.

Sabadell había contratado a Goldman Sachs para explorar opciones, mientras que BBVA contrató a JP Morgan. Mientras ya estaban negociando, BBVA acordó la venta de su filial estadounidense, impulsando el precio de la acción y dando argumentos a Torres en la negociación. Sin embargo, apenas en unas horas, se conoció que había conversaciones con la entidad presidida por Josep Oliu y esta acabó subiendo más en bolsa. Desde ese momento, según fuentes conocedoras, la negociación fue perdiendo posibilidades de culminar en acuerdo.

Banca
El redactor recomienda