El Ibex se 'rebancariza': el sector financiero vuelve a dominar en la bolsa española
  1. Mercados
Ganancias del 95% en seis meses

El Ibex se 'rebancariza': el sector financiero vuelve a dominar en la bolsa española

La reciente oleada de resultados ha reafirmado el cambio de rumbo de la banca española sobre el parqué, que ha devuelto al sector un peso dominante en el mercado nacional

placeholder Foto: Una pantalla muestra los valores del Ibex 35. (EFE)
Una pantalla muestra los valores del Ibex 35. (EFE)

La historia de los bancos españoles sobre el parqué ha dado un vuelco radical en los últimos seis meses. Y la reciente oleada de resultados, correspondientes al primer trimestre de 2021, no ha hecho sino confirmarlo. El que durante mucho tiempo ha sido tratado como un sector a evitar se muestra ahora como una de las opciones de inversión más codiciadas por parte de los inversores, lo que se ha traducido, solo en la última semana, en ganancias entre el 15 y el 10% para Sabadell, Santander y Bankinter, mientras que BBVA y CaixaBank sumaron cerca de un 8 y un 7%, respectivamente.

Las cuentas que han ido desvelando las entidades en los últimos días han sido interpretadas como la evidencia de que el sector ha logrado dejar atrás lo peor de la crisis con menos heridas de lo que se temía. La resistencia de las métricas de calidad crediticia está permitiendo al sector reducir de forma considerable el nivel extraordinario de provisiones registrado durante los primeros compases de la crisis. Y una evolución relativamente buena de las cifras de negocio, que se conjuga con la reducción de costes derivada de las más recientes medidas de ajuste, ha favorecido unas cifras de beneficios claramente por encima de las que cabía esperar hace apenas unas semanas.

Esta mejora ha supuesto el último impulso para un sector que desde finales de octubre ha logrado deshacerse de las dudas que le venían penalizando desde el inicio de la pandemia —y desde mucho antes—. El relato de la recuperación económica ha venido acompañado por ciertos indicios de reflación que resultan especialmente relevantes para un sector tan penalizado por el escenario de tipos de interés negativos. Con las rentabilidades de los bonos soberanos europeos al alza desde finales del año pasado (el 'bund' alemán o el bono español han sumado más de 40 puntos básicos), ante las crecientes expectativas de inflación a largo plazo, y el euríbor también recuperando terreno, los inversores parecen haber encontrado terreno para reparar en un sector cuyas cotizaciones habían alcanzado valoraciones de derribo. El precio medio sobre el valor contable tangible entre los bancos del Ibex se situó por debajo de 0,4 veces a finales del pasado mes de septiembre, tras sufrir pérdidas bursátiles superiores al 50% desde que el coronavirus comenzó a azotar los mercados europeos.

El resultado de esto ha sido un vuelco espectacular sobre el parqué, que ha devuelto a los bancos españoles parte del brillo perdido en bolsa. Si desde el pasado 28 de octubre el Ibex 35 ha sido capaz de anotarse unos retornos que rondan el 40%, ha sido, en gran medida, gracias al rendimiento del sector financiero, que acumula de media ganancias próximas al 95% en estos seis meses. Unas alzas que le han permitido recuperarse ya casi por completo de las pérdidas sufridas durante los primeros meses de la crisis.

En este periodo, las acciones de Banco Santander, Banco Sabadell y BBVA han logrado firmar revalorizaciones que superan el 100%, unas cifras que también rozan los títulos de Bankinter, que acaba de desprenderse de su filial de seguros Línea Directa. Algo rezagado, con ganancias cercanas al 70%, queda CaixaBank, que ha sellado en las últimas semanas su fusión con Bankia, y que es, con todo, la entidad financiera española que, junto a Bankinter, mejor ha evolucionado sobre el parqué desde la embestida de la pandemia.

En total, el buen rendimiento del sector en estos últimos seis meses ha supuesto una ganancia conjunta de capitalización superior a los 55.000 millones de euros, prácticamente un tercio del valor total que ha recuperado el Ibex en ese periodo. Y este rendimiento ha devuelto a la banca 'las riendas' del índice bursátil de referencia en España. Al cierre de la sesión del pasado viernes, los cinco bancos integrados en el índice sumaban una ponderación conjunta del 23,66%, superando el 21,85% que representan las compañías ligadas al sector de electricidad y gas (Iberdrola, Endesa, Naturgy, Red Eléctrica y Enagás), según los datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Foto: Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. (EFE)

A finales de octubre, las compañías eléctricas superaban en 10,5 puntos porcentuales la ponderación de los entonces seis bancos del Ibex (incluyendo Bankia), que había descendido a poco más del 17%, dando forma a lo que parecía un vuelco histórico en la composición del mercado español. El sector financiero siempre ha supuesto una parte fundamental del mercado bursátil español, llegando a representar durante mucho tiempo más de un tercio de la composición del Ibex 35 (por ejemplo, a finales de 2007, los bancos del índice ponderaban más de un 35%).

La decadencia en que se ha visto inmerso el sector desde entonces, a raíz de la crisis financiera y el estallido de la burbuja inmobiliaria, ha ido paulatinamente restándole fuerza. Pero la ausencia de un relevo ha permitido que la banca siguiera acaparando una fuerza inusualmente anómala en la bolsa española, de modo que el 19 de febrero de 2020, justo antes del revés del coronavirus, el sector representaba aún cerca del 25% del mercado español (frente a apenas el 9% que representaba en esos momentos en el EuroStoxx).

El azote de la pandemia pareció dar un vuelco a esta situación. No solo por el previsible daño que la crisis habría de infligir en los balances financieros y por agudizar un escenario global de tipos de interés bajos que resulta rotundamente lesivo para la rentabilidad de su negocio, sino también por suponer un acelerón a una serie de tendencias de transformación económica (principalmente, digitalización y transición energética) que, respaldadas por los planes masivos de inversiones para la recuperación, deberían favorecer el surgimiento de una nueva 'élite' corporativa, también en España.

Cuando el pasado septiembre Cellnex llegó a superar el valor bursátil de Santander, expulsando al banco del 'top tres' de las mayores compañías de la bolsa española, esa transformación parecía ya un hecho en la bolsa española. Los líderes históricos del mercado nacional, el propio Santander, BBVA y Telefónica, languidecían ante la pujanza de compañías nuevas como Cellnex o mejor posicionadas para aprovechar las nuevas tendencias, como Iberdrola o Inditex.

Ahora, sin embargo, Santander ha logrado arrebatar a Inditex la segunda posición por ponderación en el Ibex, situándose solo por detrás de Iberdrola. BBVA se ha afianzado en la cuarta posición, superando incluso a Cellnex. Y CaixaBank, tras la absorción de Bankia, ha logrado hacerse de nuevo un hueco entre los 10 valores con más peso en el índice bursátil.

La tradicional dependencia de la banca ha sido considerada a lo largo de los últimos años un lastre para el Ibex 35, una de las claves de que el índice español se haya situado persistentemente a la zaga de las grandes bolsas internacionales. Ahora, sin embargo, cuando el sector financiero se sitúa junto al turístico como el que mejor evolución ha mostrado en lo que va de año, son los bancos los que están permitiendo mantener el tipo al Ibex, contrapesando la atonía de otros grandes valores como Iberdrola, Cellnex o Amadeus.

Foto: Sede del Banco de España. (EFE)

La buena dinámica reciente ha ido acompañada, además, de una mejora de la visión que mantienen los expertos sobre un sector que se considera que puede descollar entre los beneficiarios de los planes de recuperación puestos en pie en Europa. Así, y pese al tirón registrado en los últimos seis meses, los expertos siguen apostando mayoritariamente por la compra de las acciones de Santander y CaixaBank y se inclinan por mantener los títulos de BBVA, a pesar de que en los tres casos el potencial de revalorización resulta algo ajustado, según los precios objetivos medios recopilados por Bloomberg. Más dudas generan las perspectivas de Bankinter y Sabadell, aunque también han mejorado tras sus recientes presentaciones de resultados.

Con todo, no faltan las llamadas a la cautela entre los analistas. Y es que, a pesar de las fuerzas incuestionables que hoy juegan a favor de los bancos, los desafíos que han venido penalizando su negocio en los últimos años siguen tan vivos como antes: el escenario de tipos de interés bajos parece improbable que pueda revertirse en el corto plazo, por lo que es de presumir que seguirá constriñendo la rentabilidad del sector, y la transformación de la banca para adaptarse a las nuevas tendencias y la nueva competencia digital es un proceso que aún requerirá de cuantiosos ajustes e inversiones. Además, en el caso de los bancos españoles, no puede descartarse que las heridas que ha dejado la crisis del coronavirus acaben aflorando en el medio plazo, provocando un sensible deterioro de la calidad de los balances.

Así, las opciones de la banca en bolsa parecen quedar pendientes de la capacidad que tenga la economía española de dibujar una recuperación sólida y sostenida, y que esta se traduzca, esta vez sí, en unos volúmenes de negocio crecientes que permitan aliviar las presiones que seguirán evidenciando los márgenes. Parece este el único camino posible para que los bancos puedan seguir recuperando terreno en bolsa y llevar de su mano al Ibex a cotas más elevadas.

La historia de los bancos españoles sobre el parqué ha dado un vuelco radical en los últimos seis meses. Y la reciente oleada de resultados, correspondientes al primer trimestre de 2021, no ha hecho sino confirmarlo. El que durante mucho tiempo ha sido tratado como un sector a evitar se muestra ahora como una de las opciones de inversión más codiciadas por parte de los inversores, lo que se ha traducido, solo en la última semana, en ganancias entre el 15 y el 10% para Sabadell, Santander y Bankinter, mientras que BBVA y CaixaBank sumaron cerca de un 8 y un 7%, respectivamente.

Ibex 35 Sector Financiero Banca
El redactor recomienda