Rebelión de agentes de banca privada de Bankinter por un cambio de condiciones
  1. Mercados
CABREO POR TENER QUE PAGAR EL ALQUILER

Rebelión de agentes de banca privada de Bankinter por un cambio de condiciones

Decenas de agentes han firmado una misiva a María Dolores Dancausa quejándose de un cambio unilateral por parte del banco en las condiciones de esta red

placeholder Foto: María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (EFE)
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (EFE)

Los agentes financieros de Bankinter, una de las vías de crecimiento de la entidad en banca privada, están en pie de guerra contra el banco. La entidad tiene varios centros de trabajo para estos asesores de altos patrimonios que, cumpliendo con algunos requisitos, eran de uso gratuito. Pero a partir de ahora, los agentes tendrán que pagar por estos puestos, lo que ha provocado malestar en la red. Desde Bankinter, no hay comentarios.

Bankinter cuenta con estos centros en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y A Coruña. En el primer caso, varias decenas de agentes financieros que trabajan en las oficinas que tiene Bankinter en Príncipe de Vergara 37 han firmado una carta dirigida a la consejera del banco, María Dolores Dancausa, y con copia a varios ejecutivos, quejándose del cambio de condiciones.

Foto: María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (EFE)

En concreto, se quejan de que Bankinter pasa a pedirles 500 euros mensuales por mesa de trabajo y wifi, además de usar sus propias herramientas de trabajo. Algunos de estos agentes, explican fuentes del mercado, son sociedades que tienen varios trabajadores y operan con contrato agencial con el banco, con lo que pagarán 500 euros por cada persona que trabaje en el centro.

Según las mismas fuentes, hay 65 agentes en el centro madrileño, con lo que si todos pagan, serían 390.000 euros anuales que les repercutiría Bankinter. El banco cuenta con la mayor red de agentes financieros de banca privada del país, con un total de 355, según el registro del Banco de España. Hay redes mayores, como en Mediolanum, BBVA y Santander, pero no especializadas en altos patrimonios como en Bankinter. Los agentes son trabajadores autónomos con contrato mercantil pero relación exclusiva con la entidad con la que operan, con la que no tienen vinculación laboral. Gran parte de los agentes de Bankinter ya trabaja en oficinas aparte de las que provee el banco.

La red de agentes ha sido una de las vías de crecimiento del banco en su estrategia de aumentar el negocio de recursos de clientes fuera de balance, con clientes de banca privada en este caso. Y así se lo recuerdan en la misiva los agentes: “Nuestro desempeño profesional y nuestros resultados muestran que el negocio crece a tasas bastante aceptables y por tanto no somos capaces de entender las motivaciones detrás de esta decisión y que no pueden ser de índole económica. Al menos no directamente achacables a los agentes, que suponemos un coste fijo bastante menor para los resultados que obtenemos. Resultados que no han parado de crecer en los últimos años y que hacen difícil comprender este asunto”.

El banco, que durante años ha tenido una política de captación de agentes agresiva para crecer en banca privada, ha estado bonificando el alquiler de los que usaban sus centros. La entidad cargaba una cantidad mensual como alquiler que se abonaba en las facturas mensuales, ligada a resultados como la consecución de un beneficio antes de impuestos mínimo. En 2018, ya cambió en el nuevo contrato, y desapareció la cláusula.

Comunicación del cambio

Un contrato que “nos vimos obligados a suscribir”, denuncian en la comunicación con Bankinter. “Obligados porque, ya por aquel entonces, no fuimos pocos los que veíamos en el nuevo contrato una pérdida de derechos para las agencias en beneficio del banco, ya que dejaba a este en posición de poder modificar casi cualquier aspecto relativo al mismo de manera arbitraria. Lamentablemente, los hechos acaecidos en los últimos días parecen darnos la razón”, agregan.

Los agentes critican la medida y la forma de comunicarla, ya que a su juicio es “poco seria para una entidad como Bankinter. Una decisión que afecta sensiblemente a la relación de los agentes con el banco y viceversa, y que afectará sin duda a la relación de muchos clientes con los mismos, no puede ser comunicada por medio de una llamada como si de un comentario matutino de mercados se tratara”.

Foto: María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (EFE)

También se quejan del nivel de interlocución por la jerarquía, y alegan que “este tipo de cosas lo único que consiguen es generar desconfianza, que como usted bien sabe es la base de nuestro negocio. Y la desconfianza nunca trae nada bueno en un sector en continuo movimiento”. Desgraciadamente, prosigue el texto, “esta sensación va calando entre nosotros de un tiempo a esta parte por la estrategia adoptada por el banco hacia nosotros con los relevos de equipos que se han producido y las decisiones adoptadas por los mismos”.

Bankinter gestiona 40.000 millones de altos patrimonios, según la última actualización a diciembre de 2019 de los datos que facilita a ‘Funds People’. La entidad que dirige María Dolores Dancausa está en cuarto lugar en España, y en gran parte por el crecimiento que ha tenido a través de los agentes. La carta de queja está dirigida a la propia Dancausa y a los ejecutivos Gloria Ortiz, directora de Banca Comercial; Yolanda Cerrato, directora de Banca Privada; Alejo Víctor García, director de la red de agentes; Fátima Morcillo del Brío, directora de organización de la red de agentes en Madrid, y José Luis Poveda Chacón, director de la red de agentes y EAF.

Los agentes financieros de Bankinter, una de las vías de crecimiento de la entidad en banca privada, están en pie de guerra contra el banco. La entidad tiene varios centros de trabajo para estos asesores de altos patrimonios que, cumpliendo con algunos requisitos, eran de uso gratuito. Pero a partir de ahora, los agentes tendrán que pagar por estos puestos, lo que ha provocado malestar en la red. Desde Bankinter, no hay comentarios.

Banca privada María Dolores Dancausa Noticias de Bankinter
El redactor recomienda