Infraestructuras, inmobiliario, turismo... La receta de los bajistas en el Ibex posvacuna
  1. Mercados
DESDE LAS NOTICIAS DE LA VACUNA

Infraestructuras, inmobiliario, turismo... La receta de los bajistas en el Ibex posvacuna

Con los primeros resultados de eficacia de Pfizer en noviembre, los inversores han tenido ya varios meses para posicionarse para la recuperación. Los bajistas buscan ganar con la decepción

placeholder Foto: EFE.
EFE.

Pronto se cumplirá un año desde que los primeros casos de covid-19 en Europa empezaron a lastrar a las bolsas hasta culminar en los desplomes históricos de marzo. Tras meses de altibajos, la llegada de las primeras noticias sobre las vacunas el pasado 9 de noviembre consiguió volver a animar a la renta variable y los inversores ya adelantan la recuperación, tomando asiento en valores cíclicos como los bancos y el sector del turismo.

Pese a la campaña de vacunación, la pandemia todavía dura. Un terreno resbaladizo, plagado de altibajos, donde los bajistas buscan oportunidad de beneficiarse de las caídas, posicionándose con el alquiler de las acciones en aquellos sectores donde ven oportunidad de retrocesos. En un Ibex 35 pos vacuna, todavía asolado por la persistencia del coronavirus, pero ya pendiente de la luz al final del túnel, los cortos reiteran su recelo por las infraestructuras y afloran sus apuestas contra la energía y el sector inmobiliario, poniendo también el ojo sobre los valores del turismo.

Los bajistas, que tan en el foco han estado en otros fenómenos recientes como el de GameStop, son inversores que toman prestadas acciones (a cambio de una comisión) para luego venderlas en el mercado y volver a comprarlas más baratas tras las caídas. Al devolver el título, el corto asume así un margen de beneficio, ya que devuelve la acción a cambio del precio inicial. En España, solo los fondos extranjeros tienen permitido por ley operar bajo estos parámetros y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publica aquellas posiciones que superen el 0,5% del capital de la cotizada.

Foto: Imagen del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Desde el 9 de noviembre, los ‘hedge funds’ han podido ya afilar cuchillos y llegan al aniversario de la pandemia con viejas apuestas favoritas. ACS y Ferrovial siguen siendo dos de sus cotizadas favoritas en el selectivo español, con fondos como Ako, Marshall Wace o AQR insistiendo con su dinero en que las dos compañías tienen potencial de caída.

También la compañía de infraestructuras para las telecomunicaciones, Cellnex, lleva toda la pandemia en el foco de los bajistas, aunque con subidas de más del 30% en 2020 parece que solo les puede haber dado disgustos. Eso sí, tras la llegada de las primeras noticias de la vacuna en noviembre, las acciones ‘growth’ de la cotizada han dado paso a compañías del ‘value’ y Cellnex retrocede casi un 20% desde la sesión histórica de noviembre.

Por otro lado, en la transición entre 2020 y el nuevo año, los ‘hedge’ han estado poniendo en el foco en el sector de la energía. Más allá de querer sacar provecho de las (polémicas) renovables de Solaria, también han puesto el ojo en Red Eléctrica y Enagas, con posiciones que han dado sus frutos gracias a caídas a doble dígito que acumulan desde las primeras noticias de las vacunas. Una suerte que no corrió Marshall Wace con Naturgy, donde en plena opa de IFM el 26 de noviembre, tuvo que deshacer posiciones. Más allá del concepto puro del sector, los bajistas también le ponen ojitos a las pérdidas de Siemens Gamesa, donde ven en la producción de infraestructura para la energía eólica una oportunidad de caída en el Ibex 35 del 2021.

También relacionado con este híbrido entre las infraestructuras y las renovables, los ‘hedge’ han plegado velas en Acciona, uno de los valores más asolados por los cortos que, tras anunciar sus planes de sacar a bolsa la filial de Energía, ha despedido definitivamente al último bajista que le quedaba en una posición relevante, Ako.

Con todo, los cortos también se fijan en algunos de los sectores de mayor grado cíclico, con Merlin y Colonial entre sus nuevas apuestas a la baja. Las dos socimis han sufrido las consecuencias del confinamiento sobre el valor de sus activos, tanto en el ámbito comercial como en el segmento de las oficinas, aunque desde que las primeras novedades de las vacunas empezaron a calar en noviembre han mantenido los precios en una cotización plana con ligeros avances al alza.

De hecho, en las últimas semanas los bajistas también se están volviendo a fijar en el turismo del Ibex 35. Antes de la llegada de los resultados de Pfizer, Meliá tenía una mayor apuesta en corto que ahora, pero en las últimas sesiones de febrero Marshall Wace ha estado volviendo a aumentar la presión con una inversión con la que ha pasado del 0,83% al 0,92% de la hotelera. También en Amadeus, la tecnológica de vuelos, AQR ha visto oportunidad de turbulencias, cruzando el umbral de la posición relevante en enero y nutriendo su inversión en corto en las últimas semanas.

Luego están viejas apuestas de los cortos, como Indra o Sabadell, que ya antes del covid-19 estaban en el foco de los bajistas aunque, de hecho, en los últimos meses los ‘hedge’ han aflojado la presión sobre sus acciones. Otras cotizadas de sectores varios, como la automovilística CIE Automotive, la aseguradora Mapfre o la farmacéutica PharmaMar han perdido toda posición relevante en corto desde que la posibilidad de una vacuna hizo acto de presencia en noviembre.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Bajistas
El redactor recomienda