Telefónica sufre la resaca bursátil de Telxius con el mercado enfocado en la deuda
  1. Mercados
JEFFERIES RECORTA LA RECOMENDACIÓN

Telefónica sufre la resaca bursátil de Telxius con el mercado enfocado en la deuda

Los analistas de agencias crediticias y bancos de inversión consideran que la operación está direccionada a bajar deuda, sí, pero que el alcance es moderado - muchos piden más

Foto: (Reuters)
(Reuters)

La alegría ha durado poco en Telefónica. La 'teleco' lidera las caídas del Ibex 35 este jueves tras perder un 2,84% en bolsa. Las caídas llegan después de que la cotizada se dispararse un 9,67% el miércoles por la venta de su filial de torres Telxius a American Tower Corporation (ATC) con unas plusvalías de en torno a los 3.500 millones de euros. El mercado celebró el elevado precio desembolsado por la estadounidense, así como el encuadre que tiene la operación dentro de los esfuerzos de Telefónica por reducir su deuda. Sin embargo, parece que tras la fiesta, la resaca sigue poniendo en relieve los desafíos que perduran para la teleco.

La deuda lleva años lastrando la cotización de la empresa y, tras la operación, sigue plagando las valoraciones de los analistas. Con la operación del miércoles, Telefónica dice reducir su ratio de apalancamiento (deuda neta/Oibida después de arrendamientos) en 0,3 veces. En el tercer trimestre este ratio se situaba en las 2,77 veces. Aún le quedan otras operaciones que permitirán un desapalancamiento adicional en los próximos meses, como la integración de O2 con Virgin Media en Reino Unido, por ejemplo, o la posible venta de activos en America Latina.

Foto: Foto: EC.

Las agencias de rating ya han empezado a valorar la operación. Según Fitch, la venta es “un paso clave para reestablecer el margen de su rating”, actualmente en un BBB estable. “Cuando afirmamos el rating de Telefónica en septiembre, dijimos que esperábamos que el ratio de deuda neto sobre fondos de las operaciones (FFO) se mantuviese justo o por debajo de nuestro tope de las 3,6 veces durante los próximos 12 o 18 meses (sin asumir ventas significativas) – tope a partir del cual habría rebajas –”, explican los analistas en el informe publicado este jueves. “Ahora esperamos que la empresa cumpla con un endeudamiento de entre 3,4 veces y 3,6 veces”.

“En nuestra opinión, la operación de las torres subraya el valor de la evolución de la estrategia de activos de Telefónica, con un énfasis en sus mercados clave a nivel de telecomunicaciones y con una gestión efectiva de los activos que no son estratégicos y así reducir deuda”, concluyen.

Por su parte, Moody’s, que mantiene un ‘rating’ del Baa3 estable, considera que la operación es “un punto positivo para la deuda” pero de forma “marginal”. Según sus estimaciones, el efecto de desapalancamiento de la operación es de entre las 0,1 veces y las 0,2 veces “porque la reducción de la deuda se verá en parte compensada por el aumento de la carga del alquiler de las torres bajo el acuerdo con American Tower” (en el que la española seguirá usando estos activos pero pagando alquiler a la estadounidense). En este entorno, esperan que el apalancamiento de la deuda ajustada se quede en las 3,7 veces en 2021, que sí que está por debajo de las expectativas de 3,9 veces de 2021.

Foto: Antena de comunicaciones de Cellnex en el Pirulí de Madrid. (Reuters)

Aunque los analistas de la agencia no lo destaquen más que con un gráfico dentro del informe, este matiz es importante. Según dicho gráfico las expectativas anteriores de deuda sobrepasaban el umbral a partir del cual Moody’s consideraba que la nota crediticia de Telefónica estaba en peligro de ser rebajada. Con esta venta, la deuda se sitúa justo en el umbral, aunque sin sobrepasarlo.

Como el que no quiere la cosa, Moody’s también subraya en el informe que las torres vendidas por Telxius solo representan “una pequeña porción” del total de 130.000 torres que opera Telefónica y 66.000 de las que tiene a nivel global, directamente o a través de sus subsidiarias en 12 mercados. “La empresa todavía tiene capacidad para monetizar otros activos de torres”, apuntan.

S&P, que fue quién rebajó el año pasado a la ‘teleco’ hasta un eslabón del grado de especulación (BBB- estable) todavía no se ha pronunciado.

En bolsa

Sin embargo, el pesimismo sigue latente. El banco de inversión estadounidense Jefferies ha rebajado la recomendación de Telefónica de ‘mantener’ a ‘vender’ este jueves, argumentando que la compañía sigue ‘en aguas profundas’ (expresión que en inglés significa estar en dificultades).

Según explican los analistas la recesión y la competencia en un mercado de seis jugadores están pesando sobre la empresa, y la presión doméstica socava el pronóstico de desapalancamiento orgánico. Desde Jefferies apuntan a que, si se usa el parámetro de deuda neta ajustada (que ellos recomiendan usar porque incluye el impacto de los compromisos con los empleados y la deuda híbrida) el ratio se prevé para el cierre de 2020 en las 3,5 veces aún pese a la venta de las torres de Telxius – un ratio que consideran demasiado alto y que prevén que suba hasta las 3,71 veces a cierre de 2021.

“No creemos que la operación con Virgin en Reino Unido, la venta de los activos en América Latina o incluso el recorte de dividendo sean suficientes para solucionar el problema de deuda de Telefónica”, zanjan. Aunque sí que los verían como puntos positivos para el precio de la acción, desde Jefferies llevan tiempo reiterando la idea de que Telefónica se enfrenta a un cambio forzado de su estrategia de negocio – un cambio difícil en el actual entorno de competencia.

Foto: Fachada de la sede de Telefónica en Madrid. (EFE)

En cambio, otros analistas se limitaron a celebrar la operación. “En general, creemos que es una acción positiva y contribuye al camino hacia el desapalancamiento de Telefónica, el cual es clave para la ‘equity story’”, explican desde Morgan Stanley, donde creen que la venta “no ha sido una sorpresa”, ya que tiene sentido para la 'teleco' salirse de un mercado en el que empezaba a encontrarse límites de crecimiento. También los analistas de JP Morgan identifican esta reducción de deuda aunque, al igual que Moody’s, apuntan a que será “más modesta” debido a hay que tener en cuenta los pagos de los alquileres que ahora tendrá que llevar Telefónica. En su informe a clientes, le dedican más tiempo a analizar el impacto que tiene la entrada de American Towers en el sector de las torres europeo (donde temen por Cellnex) que en si es una operación positiva para la española.

En cambio, entre las firmas españolas, la operación ha levantado pasiones. "Noticia muy positiva tanto por la reducción de deuda (siendo esta una de las principales preocupaciones que pesan sobre la compañía) como por la valoración obtenida", dijeron el miércoles los analistas de Sabadell. "La venta de las torres es algo que rompe con la estrategia seguida hasta el momento por la compañía que consistía en seguir fortaleciendo el negocio pero el discurso últimamente había cambiado dado que las opciones de crecimiento inorgánico dentro del grupo Telefónica se empezaban a agotar (quedarían Reino Unido) por las valoraciones de las torres y la capacidad financiera necesaria para seguir creciendo (unido al carácter no neutral de Telxius en la actualidad)", concluyen desde el banco, donde creen que "las torres no eran un activo estratégico para Telefónica y que la generación de valor al vender torres a terceros era mayor, por lo que consideramos muy buena esta operación".

Noticias de Telefónica
El redactor recomienda