Por qué invertir en agua, el oro del siglo XXI
  1. Mercados
FINECT

Por qué invertir en agua, el oro del siglo XXI

Desde el 7 de diciembre este recurso cotiza en Wall Street, vinculado al índice NASDAQ Veles California Water Index

placeholder Foto: (iStock)
(iStock)

El agua es esencial para la vida. Sin embargo, es un recurso muy escaso, de ahí que sea conocido como el “oro azul” o “el oro del siglo XXI”. Solo el 3% del planeta es agua dulce y de ese 3% el 70% está congelada y del 30% restante un 75% está contaminada. Con ello, solo un 0,25% del agua disponible es potable. Miles de personas viven sin acceso a ella. Según la ONU más de un tercio de la población vive sin saneamiento básico y 748 millones no tienen acceso apropiado a agua potable. Esta inadecuada infraestructura causa la muerte de millones de personas cada año. Y podría ir a peor. Para 2050, hasta 4.000 millones de personas podrían estar viviendo con estrés hídrico "severo", frente a los 1.200 millones de la actualidad.

A su vez, la demanda de agua no para de aumentar. Según el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2020 Agua y Cambio Climático, su uso se ha multiplicado por seis en los últimos 100 años y continúa aumentando a un ritmo constante del 1% anual, debido principalmente al desarrollo económico, al crecimiento demográfico y al cambio en los patrones de consumo. “Cualquier producto requiere agua: producir una taza de café requiere 120 litros, un kilo de carne 15.000, seis veces más que para la misma cantidad de arroz y una industria de microchips hasta 40.000 de agua destilada/hora”, afirma Patricia de Arriaga, subdirectora general de Pictet AM. Sin olvidar la mayor incidencia de sequías e inundaciones.

Foto: (iStock)

La inversión requerida en infraestructuras a nivel global oscilan en un rango de 6,7 billones de dólares para 2030 a 22,6 billones en 2050. “Como ejemplo tenemos la reciente sequia acaecida en Madrás (India) donde han tenido que llevar trenes para el suministro de agua a la población. En el mundo desarrollado, Pensilvania ha anunciado una inversión de 136.000 millones de dólares para mejorar las infraestructuras del agua”, señala Elena Armengot Paradina, directora de ventas en BNP Paribas Asset Management.

Sin olvidar que con la pandemia y el entorno de bloqueo que siguen pesando sobre la economía mundial, muchas naciones están recurriendo a programas de estímulo fiscal y ambientales para fomentar la actividad, y que muchos de estos programas podrían acabar en un aumento del gasto en infraestructuras de agua. “Desde el gasto en infraestructura en los EEUU, hasta el Acuerdo Verde de la UE o el próximo 14º Plan Quinquenal de China, todas las señales apuntan a un aumento de los gastos de capital en agua”, señala Alexandra Russo, miembro del equipo gestor del fondo Allianz Global Water.

Como ejemplo, Russo especifica el de EEUU. El plan en infraestructuras Biden de 1,3 billones de dólares contempla que aproximadamente la mitad de todo el gasto se destine a agua. “La propuesta inicial describe mejoras en las tuberías y los sistemas de alcantarillado, reemplazos de tuberías de plomo, mejoras de las plantas de tratamiento de agua, mayor integración de tecnologías de eficiencia y calidad del agua y mayor protección de las cuencas hidrográficas e infraestructura de agua potable frente a desastres naturales”, indica la gestora.

Este marco hace del agua una oportunidad de inversión presente y futura. De hecho, se trata una de las temáticas de las que más se está hablando en las últimas semanas. El primer boom se vivió en 2016, cuando a raíz de la película “La gran apuesta” se dio a conocer que Michael Burry, el inversor que anticipó la crisis financiera de 2008 y logró una gran rentabilidad invirtiendo contra el mercado hipotecario, había abandonado todas sus posiciones y se había centrado solo en agua. Ahora, esta inversión vuelve a estar en auge después de que el 7 de diciembre, el grupo CME lanzara contratos de futuros vinculados a este recurso, lo que permite a los inversores, agricultores y otros grandes usuarios apostar por el precio futuro del agua.

Aunque pueda parecer una inversión muy atractiva, debería ser solo para perfiles arriesgados

Tal y como explica Alexandra Russo, los contratos están vinculados al índice NASDAQ Veles California Water Index y, si bien el agua se negociará como otros productos básicos en bolsa, los contratos se liquidarán financieramente. “El lanzamiento de un producto financiero de este tipo indica que los grandes usuarios de agua están cada vez más preocupados por la naturaleza del recurso, mientras que los inversores ven la oportunidad de ganar dinero con la escasez”, explica Russo y añade: “Los futuros permiten a los agricultores protegerse contra el aumento de su precio, lo que afecta en gran medida su sustento, mientras que los inversores pueden beneficiarse de la escasez del recurso”.

Pero aunque pueda parecer una inversión muy atractiva, según Rubén Santín, asesor financiero de Mapfre Gestión Patrimonial, debería ser la elección solo de los perfiles más arriesgados. “La diversificación debe ir primero a nivel geográfico, no tanto sectorial o por tendencias”, aconseja. Ahora bien, considera que si esa diversificación ya está hecha los inversores pueden dar un paso más y adentrarse en temáticas concretas. En todo caso, es partidario de hacerlo a largo plazo ya que a plazos más cortos la incertidumbre puede hacer que los precios varíen. Además, avisa que la mejor forma de tomar partido son los fondos de inversión o dependiendo del patrimonio a través de ETFs.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?

Fondos temáticos

Uno de los fondos que permiten invertir en agua es el Pictet Water, contratable desde la plataforma de fondos de Finect. “En Pictet Water nos centramos en tres segmentos a lo largo de la cadena de valor del agua. El de servicios públicos incluye infraestructuras, con flujos de caja predecibles y concesiones de 30 o más años. Se trata de empresas de capitalización media superior a 10.000 millones de dólares, algunas poco conocidas y muy especializadas, como Waste Management o American Water. Además la industria se está desarrollando muy rápidamente mediante empresas locales en mercados emergentes, como la brasileña SABESP, que opera en San Pablo y la mitad de municipios del Estado”, explica Patricia de Arriaga.

Los otros dos segmentos corresponden a servicios medioambientales, que incluye reciclaje y reutilización y tecnologías hídricas. “Es un mercado que puede crecer un 8% anual para acercarse en 2023 a 50.000 millones de dólares, según GWI Water-. Es el caso de Ecolab, que ha desarrollado la tecnología SmartBall de libre desplazamiento, capaz de medir actividad acústica para detectar fugas, Danaher en diagnósticos o Xylem en tecnología aplicable a todo el ciclo del agua”, afirma de Arriaga. Su rentabilidad desde su puesta en marcha en euros en Enero del año 2000 ha sido del 7,39% anual frente a 4,12% del índice mundial MSCI AC.

Otro de los fondos internacionales con los que invertir en esta temática es el BNP Paribas Aqua. Su universo de inversión son empresas que intervienen en el ciclo del agua y que promueven un ahorro y consumo sostenible. “El fondo se beneficia además de la transición hacia una economía más sostenible y tiene un impacto medioambiental positivo; esto es posible al estar muy expuesto a negocios cuyas fuentes de ingresos están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para proporcionar agua limpia y saneamiento”, señala Elena Armengot Paradina. El BNP Paribas Aqua ha conseguido sumar un 6,08% a lo largo del año y alcanza una rentabilidad acumulada del 63,59% en los últimos 5 años.

Por su parte, el Allianz Global Water invierte en empresas que brindan soluciones a la escasez de agua. “El Allianz Global Water permite a los clientes lograr rentabilidad a la vez que impulsa un cambio ambiental y social positivo. Nuestro fondo de agua invierte en empresas que brindan soluciones sostenibles a los crecientes problemas de escasez, tanto en el suministro como en la calidad, y a medida que crezca la demanda de estas soluciones, también lo hará la oportunidad de crecimiento financiero”, asegura Alexandra Russo. El Allianz Global Water suma un 2,50% en el año y en 2019 logró una rentabilidad del 27,41%.

Fondos de Inversión Agua
El redactor recomienda