El principal accionista privado de Bankia acudirá a la nueva CaixaBank
  1. Mercados
CON UN 3% DE LA ENTIDAD MADRILEÑA

El principal accionista privado de Bankia acudirá a la nueva CaixaBank

Un año tras poner el grito en el cielo por las posibilidades de fusión de Bankia, Artisan ha quedado satisfecho (por ahora) con la propuesta de futuro que presenta el banco catalán

Foto: (EFE)
(EFE)

Hace un año, el mayor accionista privado de Bankia, Artisan Partners, sorprendió a hasta los analistas con su opinión sobre cuál debía ser el futuro del banco en el baile de fusiones. ¿Quién le iba a decir que al final las campanas de boda sonarían en medio de una pandemia y crisis económica históricas? Esta semana, el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri reúne a su accionariado para votar el matrimonio con CaixaBank. El fondo Artisan acudirá a la nueva entidad con su visto bueno, pues cree que es un buen uso del exceso de capital y, una vez vea cómo evoluciona la valoración del nuevo banco decidirá si se queda o no (el fondo tiene sus propias estimaciones de cuánto llegará a valer la nueva entidad, pero no las revela).

Artisan Partners es una gestora estadounidense con cerca de 22.000 millones de dólares (en torno a 18.400 millones de euros) bajo gestión, dinero que tiene invertido en alrededor de cuarenta cotizadas fuera de EEUU. Su filosofía de inversión es largoplacista y está enfocada en encontrar inversiones de valor subyacente.

La entidad acudirá al nuevo banco, donde los inversores institucionales tendrán un 37% de la nueva CaixaBank (que absorberá la marca de Bankia). Artisan, que alcanzó un 3,07% en Bankia en 2018 (el Estado tiene un 61,8% a través del FROB), cree que el valor del banco siempre ha sido “la gran cantidad de exceso de capital”, explica a Cotizalia David Samra, ‘portfolio manager’ del fondo. Sin embargo, según narra Samra, “en los últimos años ha habido una subyugación del sector financiero, con la supresión de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE)”, con un regulador “reacio a distinguir entre los bancos sólidos (por ejemplo, Bankia) de los bancos débiles (por ejemplo, los alemanes o algunos franceses) en materia de asignación de capital”.

Foto: (EFE)

Según el gestor de Artisan, esto ha dejado “al capital de Bankia atrapado dentro del banco sin posibilidad de ser devuelto debidamente a sus accionistas”. “La operación [de fusión] es una forma muy eficiente de utilizar el exceso de capital - no se lo estás devolviendo directamente a los accionistas, pero al reutilizarlo en la fusión consigues una entidad más eficiente y creas un mayor nivel de ingresos”, matiza Samra.

A diferencia de con la fusión entre ING y Bankia que Artisan predicaba hace un año en una entrevista a 'Expansión' - el razonamiento era que el neerlandés ya tenía operaciones en España que podría fusionar con el español con la gracia de integrar a Bankia dentro de su avanzada plataforma digital - con CaixaBank la lógica está en las sinergias. “Creemos que la nueva entidad será más eficiente y productiva en ‘retail’ y en bancaseguros”, apunta el gestor. En la entrevista con el económico, Artisan renegaba de una fusión con Sabadell, banco que justo se acaba de quedar solo en el altar.

¿Y las posibilidades de fusiones más allá de la frontera española? “Si miras al panorama bancario de Europa en comparación con el de EEUU verás que hay muchas más entidades en Europa, y con retornos más bajos”, argumenta Samra sin entrar en detalle sobre Bankia. “Es crucial que Europa, con una sociedad más dependiente del crédito y unos mercados de capitales menos desarrollados, encuentre la forma de tener instituciones crediticias más sólidas”, zanja desde Arisan. “Creemos que debería existir un camino realista, en lo legal y lo regulatorio, que permita que la consolidación ocurra con el tiempo; creemos que Europa, con todos sus ciudadanos y empresas, se beneficiaría de ello”.

En este entorno, Artisan sigue azuzando a que el Estado abandone la entidad resultante cuanto antes. “Cuando entramos en el banco, eramos conscientes de que estaba controlado por el Gobierno español - los gobiernos tienen sus objetivos y algunos de estos están alineados con los de los demás accionistas y otros no”, admite Samra que concluye que, “al final, la institución se ve comprometida”. “Lo mejor para el gobierno, los empleados del banco, los clientes y los accionistas sería que el Gobierno saliese del banco fusionado”, zanja Samra. Para Artisan lo mejor sería que esto fuese “inmediatamente”, pero entiende que esto no va a ocurrir.

Apreciamos que la presencia del Gobierno vaya a ser menor en el nuevo banco

“Ahora que el Gobierno tiene una parte más reducida de la entidad, esto se vuelve, obviamente, más fácil”, considera el gestor. El FROB, que lleva años retrasando desinvertir en Bankia, tendrá un 16% de la nueva entidad, y continuará con el objetivo de salir de la entidad minimizando lo máximo posible las pérdidas del contribuyente español. “Apreciamos que la presencia del Gobierno vaya a ser menor en el nuevo banco”, reiteran desde Artisan.

Sobre el nuevo gobierno de la entidad, con Goirigolzarri como presidente y Gonzalo Gortázar como consejero delegado y primer ejecutivo, de momento el fondo estadounidense no tiene quejas. “Bankia ha estado bien servida por Goirigolzarri en momentos difíciles - apreciamos sus esfuerzos y tenemos ganas de ver cómo continúa el banco bajo su liderazgo”, apunta Samra. “No tenemos tanta experiencia con las habilidades de liderazgo de Gortázar pero por lo general creemos que CaixaBank ha estado bien y cautelosamente gestionado”.

Con esta foto, Artisan pone los ojos, al igual que gran parte de los accionistas y, de hecho, el propio banco, en el dividendo - un anzuelo que era jugoso ya antes del covid-19. “Creo que muchos reguladores y comentaristas no entienden de asignación de capital - yo de hecho creo la política de dividendos de Bankia ha estado siendo, hasta la fecha, menos generosa de lo que podría haber sido, pero es porque el reparto de beneficios a los accionistas se ha visto más politizado que analizado racionalmente”, argumenta Samra.

La gestora considera que, una vez se empiece a normalizar el crédito y la rentabilidad del banco y su posición de capital le permita volver a devolver capital al accionista, el nuevo banco debería recomprar acciones si continúa cotizando por debajo del valor en libros y repartir dividendos si alcanza una cotización por encima del valor en libros.

Banca Fondos de Inversión Gestoras de fondos
El redactor recomienda