Natixis comienza las negociaciones de divorcio con los fondos de H2O tras la crisis
  1. Mercados
DESPUÉS DE DIEZ AÑOS DE RELACIÓN

Natixis comienza las negociaciones de divorcio con los fondos de H2O tras la crisis

H2O Asset Management pierde el apoyo histórico de Natixis tras una serie de controversias que han lastrado a la entidad por sus vínculos con el alemán Lars Windhors

placeholder Foto: (Reuters)
(Reuters)

H2O Asset Management pierde el apoyo histórico de Natixis tras una serie de controversias que han lastrado a la entidad por sus vínculos con el alemán Lars Windhors. Según ha anunciado Natixis en un comunicado, la entidad francesa ha dado comienzo al "desarrollo progresivo y ordenado" de su alianza con la gestora británica, pudiendo llegar a vender su participación mayoritaria.

Esto supondría así el fin de una relación de una década entre las dos entidades, durante las cuales H2O llegó a ser considerado como la joya de la corona de Natixis, con una base de clientes leal y unos retornos sólidos.

Las negociaciones de divorcio llegan tras la llegada del nuevo CEO de Natixis, Nicolas Namias, el pasado agosto y podrían suponer un duro golpe a H2O, que se vale de la red de distribución de la francesa para nutrir un patrimonio de 20.000 millones de euros en fondos, sobre todo después de la controversia de 2019 de la que la firma liderada por Bruno Crastes y Vincent Chailley todavía no se ha recuperado al completo.

Foto: La sede del BCE. (Reuters)

El pasado verano, la gestora sufrió fuertes reembolsos (alrededor de 8.000 millones en apenas días) en sus fondos después de que la agencia de 'rating' Morningstar colocase a H2O bajo revisión por las preocupaciones al respecto de la "adecuación y liquidez de la asignación de bonos corporativos de la gestora" —unos bonos que la agencia calificó de ser "altamente ilíquidos emitidos por varias empresas comerciales respaldadas por el empresario alemán Lars Windhorst"—. Ya antes del coronavirus, la situación puso el foco sobre los riesgos de iliquidez a los que están sometidos los vehículos de inversión, suscitando incluso comentarios por parte de los reguladores, como fue el caso del entonces gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney.

El escándalo volvió a revivir después de que en agosto de este año el regulador presionase a la gestora a congelar una serie de fondos que contenían estos activos, en proceso entonces de reventa a Windhorst. Los fondos se volvieron a abrir el mes pasado después de traspasar los activos ilíquidos a vehículos separados y, desde entonces, se han devaluado en más de 900 millones de euros, según datos de Bloomberg.

Natixis Divorcio Comunicado Agencia de rating
El redactor recomienda