Los españoles ahorran más, pero no arriesgan: crece la apuesta por la renta fija
  1. Mercados
MESA REDONDA EL CONFIDENCIAL-BANKIA

Los españoles ahorran más, pero no arriesgan: crece la apuesta por la renta fija

En un contexto como el actual, es necesario asumir riesgos y diversificar carteras para encontrar rentabilidad, algo a lo que parecen reacios los inversores con su dinero

El coronavirus ha hecho tambalear las economías de gran parte del planeta. Cada una sigue su rumbo hacia la recuperación: algunas no tardarán en salir a flote, mientras otras, como la española, tienen por delante un largo camino. ¿El motivo? La enorme destrucción de capital durante los nueve primeros meses del año y la falta de inversión: “Aunque el consumo pueda repuntar, lo que determina el crecimiento es la inversión, que es la acumulación de capital, y si esta se desploma es imposible que la crisis pueda resolverse de forma rápida”, contextualizó Javier Santacruz, profesor e investigador del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), en la mesa redonda 'El futuro de las inversiones: tendencias y oportunidades', organizada por El Confidencial de la mano de Bankia.

En el encuentro, también participaron Pablo Hernández, director comercial de Bankia Asset Management; Fernando Ibáñez, presidente de la Asociación Española de Empresas de Asesoramiento Financiero (Aseafi); Concha Iglesias, Climate & Sustainability 'leader' de Deloitte España, y Patricia López, directora comercial y responsable de Relación con Clientes de Trea AM.

placeholder Pablo Hernández, director comercial de Bankia Asset Management.
Pablo Hernández, director comercial de Bankia Asset Management.

Los europeos tienden a ahorrar y, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), España ha seguido estos mismos pasos con tasas que han alcanzado cifras récord durante los primeros meses del año —el 22,5% en el segundo trimestre—. Sube el ahorro, cae el consumo y también la inversión. El presidente de Aseafi achaca parte del problema a la falta de cohesión política que se respira en el Congreso, con una moción de censura presentada hace menos de un mes y unos Presupuestos muy polémicos que tendrán un impacto claro sobre la economía y la recuperación: "Para los inversores, todo esto supone incertidumbre y riesgo”, explicó.

En nuestro país, la cantidad de ahorro que hay todavía en depósitos bancarios remunerados al cero e incluso negativos es enorme, según Ibáñez. En esta línea, la directora comercial de Trea AM expuso que la predisposición hacia los activos refugio entre los inversores es clara y que, "por increíble que parezca", con los tipos de interés por los suelos está volviendo a crecer la contratación de estos depósitos y la renta fija: “En España, nos estaba costando mucho salir de la renta fija, que ocupaba más del 50% de las carteras, y ahora esto se ha pronunciado aún más”.

Pero para alcanzar altas rentabilidades a largo plazo, es necesario asumir riesgo. Está claro que las reglas del juego de la inversión han dado un giro. Ahora, encontrar rentabilidad y seguridad es complicado en un contexto volátil y con tipos cero. Para ello, “los asesores hemos abierto la mente hacia nuevos destinos, desde los inmuebles hasta el capital riesgo. Esto hace que nuestras carteras sean más ricas y estén más diversificadas, pero también nos obliga a hacer un ejercicio importante de formación y experiencia en activos no cotizados que hasta ahora no teníamos”, declaró Ibáñez desde Aseafi.

En medio de este panorama, Hernández señaló que “hay que reaccionar de forma rápida y ágil para detectar qué tendencias y mercados tendrán un comportamiento positivo”, y apuesta por combinar la gestión activa y la pasiva: "Los fondos indexados pueden ocupar una parte de la cartera, pero lo que marcará que el ahorro o la inversión tengan rentabilidades positivas será elegir bien la tendencia y el mercado en el que invertir". En Bankia, identifican cuatro tendencias clave: transformación demográfica, desarrollo de países emergentes, innovación y sostenibilidad.

En cuanto a sectores, desde Trea AM, López destacó algunos como el farmacéutico o la salud, con temas amplios que van desde la vacuna hasta la búsqueda de soluciones para la obesidad o contra el cáncer: “Este tipo de compañías ya venían creciendo desde antes del covid-19 y ahora se han acelerado”. Por otro lado, destacó los grupos ‘retail’ que han sabido adaptarse al mundo 'online' y, por supuesto, las empresas tecnológicas, que además de en países desarrollados también se están disparando en Asia: “Una vez más, estamos viendo cómo los mercados emergentes saben adaptarse muy bien a las nuevas tendencias”. En esta línea, Hernández añadió las plataformas 'e-learning' —espacio virtual de aprendizaje—, los 'e-sports' —deportes electrónicos—, el 5G y la ciberseguridad.

"Los clientes ahora buscan que la inversión tenga algo que contar, algo emocional, algo relacionado con el futuro" (Pablo Hernández)

A la hora de tomar cualquier decisión de inversión, los criterios ambientales cada vez están más presentes. En los últimos meses, la volatilidad de los mercados ha afectado más a los índices tradicionales que a los sostenibles, ¿se mantendrá en el tiempo esta tendencia? Iglesias esclareció que del mismo modo que “hablar de digitalización es hablar de revolución industrial, hablar de negocios es hablar de sostenibilidad”. En este sentido, aportó un dato: hoy en día, a nivel global, el 26% de la comercialización de activos es sostenible, y la previsión a 2030 es del 95%. Esto significa que en el corto plazo “no hablaremos de carteras que no cumplan con criterios sostenibles”. Hernández añadió que durante la pandemia los fondos que mejor se han comportado han sido los de megatendencias y los sostenibles: “Son los fondos con mayores captaciones. Los clientes ahora buscan que la inversión tenga algo que contar, algo emocional, algo relacionado con el futuro”.

Plan de recuperación ¿efectivo?

El plan de recuperación de la Unión Europea (UE) está sobre la mesa. El profesor e investigador del Instituto de Estudios Bursátiles aclaró que, por primera vez en la historia, se ha articulado un mecanismo que no es de ayuda en sí, sino de mérito y esfuerzo: “El reparto inicial del presupuesto por países —140.000 millones para España— es para comprobar si son capaces de articular unos planes reformistas y unos proyectos de inversión merecedores de esos fondos”, explicó. ¿Aprovechará España esta oportunidad?

En este sentido, Santacruz dio dos noticias, una buena y otra mala: la buena es que, según él, las empresas españolas e incluso algunos gobiernos autonómicos y locales han sabido ver la importancia de llevar a cabo un plan consistente, independiente, eficaz y competitivo. La mala es que el encargado de elevar estos proyectos y responder ante la Comisión Europea (CE) no lo está haciendo del todo bien,: “El Gobierno español ha presentado una amalgama de todo lo que los ministerios han ido anunciando, con cosas que tenían en el cajón, poco concretas y sin detalle”.

placeholder Patricia López, directora comercial y responsable de Relación con Clientes de Trea AM.
Patricia López, directora comercial y responsable de Relación con Clientes de Trea AM.

El plan de recuperación fue presentado por el Gobierno el pasado mes de octubre con dos pilares fundamentales: la transformación digital y la transición ecológica. “Tenemos un enorme riesgo de que dentro de unas semanas la CE informe desfavorablemente del plan español y, por tanto, que nos quede menos tiempo —hasta el 30 de abril de 2021— para presentar un plan consistente y que estos fondos se empiecen a financiar a partir de finales del año que viene”, añadió Santacruz. En esta línea, Iglesias aportó una visión algo más positiva: “Es verdad que el 15 de octubre el Gobierno tuvo que presentar un esbozo del principio del plan, pero no deja de ser el principio. Ahora es cuando las empresas deberán trabajar y proponer proyectos diferenciales que se enmarquen en el plan”.

En la firma de servicios profesionales, han tenido contacto con las principales compañías del país y ya hay muchos trabajos en marcha: “Hay empresas de primer nivel, pero también de ‘middle market’, administraciones y universidades, que desde el ADN de sus grupos plantean proyectos disruptivos para presentar en el campo de la transición ecológica, la cohesión territorial social, la igualdad y la digitalización”. Con esta premisa, Iglesias opinó que estos fondos son una muy buena oportunidad para reconfigurar el país.

Fiscalidad y planes de pensiones

Las ventajas fiscales que presentan los planes de pensiones individuales están en juego. Si hasta el momento una persona podía aportar hasta 8.000 euros y restar esa cantidad del IRPF, ahora solo podrá descontarse hasta 2.000 euros, según recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

¿Qué pasaría si aplicásemos esta medida en estos momentos? Pablo Hernández reveló que el 35% de las aportaciones de sus clientes supera los 2.000 euros, por lo que esta medida podría implicar una reducción considerable de aportaciones al verse reducido el incentivo fiscal. El director comercial de Bankia Asset Management interpreta que la voluntad del Gobierno es fomentar los planes de empresa —los Presupuestos elevan hasta los 10.000 euros el límite conjunto de la aportación a un plan individual y a un plan de empresa—, decisión que no critica, siempre que no se abandonen los planes individuales: "Son totalmente compatibles. Hay que seguir incentivando los planes de pensiones individuales y al mismo tiempo dar soluciones y facilidades a las empresas para que creen esos instrumentos”.

"La CNMV intenta concienciar a los jóvenes de la importancia del ahorro a largo plazo, mientras que políticamente lo penalizamos" (Fernando Ibáñez)

Santacruz fue crítico y manifestó que España es un país que tradicionalmente incentiva fiscalmente el consumo y castiga el ahorro. Ibáñez se mostró de acuerdo con esta afirmación y opinó que se están tomando decisiones equivocadas y contradictorias: “La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y todo el sector intentan concienciar a los más jóvenes de la importancia del ahorro a largo plazo mientras que políticamente lo penalizamos, no tiene ningún sentido”, y mucho menos con una situación de pensiones “totalmente deficitaria y al borde de la quiebra”.

En conclusión, López consideró que hay que apostar por la gestión activa: "Al final, estos mercados tan volátiles crean muchas oportunidades difíciles de detectar, por lo que hay que ser muy flexibles y estar a la cabeza de las nuevas tendencias". Así, para los próximos dos años, los objetivos que se han propuesto desde Aseafi son tres: integrar en todos los procesos de inversión los factores ESG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, por sus siglas en inglés), las inversiones alternativas —centradas en activos no tradicionales— y la digitalización, que aunque permite acelerar procesos, entre otras muchas ventajas, "en ningún caso debe sustituir el asesoramiento financiero personalizado", concluyó.

Eventos EC Inversiones Planes de pensiones