PESE AL CORONAVIRUS

La deuda periférica celebra la mejora en perspectivas del 'rating' de Italia

En un día de caídas para los activos de riesgo, el bono alemán también está sufriendo. Sin embargo, los bonos de la periferia ganan terreno, con las primas de riesgo reduciéndose con fuerza

Foto: (iStock)
(iStock)

Los bonos del Tesoro español, junto con el resto de la deuda de los países periféricos de la Eurozona, celebran este lunes el veredicto de S&P Global respecto a las perspectivas del 'rating' de Italia. La agencia ha revisado al alza sus consideraciones de futuro desde 'negativo' a 'estable', manteniendo el 'rating' en un BBB, dentro del grado de inversión.

La agencia considera que la nación transalpina no recuperará los niveles de PIB anteriores a la crisis del coronavirus hasta 2023 pero celebra las medidas tomadas por el gobierno en materia fiscal, así como el apoyo del Banco Central Europeo (BCE) con sus programas de compras y el fondo de recuperación de la Unión Europea. "Pese a las incertidumbres macroeconómicas, estos pasos dan a las autoridades italianas una oportunidad de reanudar el crecimiento económico y revertir el deterioro del rendimiento presupuestario", explicaron los analistas de S&P el viernes.

Tras el veredicto, el bono italiano cae a un tipo del 0,72%, llevando al diferencial con Alemania a caer más de un 3% este lunes. Lo mismo ocurre con el resto de bonos periféricos, con la prima de riesgo española reduciéndose un 2,5%, la portuguesa un 2,8% y la irlandesa casi un 5%. Solo Grecia ve su 'spread' con el Bund crecer, en un 0,5%.

Todo esto ocurre en una sesión en la que los activos de mayor riesgo, como la bolsa, pierden terreno. El Eurostoxx 50 se deja un 2%, mientras que el Ibex 35 cae un 0,82% con los valores cíclicos como IAG o Merlin a la baja y los más descorrelacionados con la economía, como Solaria o Cellnex, al alza. Sin embargo, el bono alemán, activo refugio por excelencia, también pierde en precio (y sube en rentabilidad) - una situación de la que se desentienden este lunes los bonos de la periferia europea.

Italia se enfrentará el 6 de noviembre al 'rating' de Moody's, que actualmente se sitúa 'estable' al borde del 'grado de especulación' en un Baa3, mientras que para el 4 de diciembre recibirá la decisión de Fitch, que actualmente la sitúa 'estable' en un BBB-, también a un paso de perder el 'grado de inversión'. Una situación de la que España escapa mejor, con un 'rating' del A según el S&P, del Baa1 según Moody's y del A- según Fitch.

De todas formas, el mercado de deuda soberana se encuentra actualmente intervenido por las compras del Banco Central Europeo (BCE), gran comprador de estas emisiones. Atrás quedan los días en los que, durante la crisis del euro, las primas de riesgo abrían los telediarios europeos. No obstante, la institución presidida por Christine Lagarde requiere el grado de inversión en su compra de deuda (aunque los analistas especulan con que se abra a los ángeles caídos como ya ha hecho con los colaterales), por lo que el mercado sigue atento a cualquier decisión respecto a la deuda.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios