INVIERTEN EN BANCOS EL DOBLE QUE EL RESTO

El 'incesto' entre la banca y sus fondos expone al particular al peor sector en bolsa

Los fondos de renta variable de grupos bancarios han tenido de media el 9% de la cartera en bancos, frente al 4,7% del resto de fondos de bolsa. La banca cae un 70% en 5 años

Foto: (iStock)
(iStock)
Adelantado en

Los fondos de las gestoras bancarias tienen mayor predilección por invertir en acciones de la banca que los vehículos de grupos independientes. Un análisis del Banco de España (BdE) muestra que los fondos de la banca invierten el doble en este sector, que ha sido el peor en bolsa de los últimos cinco años. Esta relación financieramente incestuosa, sea conflicto de interés o casualidad, ha salido caro a los pequeños inversores que son clientes de estos vehículos.

En un repaso a la evolución de la industria de activos bajo gestión durante la última década, el BdE menciona las interconexiones entre los bancos y las instituciones de inversión colectiva (IIC). Una de ellas es la tenencia de acciones bancarias por parte de los fondos, "particularmente relevante en el caso de las gestoras filiales de los bancos".

Según estimaciones del supervisor a partir de datos a junio de 2019, las acciones de los bancos españoles en manos de fondos de inversión de renta variable que gestionaban gestoras de grupos bancarios alcanzaron el 9% del patrimonio, mientras que en el resto de universo de fondos con la misma vocación inversora el peso era del 4,7%. Es decir, los fondos de la banca invierten el doble en acciones de las entidades financieras que los independientes.

Esta brecha se produce solo con las acciones, ya que la diferencia es mínima respecto a los bonos emitidos por la banca, con un 4% y un 3,8% respectivamente. Sin embargo, la banca no ha tenido problemas para emitir instrumentos de menos y más riesgo, ya sean cédulas hipotecarias, bonos sénior o deuda anticrisis, como los CoCos. Pero sí sufre una sangría importante en bolsa, donde ha encontrado un apoyo importante en los gestores de su propia casa.

En los últimos cinco años, el Ibex 35 Bancos, que aglutina a las entidades del selectivo, pierde un 70%. En este mismo periodo, el Ibex 35 baja un 17%, mientras que el Euro Stoxx cede un 7,8%, el MSCI World se revaloriza un 43% y el S&P 500 sube un 67%. Para saber cuánto ha perdido cada pequeño inversor de los fondos de la banca, que son los que aglutinan mayor patrimonio, por tener mayor predilección hacia las acciones bancarias habría que saber cuál hubiera sido la alternativa. Pero desde luego parece probable, viendo los resultados de otros índices, que cualquier otra opción habría sido drásticamente mejor.

Si se toma como referencia junio de 2019, momento en el que el BdE toma los datos para su análisis, las conclusiones no varían demasiado en cuanto al daño que ha sufrido el partícipe de fondos de gestoras de la banca por este sesgo. En este caso, la banca del Ibex pierde un 54% de su valor en apenas 18 meses, frente al retroceso del 24% del Ibex al descenso del 2,7% en el Euro Stoxx, y en oposición con las subidas del MSCI World y del S&P 500 del 27%.

Hay varios factores que pueden servir de justificante para esta relación entre fondos de bancos y acciones de la matriz. Por una parte, históricamente han sido los vehículos con más patrimonio, lo que les obliga a elegir acciones líquidas, y los bancos cumplen este requisito. Si bien a escala española y, más aún, global, hay multitud de opciones que no generan riesgo de liquidez. Por otro lado, recuerdan fuentes del sector financiero, las gestoras de los bancos tienen más fondos indexados, y el peso de la banca en el Ibex, aunque descendente, sigue siendo elevado. Muchos de estos productos, en realidad, son falsos fondos activos, pero vinculados al índice en cualquier caso, aunque el Ibex va perdiendo peso entre el abanico de fondos españoles de renta variable.

José María Luna, asesor financiero de Caser, coincide en este punto. "En la mayoría de casos son fondos de gestión pasiva y, por tanto, el peso de bancos españoles en cartera es más elevado al ceñirse a lo que suelen pesar en el índice de referencia... sea este el Ibex 35 o el IGBM. En cambio, en el caso de gestoras independientes suele proliferar más la gestión activa". Pero también agrega que "en el caso de fondos gestionados por bancos españoles suele haber en cartera más bancos como forma de 'apoyar' y 'cuidar' al sector al que pertenecen los gestores de los mismos".

Pero hay otro elemento al que aluden algunos profesionales de la industria que trabajan en firmas independientes de la banca. El dato "habla de un potencial conflicto de interés de las entidades financieras. Desde un punto de vista más técnico y tomando medias, vemos que en el principal índice mundial, el MSCI World, el peso de los bancos actualmente está muy cercano al 4,5%, casi igual al de las gestoras independientes y lejos del 9% que proponen las entidades financieras", señala Asier Uribeechebarria, director general de Finanbest.

"La verdad es que no me sorprende. Esto es otra muestra más del enorme conflicto de interés que tienen las gestoras de fondos de inversión pertenecientes a grupos bancarios que se acaba manifestando como una menor rentabilidad para el inversor", critica Unai Ansejo, CEO de Indexa. El ejecutivo recuerda las conclusiones de la investigación 'Asset Management Within Commercial Banking Groups: International Evidence' de Miguel A. Ferreira, Pedro Matos y Pedro Pires, que apuntan con datos globales que los fondos gestionados por bancos "tienen de media un 0,92% menos de rentabilidad anual que los fondos gestionados por entidades independientes porque sistemáticamente sobreponderan en sus fondos las acciones de empresas a las que el banco matriz presta dinero (acciones 'afiliadas')".

"Hay que entender que el modelo de negocio de la gestora de un banco y el de una gestora independiente son totalmente diferentes", expone Juan Díaz, gestor de Rentamarkets. "La gestora de un banco lo que busca es mantener el nivel de activos que ha captado su red comercial durante décadas. Para ello, otorgará pesos según la representación que un sector dado tenga en un índice. De tal manera que si el fondo va mal, siempre le puede echar la culpa al mercado. En España, como los bancos tienen un peso considerable dentro del índice, otorgarán un peso alto al sector financiero", argumenta el gestor.

Por su parte, Guillermo Santos, socio de iCapital, indica que "entra en lo previsible que los gestores tradicionales españoles estén menos incómodos que los independientes y los extranjeros con un sector que ahora mismo tiene muchas incertidumbres (incremento de mora por efecto covid, competencia de grandes tecnológicas, tipos a cero o nulos márgenes) como es el financiero en Europa y especialmente en España, donde los efectos de la segunda oleada del virus pueden ser más perniciosos que en otros países por nuestra estructura económica".

Asimismo, recuerda que "muchos fondos de renta variable de gestoras españolas vinculadas a los grandes bancos cuentan con 'benchmarks' (índices de referencia) basados en índices bursátiles en los que el peso de financieras es elevado y así lo reflejan las carteras de los fondos". Aun así, agrega, "el sector financiero europeo, incluido el español que está retomando el proceso de fusiones, tiene todavía mucho que decir en bolsa y, desde los precios actuales, creo que será favorable". "Quizás creen más en su propio sector que las gestoras independientes, pero no deja de ser sorprendente el dato", apostilla Martín Huete.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios