altas expectativas

El mercado aplaude la llegada del iPhone 12 y apunta a un "ciclo de ventas sin precedentes"

La presentación de la nueva generación de dispositivos es vista como una buena oportunidad para que la firma de Cupertino dispare su facturación

Foto: Presentación del nuevo iPhone 12 de Apple. (Reuters)
Presentación del nuevo iPhone 12 de Apple. (Reuters)

La esperada llegada del iPhone 12 ha dejado muy satisfecho al mercado. Wall Street llevaba meses esperando el desembarco de la nueva generación del 'smartphone' de Apple, deseando que sirviera de catalizador para el siguiente gran salto financiero de la compañía. Y parece que, de momento, las expectativas están más que cumplidas.

Los analistas han alabado la nueva estrategia de precios de Apple, considerando que eso les da un enorme potencial para captar a los usuarios con menor poder adquisitivo pero que sí pueden permitirse los 809 euros que cuesta el terminal más barato de la nueva generación, el iPhone 12 Mini.

"La dinámica de precios era el gran punto negativo del iPhone. Esta vez el coste de entrada está por debajo de lo que esperábamos, algo importante en medio de la pandemia que estamos atravesando", explica Harsh Komar, analista de Piper Sandler. Desde la firma consideran que ampliar la base de usuarios que tienen uno de los móviles de Apple es fundamental para poder seguir vendiéndoles accesorios y servicios, los dos puntos a los que el gigante de Cupertino está fiando gran parte del éxito presente.

Así, Dan Ives, analista de Wedbush Securities, apunta a que "tenemos la estimación de que 350 millones de los 950 millones de iPhones activos en el mundo están en la venta de sustitución. Creemos que eso se puede convertir en un ciclo de ventas sin precedentes para Apple".

Las primeras estimaciones ya apuntan que Apple podría despachar unos 221 millones de teléfonos en 2020 gracias al impulso de los nuevos terminales, que incorporan un 5G que el mercado ya había dado por hecho. Es un aumento considerable desde los 191 millones de 2019 y se acerca a los 231 millones que vendieron en el año 2015, el récord en la historia de la compañía.

Como viene siendo habitual, Apple pone más el ojo en la calidad que en la cantidad. Una de las métricas más valoradas dentro de la cotizada con mayor capitalización de Wall Street es el precio medio al que se vende cada dispositivo. Según explica Anand Srinivasan, analista de Bloomberg Intelligence, para 2021 esa cifra podría elevarse hasta los 796 dólares frente a los 746 de este 2020.

El CEO de Apple, Tim Cook, sostiene el iPhone 12. (Reuters)
El CEO de Apple, Tim Cook, sostiene el iPhone 12. (Reuters)

Ese aumento en el precio medio es clave para que las cuentas de Apple sigan registrando los acostumbrados beneficios, ya que los terminales con 5G tienen un coste de producción más alto debido a que los proveedores tienen tarifas diferentes. Samsung, que es la encargada de fabricar las pantallas de los terminales de su rival, cobra alrededor de 290 dólares para los terminales con 5G, debido a que el interior es diferente, frente a los 226 dólares que costaba dicho componente hasta ahora, tal y como recoge Bloomberg.

Pese a que el mercado ha aplaudido la llegada de terminales algo más baratos, lo cierto es que Apple tienen cierta dependencia por las cuatro cifras. Según datos de Bloomberg Intelligence, un 18% de los iPhones vendidos en el segundo trimestre del ejercicio fiscal superaron los 1.000 euros, generando además del 30% de las ventas por este dispositivo. Por comparar, en el mismo periodo apenas el 1% de los terminales que despachaba Samsung rebasaban esa cota, un porcentaje idéntico al de Huawei. En cuanto a importancia para los ingresos, esos terminales suponían el 14% de la facturación del gigante surcoreano y apenas el 3% en el caso del fabricante chino.

Reto bursátil

En los próximos días Apple tiene un reto: mantener la tendencia alcista en bolsa en las dos semanas siguientes al lanzamiento de un iPhone. Desde el año 2011, hace casi una década, los títulos de la firma siempre han avanzado, con la excepción del -5% registrado en el año 2017.

Así, en ese mismo 2011 los avances en las dos semanas siguientes a la 'keynote' del iPhone (sin importar la fecha de llegada a las tiendas del terminal) superaron el 13%, mientras que en 2014 y 2016 se auparon hasta rebasar los cinco puntos porcentuales.

De momento, Apple cerró la jornada de este martes con un retroceso del 2,65%, lo que ha llevado el precio de las acciones hasta el entorno de los 121 dólares. Tras tocar sus máximos históricos, rompiendo por primera vez la barrera de los dos billones de dólares (millones de millones), la firma cerró septiembre cayendo un 10%, aunque en lo que llevamos de octubre ha logrado maquillar las cifras con avances de cuatro puntos.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios