¿Invertir en banca ante las fusiones? La deuda seduce más que la bolsa
  1. Mercados
ENCUESTA A ASESORES Y BANQUEROS PRIVADOS

¿Invertir en banca ante las fusiones? La deuda seduce más que la bolsa

Los asesores de los grandes patrimonios aún recelan de las acciones de los bancos por sus problemas estructurales y la potencial morosidad. Pero sí se ven seducidos por sus bonos

placeholder Foto: (iStock)
(iStock)

La nueva ola de fusiones bancarias obliga a los asesores financieros a posicionarse. Las entidades cotizan con descuentos de entre el 50% y el 85%. ¿Oportunidad ante la consolidación que han iniciado las entidades o trampa de valor por la morosidad que viene? Tras el éxito de las negociaciones entre Bankia y CaixaBank, ahora son Unicaja y Liberbank los que han vuelto a sentarse en la mesa, y sigue habiendo ruido en torno a Banco Sabadell. El Banco Central Europeo (BCE) sigue azuzando una mayor consolidación bancaria que ayude al sector a capear el entorno de crisis y baja rentabilidad que reflejan los raquíticos múltiplos de las entidades en los mercados.

Múltiplos que, sin embargo, en las últimas semanas se han visto elevados por los tambores de fusiones. ¿Es hora de replantearse uno de los sectores más temidos por el mercado? De momento, los banqueros y asesores de los altos patrimonios consultados por Cotizalia no se están dejando seducir. Muchos mencionan el esperado auge de la morosidad y siguen viendo crudas las posibilidades de que el sector mejore sus pronósticos de rentabilidad. Para aquellos que aun así quieran aventurarse, los expertos aconsejan invertir en deuda antes que en bolsa y apostar por bancos que hayan sabido buscar ingresos más allá del negocio tradicional del crédito.

Foto: (iStock)

RODRIGO CEBRIÁN, EDMOND DE ROTHSCHILD

placeholder Director de inversiones
Director de inversiones

PREGUNTA.- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

RESPUESTA.- La banca y en menor medida, las aseguradoras, se enfrentan a un entorno de morosidad e incremento de deudores ante la fractura que ha ocasionado la crisis del covid 19. Esto nos lleva a que actualmente no estén en nuestro radar. Y aunque tanto la Fed como el BCE han inundado el mercado con liquidez, esta última está beneficiando principalmente a los mercados de renta fija y renta variable, más que al balance de los bancos. Desde un punto de vista de asignación de activos, no hay especial urgencia por tomar posiciones, a pesar de que las valoraciones ya han incluido gran parte de las malas noticias. Si miramos a Europa, después de una década perdida en la reconstrucción de balances y el cumplimiento de los requisitos regulatorios, los bancos operan actualmente a múltiplos extremadamente bajos, incluso parece difícil que se consolide el esperado reequilibrio entre sectores más penalizados, dado el contexto actual, con tipos de interés que hacen muy difícil generar rentabilidad para los bancos. Además, los nuevos actores que están surgiendo, como las 'fintech', están robando cuota de mercado a la banca tradicional y comercial. Si bien el sector aún no es rentable, los reguladores se están dando cuenta de la importancia de este sector para el apoyo financiero a las empresas y son más la solución que la causa del problema. En Europa nos queda por ver un nuevo movimiento de consolidación, donde podrán encontrarse oportunidades por eventos concretos. Mientas tanto, podemos concluir que nuestro posicionamiento de carteras de inversión actualmente es infraponderar.

P.- ¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- Las escasas apuestas las centramos en entidades internacionales, y en los últimos meses. Aquellas orientadas a la gestión de activos o intermediación se están viendo beneficiadas en el entorno actual. Hemos visto cómo entidades como BlackRock o Goldman Sachs están mejorando sus beneficios gracias a la intermediación de activos o el 'trading' de posiciones. Su ingresos han crecido notablemente en los últimos meses y descontamos que sigan en la misma línea.

La liquidez de los bancos centrales está beneficiando a los mercados de renta fija y renta variable más que al balance de los bancos

Pero nuestra principal convicción en el sector financiero viene por la parte de la deuda más que del capital (hablamos de instrumentos como CoCo, AT1, siendo muy selectivos). Estos bonos se crearon para cubrir un hueco en el balance —como alternativa al 'equity'— de los bancos tras la crisis del 2008 y los últimos eventos han demostrado que se ubican en el punto óptimo de la estructura de capital de los bancos. En un entorno de tipos de interés bajos y en búsqueda de rentabilidad, la deuda financiera, especialmente la subordinada, parece un segmento capaz de generar rentabilidades especialmente atractivas dentro del mercado de los bonos. Este tipo de activos permite a los inversores obtener un rendimiento extra frente a un riesgo de quiebra muy limitado y sortear la escasa rentabilidad que ofrecen los bancos, ya que por ejemplo, no se ven afectados por el recorte de dividendos que estamos viendo —que hacen menos atractivo el 'equity'— y disfrutan del “soporte” regulatorio que les protege ofreciendo un extra de rentabilidad mientras la solvencia del banco se mantenga estable.

Foto: Fusiones bancarias. (EC)

GONZALO LARDIÉS, ANDBANK

placeholder Gestor
Gestor

P..- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

R.- A pesar del atractivo de las valoraciones, no vemos el entorno adecuado de momento para que su negocio pueda cambiar de forma importante en el corto plazo. Va a seguir siendo por el momento un negocio muy poco rentable, todavía con exceso de capacidad, con una fuerte presión regulatoria y un entorno macro todavía incierto, donde los datos de mora de momento no han mostrado su realidad. El único alivio es que continúe la consolidación en el sector que genere entidades más grandes y más fuertes para hacer frente a este difícil entorno. Las posibles oportunidades de momento se ven superadas por los potenciales riesgos.

P.-¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- La exposición internacional supone diversificación, pero también mayores riesgos. La divisa puede suponer quebraderos de cabeza. La gestión de activos es de las ramas de negocio que genera, al menos, una rentabilidad aceptable aunque mucho menor que la del pasado. Junto con el negocio de pymes era donde se estaban focalizando las entidades hasta que la crisis del covid ha dejado muy dañado al tejido productivo. En el crédito el riesgo no está remunerado, y pese a que un incremento de tipos en el futuro podría mejorar la situación, se abren nuevas incertidumbres en cuanto a la mora teniendo en cuenta la situación macro. Quizá lo que preferimos son aquellas entidades que tengan mayor exposición a líneas de negocio con mayores márgenes, con buen track record de gestión del riesgo y con una estructura operativa no demasiado grande.

IGNACIO CANTOS, ATL CAPITAL

P.- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

placeholder Socio-Director de Inversiones
Socio-Director de Inversiones

P.- ¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- En principio, serían aquellos con menor dependencia del mercado español. Pero el problema de rentabilidad afecta a todos. Afortunadamente, el regulador está presionando menos con sus exigencias de capital, pero no descartamos que, si vuelve el crecimiento, vuelvan las presiones. Por otra parte, si se elevan las provisiones por mora, pueden afectar al capital y aumentar la presión sobre el sector. Por último, está el riesgo de una subida impositiva que parece que ha quedado pospuesta, pero es uno de los puntos estrella del Gobierno y tratará de llevarlo a cabo en cuanto pueda.

GUILLERMO SANTOS, iCAPITAL

placeholder Socio de la firma
Socio de la firma

P.- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

Preferíamos ser bonistas (favorable solvencia del sector) a accionistas

P.- ¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- Creemos que en la fase económica en que nos encontramos la clave para la cotización de un banco es tener capacidad de prestar y ampliar cartera de créditos por tener un nivel de mora controlado y también contar con fuentes generadoras de ingresos por operaciones no puramente bancarias, como son las comisiones generadas por las áreas de banca privada y personal, especialmente las ligadas a los fondos de inversión distribuidos, así como los contratos de gestión y asesoramiento ligados asimismo a lo anterior, que en la actualidad intentan impulsar denodadamente muchas entidades de nuestro país.

VICTORIA TORRE, SINGULAR BANK

placeholder Responsable de análisis y selección de fondos
Responsable de análisis y selección de fondos

P.- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

La temporada de presentación de resultados del segundo trimestre ha sido algo mejor de lo esperado, pero las previsiones para el conjunto del año y para 2021 siguen siendo modestas. Un factor esencial será, sin duda, el nivel de provisiones a dotar, algo que ya hemos visto cómo ha impactado de lleno en las cuentas de algunas entidades en el segundo trimestre, como es el caso de la millonaria dotación efectuada por Santander.

P.- ¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- Si bien los créditos a empresas podrían tener un soporte en las ayudas europeas, los préstamos personales e hipotecarios podrían seguir sufriendo los efectos del incremento del desempleo y la incertidumbre sobre la evolución de la economía. Otro aspecto esencial será cómo evolucionen las tasas de morosidad, existiendo una gran dispersión en las previsiones de unas y otras casas. También hay incertidumbres sobre la recuperación del dividendo (podría ser en 2021), por lo que, en su conjunto, se han perdido muchos de los catalizadores que había para apostar por el sector.

Los niveles de rentabilidad de los bancos están bien lejos de los niveles que se exigían hace unos años como retorno adecuado del capital y, posiblemente, no veamos una recuperación en el corto plazo. Este incremento en la rentabilidad tendrá que generarse, en muchos casos, por la vía de la integración, o por el desarrollo de nuevas líneas de negocio que compensen la caída de los ingresos tradicionales del sector. Esta consolidación es, precisamente, lo que estamos viendo en las últimas semanas: operaciones orientadas a la generación de sinergias y fortalecimiento del capital. En este contexto, podrían tener alguna ventaja competitiva las entidades más internacionalizadas, ya que podrían compensar la debilidad del negocio en algunos áreas con la evolución de otras con tipos de interés en niveles más elevados.

PREM THAPAR, LOMBARD ODIER GESTIÓN

placeholder Director General
Director General

P.- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

P.- ¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- En líneas generales, somos más partidarios de invertir en bancos con mayor exposición internacional y en aquellos bancos en los que más pesan las comisiones sobre el total de ingresos, y en particular si estas son de carácter recurrente, como es el caso de las comisiones de actividades de banca privada y gestión de activos.

DIEGO FERNÁNDEZ ELICES, A&G BANCA PRIVADA

placeholder Director general de inversiones
Director general de inversiones

P.- ¿Está la banca en vuestro radar para estar en cartera?

P.- ¿Qué tipos de bancos preferís?

R.- No estamos comprando bancos en líneas generales pero, en todo caso, preferimos invertir en la parte del crédito a través de deuda subordinada y no en acciones. Nos gustan los bancos americanos con un negocio más equilibrado.

Banca
El redactor recomienda