COVID, ELECCIONES, CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL

Otoño trae curvas... y oportunidades en bolsa ¿también en la española?

Agosto se saldó con los índices americanos en máximos históricos, lo que puede hacer pensar que tras el crash de marzo/abril lo peor para las bolsas ha pasado

Foto: Bolsa de Madrid (Efe)
Bolsa de Madrid (Efe)

Septiembre ha arrancado con buen pie para los mercados. El saldo de las bolsas en estos cuatro primeros días del mes ha sido positivo, con subidas que en el Ibex 35, el índice más rezagado suponen un 0,2% gracias también al empuje de los bancos el viernes tras conocer las conversaciones de fusión entre Bankia y Caixabank. Un respiro antes de la llegada de un otoño en el que se avecinan curvas y en el que los inversores van a tener que hacer un ejercicio extra para templar los nervios.

A este 2020 le quedan todavía por delante cuatro meses en los que la visibilidad en estos momentos es nula. La posibilidad de una recuperación en V ha perdido fuerza y cada vez se presenta más irregular tanto por sectores como por regiones. A esto hay que sumar la llegada antes de lo esperado de la segunda oleada del virus con importantes rebrotes en varios países, especialmente en España.

Y por si eso fuera poco, Estados Unidos se ha encontrado con el estallido de la pandemia en pleno año electoral, algo que está distorsionando todo el proceso que finaliza en noviembre con las presidenciales en las que está en juego la reelección de Donal Trump.

Agosto se saldó con los índices americanos en máximos históricos, lo que puede hacer pensar que tras el crash de marzo/abril lo peor para las bolsas ha pasado. Sin embargo, el comportamiento de los índices americanos es engañoso. “Si quitas a las famosas FANG es más parecido a Europa que otra cosa”, explica a Cotizalia Tomás Pintó, responsable de renta variable internacional en Bestinver. “Con tanta liquidez para todo aquello que tenga crecimiento el terminal value se hace más grande… Si antes parecía que un flujo de caja del 5% era objetivo, ahora el 3% vale”.

“Esta situación con Wall Street en máximos por las tecnológicas me recuerda a hace dos décadas”, asegura por su parte Gonzalo Lardíes, gestor de Sigma IH Equity Europe y el SIGMA IH Equity Spain de Andbank. “Los tiempos cambian, pero el fondo es parecido. Hay mucha dispersión en el mercado, está todo muy roto y lo que está pasando con las Tek es ponerle el cascabel al gato”.

Un equilibrio muy débil y si a nivel social se produce una implosión todo se puede venir abajo

No en vano, a su juicio el mercado se sustenta en 10 años de muleta de los bancos centrales, con la sensación de que va a haber “ayudas hasta el infinito y el más allá, cuando debería ser excepcional. Esto supone un equilibrio muy débil y si a nivel social se produce una implosión todo se puede venir abajo”.

En este sentido, Marcos Harguindey, investor relations de A Global Flexible Sicav, explica que “el problema es que el programa de compras tiene fin y se va a ir reduciendo y las valoraciones volverán a donde tienen que ir”.

El Ibex, el patito feo

Y yendo de lo general a lo particular, el caso de la bolsa española requiere mención a parte, en tanto que ni siquiera se ha subido a la recuperación que han experimentado el resto de mercados, en buena parte por su propia composición, con mucho peso de la banca y el sector servicios y apenas industria.

“Ese subidón de junio que llegó a los 7,800 no fue nada más que euforia del pequeño inversión y cargar pilas de fondos extranjeros por si se pueden poner cortos en el futuro”, explica Harguindey, que augura que muchas empresas no van a llegar a final de año y grandes del Ibex van a sufrir.

No creo que se haya descontado ya lo peor en el Ibex, simplemente ha aguantado pero van a atacar de nuevo

“No creo que se haya descontado ya lo peor en el Ibex, simplemente ha aguantado pero van a atacar de nuevo, van a atacar los cortos y sólo están esperando una noticia negativa para atacar. La parte positiva es la vacuna, que está yendo más o menos bien, pero hay tanta incertidumbre que lo peor de todo es que la volatilidad se calmó pero puede volver fácilmente y nosotros somos el patito feo. Somos muy fáciles, no hay volúmenes, hay muy poca demanda, el día que nos quieren pegar, nos pueden pegar por todo y somos un rival fácil, con un Gobierno débil y creo que desgraciadamente vamos a caer más”, concluye.

De la incertidumbre a la oportunidad

Con todo, es una cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío y, pese al difícil otoño que se presenta, los tres expertos coinciden en que la incertidumbre puede jugar a favor de los inversores que busquen oportunidades.

Así Pintó apunta a que “ahora vamos a tener más noticias y aunque parezca que la inestabilidad es menor y que de aquí a final de año, con vacunas y elecciones americanas, va a ser un campo de volatilidad a aprovechar”.

En la misma línea se posiciona Lardíes que va un poco más allá y apunta directamente a “small y midcaps donde más oportunidades se van a dar, mientras que para los puros players macro la visibilidad es reducida. Además se van a producir consolidaciones en todos los sectores.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios