SEGÚN DATOS DE MORNINGSTAR

Los fondos de oro superan al metal rey en 2020 pero suspenden a largo plazo

Los fondos de cotizadas mineras ganan impulso en el año, así como llevan haciendo en los últimos cinco años. No obstante, para los inversores a largo plazo, en la década ganan los ETF

Foto: (Reuters)
(Reuters)
Adelantado en

El oro, activo rey de los inversores cuando buscan refugio, está desatado. Hay varias formas de aprovecharse del ‘rally’: en los metales en físico, fondos cotizados, compañías del sector… La elección ha de responder a las necesidades y tesis de inversión de cada uno.

En la búsqueda por la fórmula idónea, destaca la rentabilidad de los fondos de gestión activa en renta variable del sector del oro y otros materiales. A corto plazo, su apueto por cotizadas del sector les da resultado, con rentabilidades que superan a los ETFs de metales preciosos con creces en 2020. Sin embargo, a 10 años de plazo, pocos son los que baten la inflación.

En 2020, las cifras de las subidas son, lo menos, relevantes: según datos de Morningstar, el World Gold Expertise denominado en dólares de Lombard Odier sube un 53%, el Global Gold Fund en euros de Ninety One un 48% (el denominado en dólares un 44%), el International Selection Fund de Schroders un 46%, el World Global Fund de BlackRock otro 46%, el Goldsphere de Edmond de Rothschild un 44%... En cambio, los precios de la onza del oro suben un 34% en 2020, en los 2.035 euros a cierre del viernes.

Estos productos se enfocan en batir al mercado en físico y otros índices buscando las mejores cotizadas de exploración de oro, pudiendo muchos de ellos incorporar también exposición a empresas de otros metales y piedras preciosos (habitualmente de forma minoritaria).

Asimismo, entre sus principales apuestas destacan Barrick Gold, Newmont Corporation, Agnico Eagle Mines, B2Gold… El número de mineras cotizadas en el mundo es eterno y los fondos cuentan con carteras dispares entre sí en cuanto a nombres y concentración. A modo de ejemplo, Newmont Corp, la mayor empresa por capitalización bursátil (55.340 millones de dólares), gana un 58% en bolsa este año.

En un plazo de cinco años, las rentabilidades siguen siendo jugosas: entre los fondos mencionados, el de Lombard Odier sube un 25% anualizado, el de Edmond de Roghschild un 23% y el de BlackRock un 22%, según los datos disponibles en Morningstar. El denominado en dólares de Ninety One (para el que Morningstar sí tiene datos a largo plazo) gana un 27% anualizado.

No obstante, es en el verdadero largo plazo, a una década, cuando la rentabilidad de estos fondos pierde brillo. Son pocos los fondos que tienen registros a diez años, pero de los que hay son aún menos los que baten la inflación media del 2% anual. El fondo de Ninety One mencionado anteriormente, pero en vez de estar denominado en euros, en dólares, consigue ganar un 4%, teniendo también una brillante rentabilidad del 44% en 2020.

El de Lombard Odier aguanta en un beneficio anualizado del 2,9% y el de BlackRock un 2,7%. El resto de los productos cuyos datos están disponibles en Morningstar se queda por debajo del umbral del 2%. Por ejemplo, el fondo estrella en 2020 de Edmond de Rothschild mencionado anteriormente se deja un 0,71% anualizado en la última década.

A modo de comparación, el ETF de oro de Wisdom Tree Physical Gold, que se apoya en las reservas de oro del HSBC sube un mero 26% en 2020 y un 11% anualizado en los últimos cinco años, pero también gana un 6,2% anualizado en los últimos 10 años. Rentabilidades parecidas al Invesco Physical Gold (+6,3% en la década) y el Xtrackers Physical Gold (otro +6,3% anualizado, según Morningstar), de los mayores productos en patrimonio de este segmento.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios