DE LA RENTA VARIABLE A LA FIJA

Cómo construir una cartera a prueba de coronavirus en el segundo semestre del año

Las apuestas de los expertos se distribuyen entre Estados Unidos, Europa y China, tanto en renta fija como en variable

Foto: Coronavirus
Coronavirus

Los frentes abiertos de cara a la segunda mitad del año son numerosos. Empezando, por supuesto, por los riesgos asociados al covid-19 y por una posible oleada de contagios que pueda provocar nuevos cierres, no se pueden dejar de lado las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y China ni las elecciones estadounidense. Tampoco el riesgo de que un brexit duro pueda volver, dado el parón en las negociaciones comerciales con la Unión Europea. De igual modo la crisis asociada a la pandemia podría provocar quiebras e impagos y problemas de liquidez en los mercados de crédito.

A pesar de todo ello, Carla Bergareche, directora general para España y Portugal de Schroders, se muestra optimista. “Aunque es pronto para confiarnos, algunos datos apuntan a que ya hemos pasado lo peor: por ejemplo, los precios de los metales industriales se han estabilizado y los datos de movilidad de Google sugieren que la actividad en el lugar de trabajo se está recuperando”, afirma.

Bergareche considera que a partir de ahora deberíamos ver que la actividad económica mejora a medida que se van levantando los cierres. “En el tercer trimestre deberíamos experimentar cierto rebote. Sin embargo, creemos que la economía no recuperará todo el terreno perdido en la primera mitad del año”, añade. Ante esta perspectiva, Schroders ha rebajado su previsión de crecimiento mundial hasta el -5,4% este año. Desde la firma británica consideran que la recuperación tomará forma de U, aunque avisan de que habrá que estar muy atentos a si se produce una nueva oleada de contagios a finales de año, ya que llevaría a un nuevo establecimiento de cierres, creando una doble recesión y dando forma de W a la recuperación.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

Ante este entorno de mercado, ¿se puede encontrar oportunidades para crear una cartera sólida con la que aguantar los próximos meses? Estas son los apuestas de los expertos.

Renta fija

“La política monetaria expansiva de los bancos centrales seguirá vigente en el futuro inmediato, lo que creemos que supondrá un apoyo extraordinario a los bonos corporativos”, apunta Carla Bergareche. Dentro del crédito, aunque desde la gestora están positivos en renta fija corporativa europea, prefieren los bonos de grado de inversión de EE.UU. y los bonos corporativos de mercados emergentes en dólares.

Desde Edmond de Rothschil AM, su directora de ventas, María García proponen el fondo EdRF Bond Allocation. “Se trata de un fondo diversificado y flexible donde el equipo de gestión moverá la cartera tanto entre los diferentes tipos de activos como en términos de duración para tener una exposición a la renta fija de una manera activa y flexible”, explica García. Por otra parte, recomienda invertir en Millesima 2026, otro fondo de renta fija a vencimiento, con liquidez diaria, que ofrece exposición al mercado de crédito Euro High Yield, con una cartera que invierte en más de 100 emisores y con un rendimiento conocido y atractivo en el momento de la compra (en este momento está por encima del 5%).

Renta variable

La renta variable europea es el activo preferido para Schroders, ya que el Banco Central Europeo (BCE) sigue apoyando la liquidez al tiempo que la perspectiva de la coordinación fiscal está aliviando el riesgo político. En el largo plazo, confían en la inversión temática, ya que, tal y como se ha podido comprobar, algunos sectores, como el tecnológico, se ha comportado de manera superior durante la pandemia.

Desde Schroders también prestan atención al cambio climático. “El momentum es más relevante que nunca, con organismos públicos vinculando las medidas de estímulo a políticas medioambientales y con cambios en nuestras rutinas que contribuyen a reducir las emisiones de carbono como la eclosión del teletrabajo y la reducción de los viajes de negocio”, señala Bergareche.

Con los ojos puestos en China

A Álvaro Cabeza, country manager de UBS AM para España y Portugal, le gusta China. “El país ha llevado a cabo un viraje tremendo de su economía, tradicionalmente enfocada en la producción de bajo valor añadido, hacia una economía consumo y de servicios. Estas dinámicas tienen un efecto directo sobre sus mercados de capitales, tanto de acciones como de bonos”, fundamenta Cabeza.

Dentro de la renta variable china el experto de UBS AM destaca la robotización, las plataformas de educación o sanidad. Pero también ve abundantes oportunidades en la renta fija, tanto gubernamental como privada. De hecho, según apunta Cabeza los bonos gubernamentales chinos son los únicos de alta calidad que ofrecen rentabilidades atractivas cuando los comparamos con sus equivalentes en términos de calidad crediticia. “También han sido los que mejor rentabilidad ajustada por riesgo han cosechado en los últimos 5 y 10 años entre sus comparables”, señala.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios