Cómo blindar las carteras de inversión en la peor temporada de resultados del covid
  1. Mercados
EL SEGUNDO TRIMESTRE

Cómo blindar las carteras de inversión en la peor temporada de resultados del covid

¿Hay que hacer cambios? La mayoría de expertos de banca privada y asesores financieros reiteran que su inversión es largoplacista y que unas semanas de cuentas no bastan

Foto: (iStock)
(iStock)

Empieza la temporada de resultados más dura de lo que llevamos del coronavirus. En EEUU han sido los bancos los que han dado ya el pistoletazo esta semana, pero esto es solo el comienzo de un periodo de cuentas que revelarán el aguante unos y la debilidad de otros frente a la pandemia, así como sus pronósticos para lo que queda de año. El primer trimestre ofreció un vistazo al golpe económico de la Gran Reclusión, pero el segundo coincide de lleno con el parón económico.

Ante este escenario, las respuestas en bolsa y en renta fija corporativa son inminentes. No obstante, no todos los banqueros privados y asesores financieros consultados por Cotizalia son partidarios de hacer grandes cambios para blindar la cartera ante el temporal de cuentas. Muchos prefieren tomar estos resultados como referencia, pero guiarse más bien por una visión a largo plazo que va más allá de las semanas de resultados trimestrales. En este contexto, ¿cuáles son sus preferencias en renta variable y bonos corporativos?

Foto: Los inversores posicionan las carteras para blindarse ante un rebrote del virus

Guillermo Santos, iCapital

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

Gillermo Santos, socio de iCapital.
Gillermo Santos, socio de iCapital.

El movimiento más relevante ha sido ir dando entrada a más bonos privados —grado de inversión mínimo— conforme la crisis sanitaria bajaba de intensidad y las cuentas de resultados que prevemos para muchas empresas se van recuperando tras la caída del primer trimestre; en renta variable hemos seguido muy prudentes, tanto en Europa como en EEUU, y en los perfiles de riesgo que aceptan mayor peso de renta variable hemos incorporado fondos de acciones asiáticas, especialmente China, e intensificado ideas de inversión como automatización, robótica y seguridad digital.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

Además de los citados automatización, robótica y seguridad digital, en renta variable nos gustan las compañías con actividad ligada a la escasez de agua en el planeta y las que tienen relación con materias primas agrícolas; seguimos alejados del sector energía en bolsa.

En cuanto a bonos, vemos con buenos ojos las 'utilities' y las compañías de consumo necesario poco ligadas al ciclo, así como el sector financiero europeo que presenta niveles de solvencia más que aceptables que aseguran su capacidad de repago.

Foto: De bajistas a 'blue chips': qué comprar en bolsa y qué vender tras la Gran Reclusión

Magdalena Bassi, A&G Banca Privada

Magdalena Bassi.
Magdalena Bassi.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

No hemos hecho cambios relevantes en nuestras carteras de cara a los resultados del segundo trimestre. Durante los últimos meses hemos sesgado nuestro 'asset allocation' hacia sectores de crecimiento y compañías de calidad, con preferencia por los sectores relacionados con la digitalización y el aumento de gasto en salud. Geográficamente dimos preferencia a Estados Unidos sobre Europa, y a Asia como posición en emergentes. Los resultados del segundo trimestre presentarán una caída muy importante frente al año anterior, pero lo más relevante serán las previsiones. En este punto, no creemos que las compañías más cíclicas puedan dar una previsión muy clara sobre sus resultados futuros.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

Mantenemos sobreponderación en tecnología, consumo no cíclico y lujo dentro del consumo discrecional. También estamos expuestos al sector de la salud y el medtech. Nuestras apuestas más cíclicas están relacionadas con elección puntual de compañías donde vemos valor a medio plazo, pese a tener una perspectiva muy complicada en la situación actual de confinamientos y cierres parciales de actividad. En la renta fija corporativa, preferimos los subordinados financieros de entidades de buena calidad, frente al 'high yield' en general. También mantenemos apuestas en MBS y bonos corporativos de grado de inversión.

César Martínez, Bankia Banca Privada

César Martínez, director de Asesoramiento y Análisis de Producto de Bankia Banca Privada.
César Martínez, director de Asesoramiento y Análisis de Producto de Bankia Banca Privada.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

Los resultados corporativos son una variable más de las muchas que incorporamos a nuestro modelo de valoración y decisión a partir del cual se toman las decisiones de asignación de activos. En concreto ,y debido a este aspecto, no se ha modificado la estructura de asignación de activos del banco. La publicación de resultados empresariales del primer semestre de 2020 tendrá un peso relevante en la evolución de los mercados financieros a corto plazo y nuestras expectativas son positivas dado que esperamos que sean menos negativos de lo previsto. En Europa se estima una caída año sobre año de un 56,1%, mientras que en Estados Unidos se espera un descenso del 44%. Será, aún más importante, el mensaje que las compañías den para la segunda parte del año. Una vez que los planes de desescalada se completen, esperamos mayor visibilidad en los beneficios empresariales.

Los resultados corporativos son una variable más de las muchas que incorporamos a nuestro modelo de valoración

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

La recomendación de producto de estas clases de activo está centrada en empresas de calidad, con generación de beneficios y caja, baja deuda y mínimo apalancamiento. Con estos pilares, las empresas son capaces de sortear mejor la crisis e incluso salir fortalecidas de ella. Sectorialmente seguimos prefiriendo los defensivos y de crecimiento, pero ante la desescalada ya hemos visto cómo los sectores cíclicos (bancos, industria, servicios) recuperaban posiciones por su fuerte infravaloración. Por este motivo, también incluimos alguna idea de tipo 'value' en nuestras carteras y recomendaciones. En renta fija corporativa seguimos con la máxima de sobreponderar emisiones de crédito con buenas calificaciones crediticias en grado de inversión y mantenernos bajos en las emisiones con 'ratings' especulativos.

Ángel Pérez, BNP Paribas WM

Ángel Pérez, Senior Portfolio Manager de BNP Paribas WM.
Ángel Pérez, Senior Portfolio Manager de BNP Paribas WM.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

Cuando inviertes a largo plazo, las presentaciones trimestrales de resultados tienen poca relevancia, ya que apenas alteran el valor de las compañías. Lo importante a tener en cuenta a la hora de invertir es la capacidad de las compañías para generar caja a lo largo del ciclo económico y por este motivo, no solemos hacer cambios a no ser que veamos que hay una clara divergencia entre lo que espera el mercado y nuestras hipótesis de resultados empresariales. En las últimas semanas, sí que hemos realizado varios cambios en las carteras, obedeciendo a criterios de valoración o para aumentar el sesgo cíclico de la cartera, ya que pensamos que en este tipo de sectores más cíclicos el consenso está todavía muy negativo con los beneficios. En los últimos días hemos visto que alguna compañía tecnológica europea ha presentado unos resultados mejores de lo esperado y ha tenido fuertes subidas en bolsa. Pensamos que esto puede ocurrir en aquellos sectores donde el sentimiento de los inversores es muy negativo y, a poco que presenten mejores resultados, el precio de las acciones debería subir. Así, los sectores como materiales, autos o la misma tecnología podrían sorprender al alza. Las nuevas incorporaciones a nuestras carteras pertenecen a estos sectores.

Foto: (iStock)

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

Nuestro posicionamiento sectorial actual mantiene un peso elevado en sectores defensivos de calidad como el sector salud, compañías que se beneficiarán de las tendencias del envejecimiento poblacional o de los tratamientos sanitarios innovadores y en compañías de consumo básico o sectores de crecimiento como el de la tecnología, donde nos beneficiaremos de las nuevas inversiones en la nube/5G o el big data. En la parte más cíclica de los mercados, apostamos por sectores como el de materias primas o por compañías de calidad dentro del sector auto o químico. Por otro lado, el sector financiero tiene poco peso en nuestra cartera, ya que se enfrenta a retos importantes en los próximos años, con unos tipos previsiblemente bajos como los actuales.

Beatriz Catalán, Ibercaja Gestión

Beatriz Catalán, responsable de gestión activa de Ibercaja Gestión.
Beatriz Catalán, responsable de gestión activa de Ibercaja Gestión.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

En renta fija mantenemos una visión constructiva de cara a los próximos meses, principalmente por el fuerte apoyo de los bancos centrales. En renta variable sí es cierto que la temporada de resultados corporativos puede llevarnos a una época de mayor volatilidad. Los datos macro apuntan todavía a un entorno recesivo. En este sentido, parece que se está produciendo una divergencia entre los mercados financieros y la economía global: los mercados están anticipando una salida de la crisis más rápida, y aquí la clave está en el soporte de los estímulos fiscales y monetarios. Seguimos muy de cerca nuestros indicadores de sentimiento, flujos, posicionamiento, y el momentum de mercado se sitúa en terreno neutral. El indicador ya no se encuentra en niveles extremos de pesimismo como se encontraba a mediados de marzo donde vio la oportunidad clara de compra. Sin embargo, todavía se mantiene ligeramente más positivo que negativo para los activos de riesgo. El mercado ha subido más de un 35% desde los mínimos de marzo, a pesar de que el sentimiento de los inversores está incluso más deprimido que en aquel entonces. Precisamente, esta presentación de resultados puede, como hemos comentado, incrementar esa volatilidad y encontrar oportunidades.

Cuando inviertes a largo plazo, las presentaciones trimestrales de resultados tienen poca relevancia

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

En este contexto, deberían funcionar mejor a corto plazo aquellas exposiciones más defensivas. El sector de consumo estable se ha quedado retrasado en junio, es de los pocos que tiene revisión de beneficios positiva en el último mes —especialmente sector americano—, con un ROE en torno al 14%, y por valoración relativa de mercado cotiza una desviación típica por debajo de sus medias históricas. Por su parte, el de la salud es de los pocos sectores con un crecimiento de beneficios positivo para este año, donde la revisión de beneficios del último mes es de las más favorables. Cotiza también con ROE en el entorno del 15%, y asimismo pensamos que sigue contando con muchos catalizadores para los próximos meses. Aprovechamos también la debilidad vista el último mes, junto con su infravaloración relativa en términos de PER relativo respecto al mercado. A su vez, el de tecnología es el sector facilitador de la disrupción por excelencia, con crecimiento estructural superior a mercado y carácter defensivo en el contexto actual. No nos gusta la exposición al sector energético, continúan la rebaja de estimación de beneficios para el sector. Tampoco el sector inmobiliario, el carácter cíclico y el elevado endeudamiento de las inmobiliarias nos hacen estar cautos.

Salomé Bouzas, Tressis

Salomé Bouzas, analista de inversiones de Tressis.
Salomé Bouzas, analista de inversiones de Tressis.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

La verdad es que no hemos hecho cambios motivados por el inicio de la temporada de resultados. Evidentemente pueden y, probablemente, van a influir en el comportamiento a corto plazo de las bolsas, pero intentamos que nuestras carteras estén estructuralmente adecuadas para plazos más largos, sin perjuicio de que podamos tomar apuestas tácticas que, en este caso particular, no hemos considerado oportuno hacer. La aparición de la pandemia del covid-19 es sin duda una distorsión importante para la economía mundial y asistiremos a sus consecuencias durante más de lo que dure la crisis sanitaria. Es para este entorno de ralentización económica a la que seguirá una progresiva pero paulatina recuperación para la que están posicionadas nuestras carteras, y la temporada de presentación de resultados corporativos del segundo trimestre puede provocar volatilidad en el corto plazo pero no creemos que vaya a causar cambios estructurales que modifiquen nuestra visión de medio y largo plazo.

(Reuters)
(Reuters)

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

Nuestra distribución de activos refleja nuestras convicciones con respecto al entorno económico que viviremos durante los próximos años. En el caso de la renta fija, creemos que seguirá condicionado por un entorno de tipos bajos por más tiempo (lower for longer), en el que, además, el parón económico sin precedentes provocado por el confinamiento en muchas partes del mundo va a poner en aprietos los perfiles de liquidez de las compañías. Por eso, somos extremadamente cautos con nuestra exposición a crédito corporativo en general, tratando de evitar el segmento de peor calidad crediticia ('high yield' o alto rendimiento), prefiriendo las compañías calificadas como grado de inversión. Además, consideramos capital mantener cierto peso en deuda pública que nos ayude a diversificar la cartera y actúe como colchón en los momentos de volatilidad que estamos seguros que sucederán. En la renta variable tratamos de beneficiarnos de los cambios estructurales más relevantes que bajo nuestro punto de vista están sucediendo en el mundo, dándole especial importancia a la tecnología y digitalización, a los cambios socio-demográficos y a la preservación del planeta. Esto, en términos sectoriales, nos genera un cierto sesgo sectorial en valores tecnológicos, los relacionados con el cuidado de la salud y con el consumo, tanto básico como discrecional. En el otro lado de la balanza tendríamos los bancos, donde el entorno económico y de tipos actual no es nada favorable, así como la energía o el sector inmobiliario, a los que la menor actividad junto con la creciente tendencia hacia energías limpias y la irrupción del teletrabajo, respectivamente, son grandes desafíos que deben encarar.

Gonzalo García Valero, Caser Asesores

Gonzalo García Valero, responsable del área de Asesoramiento de Caser Asesores.
Gonzalo García Valero, responsable del área de Asesoramiento de Caser Asesores.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

No hemos llevado a cabo grandes cambios en nuestro posicionamiento de cara a los resultados. Sí que hemos reducido sensiblemente la sobreponderación tan grande que teníamos en 'growth' para tener exposición también a activos algo más cíclicos.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

Sectorialmente, seguimos apostando por los más defensivos como puede ser alimentación o salud. Sin embargo, también nos gustan sectores como el de consumo de lujo o los industriales, donde podemos encontrar empresas de calidad que antes tenían valoraciones más exigentes y ahora podemos encontrarlas atractivas.

Ángel Olea, Abante

Ángel Olea, socio y director de Abante.
Ángel Olea, socio y director de Abante.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

No hemos hecho cambios con la vista puesta en la temporada de resultados empresariales. Los cambios recientes que hemos hecho en nuestras carteras son fruto del contexto que hemos vivido estos últimos meses y de las fuertes caídas de marzo. Hemos aprovechado la ventana de oportunidad que se había abierto en algunos sectores y hemos rotado nuestras carteras hacia fondos y gestores que invierten en compañías grandes y de calidad, que son las que creemos que pueden navegar mejor en el escenario económico que tenemos por delante. Este tipo de compañías suelen ser líderes en sus respectivas industrias, tienen flujos de caja estables y, normalmente, bajos niveles de deuda. Además, aunque suelen cotizar con prima en los precios, las caídas de marzo nos permitieron comprar estas compañías a buenos precios. Y lo que estamos viendo ahora es que estos valores se han comportado muy bien, tanto en los momentos de recuperación como en los días en los que hemos vuelto a ver dudas en los mercados.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

En renta variable, a través de fondos subyacentes, hemos incrementado nuestra exposición a los sectores de tecnología y salud. Ahora mismo, en nuestra cartera modelo, las compañías tecnológicas tienen un peso de casi el 20% y las relacionadas con salud, de un 15,5%. También tenemos exposición a consumo discrecional y, en menor medida, a industriales, financiero, comunicación y consumo básico. Seguimos expuestos a inmobiliario, energía y servicios públicos, pero con un porcentaje que ronda el 2%, en cada uno de ellos. En renta fija, tras los fuertes planes de estímulo que han anunciado los bancos centrales, hemos optado por aumentar la exposición a fondos de crédito corporativo de grado de inversión, incrementando, también, la duración media.

Puy Carazo, Deutsche Bank WM

Puy Carazo, directora de asesoramiento de Deutsche Bank WM.
Puy Carazo, directora de asesoramiento de Deutsche Bank WM.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

La publicación de resultados es un punto de referencia muy importante, que sin duda estamos analizamos y vamos a seguir muy de cerca. Dicho esto, no hemos hecho/recomendado cambios específicos justo ahora puesto que dada la reciente evolución de esta crisis derivada del covid-19, venimos ya con un posicionamiento tácticamente cauto en renta variable. Creemos que mantener una estrategia estable, con nuestro 'asset allocation', es clave para los resultados a largo plazo.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

En renta variable los sectores que vemos más favorablemente no han cambiado con la llegada del coronavirus, seguimos viendo una tendencia positiva en salud y tecnología. De hecho, en estos momentos, el sector sanitario está evidentemente en el foco y pensamos que el sector tecnológico también podría beneficiarse de las tendencias estructurales de la economía mundial debido a la crisis del covid-19, con un mayor uso de la digitalización en el sector sanitario, el teletrabajo, etc. En cuanto a sectores menos favorecidos, el sector de la energía es donde se esperan las mayores revisiones a la baja en las próximas publicaciones y revisiones de resultados. En renta fija, ya hemos visto un importante estrechamiento de 'spreads' pero seguimos viendo valor en el crédito, sobreponderando activos con 'carry', con preferencia por el grado de inversión, 'high yield' y crédito asiático, de forma selectiva. Dado el contexto de tipos de interés, muy bajos por mucho tiempo, la inversión en renta fija con tires positivas, requiere cierta aceptación de riesgo.

Rubén de la Torre, Andbank WM

Rubén de la Torre, Senior Portfolio Manager de Andbank WM.
Rubén de la Torre, Senior Portfolio Manager de Andbank WM.

¿Habéis hecho cambios en la cartera de cara a la temporada de resultados corporativos?

El posicionamiento en carteras a lo largo del segundo trimestre ha ido encaminado a equilibrar las mismas por estilos y por factores, hemos dado cabida en las carteras a segmentos de mercado ligados a ciclo y valor —con la entrada en valores y fondos de corte cíclico como Acerinox, Croda o Alstom— para equilibrar el posicionamiento que ya teníamos en valores más defensivos —Roche— y estilo 'growth' , hemos dado entrada a una idea por región, compra de Taiwán, y hemos reducido la exposición a valores tecnológicos americanos —Cisco, Nvidia, TakeTwo...— para dar entrada en carteras a un fondo de 'small caps' americano de corte cíclico. El factor ESG sigue teniendo presencia en la selección de activos, factor que nos permite tener carteras de más calidad y con 'drawdowns' más controlados, con valores como Axa, Schneider, UPM, Stora Enso o Croda. Y estamos dando entrada a fondos temáticos en las carteras de cara al posicionamiento de medio plazo.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

En renta variable el posicionamiento es equilibrado por sectores y por estilos, no tenemos concentración en ninguno de los dos segmentos y participamos de forma equilibrada en ambos, en renta fija corporativa en marzo, aprovechando la debilidad del mercado, incluimos subordinadas financieras en carteras, hemos incorporado riesgo en un fondo global de 'high yield', y hemos incorporado referencias concretas con tires atractivas a vencimiento —Corecivic, Embraer, Klabin, Adani …—.

Jorge Colomer, CaixaBank

Jorge Colomer, director de productos y servicios de CaixaBank.
Jorge Colomer, director de productos y servicios de CaixaBank.

¿Habéis hecho cambios en las carteras de cara a la temporada de resultados corporativos?

Los catalizadores de mercado actuales, como los rebrotes del virus, los avances médicos relacionados, las ayudas fiscales, el soporte monetario y la recuperación de la actividad —con el consumo como primer paso para tirar del resto de la economía—, son tan relevantes que dejan en un segundo plano la presente temporada de resultados: los resultados empresariales van a dar información sobre un período poco representativo y las guías van a ser poco precisas o directamente no se van a dar. Además, las estimaciones de resultados están muy abiertas, provocando que el consenso medio de mercado sea menos fiable y que pueda tener un menor impacto en el mercado. Sin embargo, vigilaremos cómo la actividad se ha ido recuperando, cuál ha sido la resiliencia de los sectores vinculados al comercio electrónico o bienes de primera necesidad y cómo han evolucionado los niveles de 'stocks' para poder anticipar la recuperación de la producción industrial y el comercio. Esperamos que debido a las revisiones de beneficios a la baja, el fuerte pesimismo que ha habido por parte de analistas y el mayor apalancamiento operativo de la compañías tras los ajustes de costes, puedan provocar que los resultados batan a las expectativas del mercado. Pese a esto último, nuestra exposición al riesgo no la estamos modulando por la temporada de presentación de resultados corporativos sino por los factores mencionados anteriormente.

¿A qué empresas y sectores estáis expuestos en renta variable y en renta fija corporativa? ¿De cuáles estáis fuera?

En renta variable, reducimos ligeramente la exposición al sector tecnológico americano y damos un mayor peso a Europa y en concreto al sector de telecomunicaciones —con expectativas de entrar en un proceso de consolidación— y 'utilities' —impactado por la transformación hacia una economía sostenible—. En Europa evitamos el sector inmobiliario, consumo estable, debido a su valoración, y consumo cíclico debido a una mayor incertidumbre en la recuperación. Estamos positivos en renta fija corporativa. Mantenemos nuestra preferencia por emisores no financieros que mantienen unos mejores fundamentales relativos. En concreto, nos centramos en aquellas emisiones que son crédito elegible para el programa de compras del BCE. Sectorialmente tenemos una aproximación similar a la comentada en la renta variable, sobreponderando telecomunicaciones, 'utilities' o energía.

Cartera de inversión Renta variable Renta fija Bonos corporativos Mercados Resultados empresariales Coronavirus
El redactor recomienda