Necesidad de proteger el 'rating'

Bank of America ve riesgo de que Telefónica suspenda dividendos para proteger el 'rating'

La firma estadounidense considera que el golpe del covid complica la situación financiera de Telefónica y la obliga a medidas contundentes para no perder el grado de inversión

Foto: Oficinas de Telefónica en Caracas (Venezuela). (EFE)
Oficinas de Telefónica en Caracas (Venezuela). (EFE)
Adelantado en

La sombra de la duda vuelve a cernirse sobre los dividendos de Telefónica. Bank of America ha echado un nuevo jarro de agua fría a las expectativas del mercado, al poner en cuestión la capacidad de la operadora para mantener los pagos a sus accionistas durante los próximos ejercicios.

En un informe publicado este mismo miércoles, los analistas del banco estadounidense resaltan que la compañía que dirige José María Álvarez-Pallete podría verse obligada a suspender los pagos correspondientes a los años 2020 y 2021, para, posteriormente, rebajarlos a la mitad, 0,20 euros por acción, frente a los 0,40 euros que viene abonando en los últimos años.

Estas medidas estarían dirigidas a proteger el 'rating' de Telefónica. La operadora española cuenta con una calificación Baa3 por parte de Moody's y BBB por parte de S&P, lo que representa un margen de uno y dos escalones dentro de los niveles de 'grado de inversión'. Sin embargo, S&P mantiene una perspectiva negativa sobre su nota y los analistas de Bank of America creen razonable pensar que la agencia la recortará en la segunda mitad del año, lo que la dejaría también a un solo paso de convertirse en un 'ángel caído'.

"Nuestra opinión es que Baa3/BBB- seguramente representa un suelo clave para la dirección de Telefónica. El tamaño de la estructura de capital sigue siendo un incentivo fuerte para que la dirección mantenga calificaciones de grado de inversión", señalan, antes de observar que los pagos actuales de dividendos representan la salida de más del 90% de los flujos de caja disponibles, por lo que dejan un margen muy escaso para el desapalancamiento.

Desde Telefónica han defendido en los últimos meses su propósito de mantener el dividendo y, en aras de defender su sostenibilidad, acordaron retomar la fórmula del 'scrip dividend' (pago opcional en acciones). Gracias a esta medida, la compañía obtuvo un ahorro de caja de 630 millones en su último pago, ejecutado el pasado junio. Tras este paso, la mayor parte de las firmas de análisis asumen que la operadora podrá mantener sus pagos en los próximos ejercicios.

Frente a las preocupaciones por su situación financiera, desde el grupo se ha puesto en valor el blindaje efectuado en los últimos años, que le permitieron llegar al término del primer trimestre con cerca de 22.500 millones de euros de liquidez disponible, lo que supone tener cubiertos los vencimientos de los próximos dos años.

En cualquier caso, las advertencias de Bank of America no han pasado desapercibidas a los inversores, que siguen mostrándose recelosos sobre la situación de la operadora española. Este miércoles, en una jornada de fuertes avances sobre el parqué español, las acciones de Telefónica sufrieron un nuevo retroceso del 1,25% (el mayor del Ibex, junto al de Colonial), que eleva hasta el 34% el castigo acumulado en el año. Los consejos de compra sobre sus acciones han caído a sus niveles más bajos desde el pasado noviembre.

Los analistas del banco estadounidense observan que el golpe del covid le ha llegado a Telefónica en el peor momento posible, complicando sus planes de reestructuración y ajando sus perspectivas de negocio, especialmente por el golpe adicional que ha supuesto para las divisas latinoamericanas, uno de los principales lastres a los que se ha enfrentado la compañía española en los últimos años.

El banco estadounidense estima que el impacto de la crisis del coronavirus se traducirá en una caída del ebitda de Telefónica en 2020 del 12%

En su opinión, "hay razones para ser optimistas sobre las perspectivas" del negocio de Telefónica en Reino Unido, tras el anuncio de la fusión con Virgin Media; en Brasil, con una potencial consolidación del mercado, y en Alemania, con la integración de la red completada y una ruta más clara para las operaciones convergentes. "Pero ninguno de estos desarrollos son eventos de desapalancamiento en el corto plazo" y se ven, además, eclipsados por el efecto negativo de la crisis en las cifras de negocio, que estiman que pueda traducirse en una caída del ebitda en 2020 del 12%. Estos cálculos prácticamente duplican los del consenso de Bloomberg, que auguran un recorte del 6,4%.

Bank of America considera que, además del recorte del dividendo para aplacar la presión sobre el 'rating', Telefónica necesita dar pasos más contundentes para recobrar la confianza de los inversores y, entre estos, sería esencial desprenderse de los negocios de Latinoamérica. Desde la firma, calculan que el deterioro del negocio en la región —principalmente debido al hundimiento de las divisas de estos países— ha hecho inútiles los esfuerzos de reducción de deuda del grupo español, al drenar desde 2016 un promedio anual del 6% del ebitda, lo que representa un total de 3.800 millones de euros.

Evolución de la cotización de Telefónica en el último año. (Bloomberg)
Evolución de la cotización de Telefónica en el último año. (Bloomberg)

"Lo que es clave aquí es que las pérdidas totales de ebitda de 3.800 millones desde el año 2016 compensaron con creces la reducción del apalancamiento absoluto de 10.800 millones si se aplica una ratio de apalancamiento de tres veces, ampliamente consistente. En términos simples: debido a Latam, Telefónica no se ha desapalancado en absoluto", sentencian.

El problema para Telefónica es que los planes para deshacerse de esta división se han visto frustrados por la situación creada por la crisis. En esas circunstancias, desde la compañía se ha dejado entrever la posibilidad de escindir el negocio latinoamericano de los negocios 'core' del grupo. Sin embargo, una operación de este tipo conllevaría dificultades, ya que desde el banco estadounidense consideran que su ejecución podría conllevar un incremento del apalancamiento de Telefónica.

Para hacer frente a esta situación, los analistas del banco estadounidense sugieren que Telefónica podría necesitar ampliar capital en hasta 6.000 millones de euros, solo para reconducir su apalancamiento a niveles de 3,5 veces.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios