SEGÚN EL CONSENSO DE ANALISTAS DE BLOOMBERG

De bajistas a 'blue chips': qué comprar en bolsa y qué vender tras la Gran Reclusión

Los especialistas de los bancos de inversión, brókers y casas de valores dan más consejos de 'comprar' o 'mantener' que de 'vender' dentro del selectivo español

Foto: Vista de un hombre mirando unas gráficas. (iStock)
Vista de un hombre mirando unas gráficas. (iStock)
Adelantado en

Para haber pasado un semestre de pandemia, los analistas mantienen cierto optimismo respecto a la bolsa, o al menos en cuanto al Ibex 35. En el ecuador del año, los especialistas de los bancos de inversión, brókeres y casas de valores dan más consejos de 'comprar' o 'mantener' que de 'vender' dentro del selectivo español. Eso sí, son muchas las curiosidades de su visión de futuro, que no dejan de estar sujetas a factores que van desde el criterio personal de cada analista hasta la asiduidad con la que revisan su opinión o la cantidad de expertos que ponen la lupa sobre la empresa.

Por ejemplo, entre las compañías con más porcentaje de recomendaciones de compra del consenso de Bloomberg brillan empresas que, por otro lado, tienen muchos fondos bajistas en su capital. En cambio, entre las que más consejo de 'mantener' tienen están muchas de las 'blue chips' españolas —aparte de los bancos pequeños como Bankinter o Sabadell—. Los valores más 'odiados' guardan poco patrón: en tiempos de covid-19, no sorprende que esté en la cima de los consejos de venta una aseguradora (Mapfre) pero sí que la acompañe una empresa de consumo básico (Viscofan).

Almirall es un caso especial. Recién llegada al Ibex 35, es la compañía con menos analistas siguiéndola, pero todos ellos apuestan por añadirla a cartera. No obstante, cotiza un 38% por debajo de los máximos de 2015, cae un 21% en lo que va de año y desde que entró a formar parte del selectivo, el 22 de junio, se deja un 4,5% —mientras el Ibex apenas ha retrocedido un 0,7%—. No es una farmacéutica al uso. Enfrascada en una transición desde el negocio respiratorio en 2014 al mercado dermatológico —a parte de la gestión de otros negocios, como los medicamentos de venta sin receta—, Almirall sí que ha notado la pandemia en la caída de las visitas al dermatólogo y, por ende, bajada de las ventas —sobre todo en EEUU—. No obstante, de entre el sector farmacéutico en general, es la más popular entre los analistas y el mercado la alaba por su pipeline de nuevos productos. A su lado, la otra farmacéutica del Ibex, Grifols, 'solo' tiene un 58% de recomendaciones de compra, aunque cuenta con el doble de analistas desmenuzándola a diario.

[Lea aquí sobre el caso de Almirall]

Más allá del caso particular de Almirall, llama la atención que los bancos de inversión coincidan con los bajistas en sus favoritos de compra. Los bajistas son 'hedge funds' que toman acciones prestadas para vender y recomprarlas después, apostando a que el valor de la empresa caerá. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) solo publica las posiciones por encima de un 0,5% del capital.

Ence, castigada por la caída del precio de la celulosa, es la empresa con más posiciones cortas individuales del Ibex 35, sumando 3,91% entre JP Morgan, Marshall Wace, Millennium Capital, Connor, Clark & Lunn y AHL. Un total, no obstante, que se ha reducido ligeramente desde que la CNMV levantó el veto a los bajistas en mayo. Además un 92% de los analistas aconseja comprar acciones. La clave de la evolución futura de Ence en bolsa está en el precio de la celulosa, su materia prima, que lleva lastrando el precio de la acción desde el año pasado. La compañía registró una fuerte demanda de sus clientes en marzo, pero no suficiente como para evitar volver a sufrir por la caída del precio de su materia prima a cierre del trimestre. A largo plazo, el mercado apuesta porque el sector se verá apuntalado por la mayor demanda de los países en vías de desarrollo y por la sustitución del papel por el plástico.

[Ence, la eterna contradicción entre bajistas e inversores a largo plazo]

ACS sigue a Ence de cerca, con un 1,64% de su capital ocupado por los bajistas entre Marshall Wace y ACO, habiendo doblado esta cantidad desde que la CNMV abrió las puertas a las posiciones cortas en mayo. Sin embargo, el 79% de los analistas fichados en Bloomberg aconsejan comprar sus acciones. La empresa se encuentra sumida en un plan de recompra de acciones de hasta el 7% del capital, a la vez que se ve presionada por su deuda, que ha crecido un 164% en el primer trimestre. De todas formas, la compañía es de las pocas que ha decidido mantener el dividendo a pesar de la crisis, presumiendo de una liquidez de 12.000 euros. La clave es ver cómo evolucionará el sector tras el factor del covid-19 en la economía. De momento, la empresa ha perdido a través de Dragados UK un contrato del puerto de Aberdeen, echándole la culpa al coronavirus, aunque por otro lado ha entrado en la 'short list' para un proyecto de gestión de residuos en Australia.

Lo cierto es que, incluso después de un semestre marcado por el confinamiento, gran parte del consenso del mercado se reparte entre la 'compra' y el 'mantener'. En el caso del 'equal weight' destaca la presencia de los valores conocidos como las 'blue chips' —las grandes empresas 'de toda la vida' del Ibex 35—. No son las que más recomendaciones de 'mantener' tienen —sí lo son bancos pequeños o valores de futuro incierto, como la opada MásMóvil—, pero llaman la atención nombres por los que el mercado se debate a partes iguales por comprar o mantener.

Telefónica tiene un 49% del consenso —frente al 43% que aconseja la compra—, mientras que Iberdrola cuenta con un 48% en 'mantener' —en comparación con el 42% que apuesta por 'comprar'—. Ya más abajo, un 42% de los analistas que siguen al Santander apuntan a 'mantener', mientras que otro 42% aconsejan 'comprar'. Mientras el banco de origen cántabro y la 'teleco' han sufrido fuertes pérdidas este año, la energética es de las pocas compañías que se anotan subidas en 2020, con un alza del 20%.

La 'teleco' se enfrenta a la fuerte competencia del sector con una abultada deuda; no obstante, mantuvo el dividendo amparándose en su posición de liquidez a la vez que ponía en cuarentena sus objetivos financieros,. A su vez, el banco de origen cántabro se enfrenta a un entorno marcado por la crisis económica y los bajos tipos de interés, así como su exposición a los países emergentes, más golpeados por la pandemia, pero no es de los bancos más expuestos a la pandemia. La energética, alabada por su diversificación en un sector defensivo, también se postula como líder a nivel mundial en la nueva tendencia hacia la energía verde que ya existía antes del covid, aunque cotiza ya casi por encima de los máximos históricos.

[Estos son los valores por los que apostaban los analistas antes del covid]

En los consejos de 'venta' están las mayores sorpresas. El 48% de los analistas que siguen a la también energética Naturgy aconsejan 'vender', por ejemplo. La cotizada acusó un golpe "limitado" por el covid-19 en el primer trimestre, pero sí que avanzó que había notado menor demanda en gas y electricidad en España y Latinoamérica, así como en un escenario desafiante en el mercado internacional de GNL y en la depreciación de divisas en países clave de América Latina. Por ello, ya dijo en sus últimas cuentas que espera que el covid-19 tenga "un mayor impacto" en sus resultados durante el segundo trimestre del año. De todas formas, la firma estaba ya desde principios de año bajo el foco de los analistas por los cambios regulatorios anunciados por la CNMC.

También llama la atención Viscofan, de las pocas que ganan en bolsa este año (27%). La empresa goza de su calidad como activo refugio, ya que produce envoltorios cárnicos y por ende pertenece al grupo de las compañías de consumo básico. No obstante, todavía carga con el fantasma de la gripe porcina que lastró su acción en años pasados, así como otros riesgos, como el de la devaluación de la divisa en países emergentes.

Ya más abajo, no obstante, se encuentran Mapfre y Sabadell, con unos consejos de venta del 38% y del 36% del total de los analistas, respectivamente. La aseguradora, que cae casi un 30% en 2020, se encuentra en un sector que ha visto su solvencia muy golpeada por la crisis, con Mapfre reduciendo el margen hasta mínimos en un 177% solo en el primer trimestre.

Por su parte, el Sabadell, es el valor que más cae del Ibex 35 con una pérdida del 68%. Por otro lado, el banco acumula unas recomendaciones de 'mantener' del 60% del total de los analistas. Lleva cayendo más de un 80% en los últimos dos años pero en relación con su valor fundamental el banco lo ha castigado hasta dejarlo en uno de los bancos con menor valor en libros de Europa, en las 0,1 veces. Su nombre es conocido ya en los informes de analistas que lo postulan como el candidato perfecto para un baile de fusiones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios