crónica de bolsa

El Ibex estrena semestre con dudas tras cerrar en junio el peor de su historia

El índice patrio es el que peor comportamiento ha mostrado en los primeros seis meses del año y comienza julio también con dudas, cerrando este miércoles plano

Foto: Bolsa de Madrid (Efe)
Bolsa de Madrid (Efe)

El semestre no ha comenzado con ánimo renovado para la bolsa española. El Ibex 35 puso ayer punto y final a un semestre para olvidar, el peor de su historia con una caída del 24%, y lejos de encarar la nueva etapa con subidas, julio empieza con dudas que llevan al selectivo a cotizar con una gran volatilidad pasando de plano a caídas superiores al 1% para volver a subir. Así, el selectivo español ha cerrado plano, en los 7.227 puntos.

De hecho, el índice patrio es el que peor comportamiento ha mostrado en los primeros seis meses del año. No en vano, aunque para todos el primer trimestre fue dramático, con desplomes del 40% en pocas sesiones con la llegada de la pandemia de covid-19 a occidente, el resto de plazas tanto europeas como estadounidenses han logrado rebotar desde mínimos descontando una recuperación en V de las economías tras dos meses de hibernación. Algo que no ha ocurrido con el Ibex 35 que se ha quedado rezagado y apenas ha subido un 18% desde marzo.

En cuanto al comportamiento de este miércoles del resto de bolsas europeas, las ventas también se han abierto paso pero el Dax alemán ha caído un 0,4%, el CAC francés un 0,18% y el Eurostoxx 50 un 0,3%.

"A partir de ahora los factores que han venido “jugando” a favor y contra del comportamiento de las bolsas seguirán manteniendo su pulso, siendo el resultado de esta “lucha” muy difícil de predecir a día de hoy", apuntan desde Link Securities.

"Por un lado están la inmensa liquidez inyectada en el sistema por los bancos centrales y los gobiernos; la falta de alternativas de inversión atractivas a la renta variable; los avances en el desarrollo de tratamientos y vacunas para “vencer” al coronavirus de origen chino; y la batería de cifras macro e indicadores adelantados de consumo e inversión que se están publicando, correspondientes a los meses de mayo y junio, y que, de algún modo, invitan al optimismo", continúan.

Sin embargo, en la dirección contraria tira la expansión del virus, con rebrotes en países que aparentemente tenían controlada la situación, el escenario macro que sigue presentando “más sombras que luces”, y el aumento de las tensiones comerciales.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española bajaba un 1,3% hasta los 92 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 0,48% frente al 0,44% que ofrece el Bund alemán.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios