CON EL ALQUILER DE ACCIONES

BlackRock, Norges... Los fondos que dan munición a los nuevos ataques bajistas

Los grandes fondos ponen a disposición de terceros parte de sus acciones. El alquiler de títulos facilita las posiciones cortas, que han vuelto en Sabadell, ENCE, Cellnex, o ACS

Foto: Bajistas
Bajistas
Adelantado en

El fondo soberano noruego o la mayor gestora del mundo son algunos de los grandes inversores institucionales del Ibex con posiciones alcistas pero, a la vez, los que dan munición a los bajistas que han vuelto a disparar la tensión de varias cotizadas en las dos últimas semanas. El levantamiento del veto a las posiciones cortas por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha permitido una nueva oleada de ataques que ya ha tenido impacto en las cotizaciones.

Los bajistas han tomado posiciones relevantes, o las han elevado, en Banco Sabadell, ENCE, Cellnex, Solaria y ACS en las dos últimas semanas. En realidad, los ataques bajistas han sido mayores, pero la CNMV solo publica las posiciones individuales superiores al 0,5% del capital y los movimientos a partir de ese umbral. Pero varias empresas, como Sabadell, Telefónica, ACS o Mediaset temblaron en el parqué el 19 de mayo, tras reabrirse la operativa a los cortos.

Los inversores bajistas son, generalmente, 'hedge funds' cuyas apuestas pueden ser contra la evolución de un activo, en este caso acciones de la bolsa española, o estrategias alcistas y bajistas ('long short') sobre títulos correlacionados y tratar de ganar dinero en cualquier contexto. Pueden hacerlo con derivados o, lo que es más común, el método tradicional de tomar prestadas acciones para venderlas y recomprarlas al mercado antes de devolverlas a su legítimo dueño.

Es decir, los bajistas se valen del alquiler de acciones. Algo que pueden hacer los fondos internacionales, para sumar puntos básicos en forma de comisiones a su rentabilidad anual, pero que tienen prohibido los fondos españoles, pese a la petición ya histórica de la patronal Inverco. Los cambios de Gobierno y la inestabilidad política entre 2017 y 2019 tiraron por tierra su reivindicación.

El principal proveedor de munición para los bajistas es BlackRock. Su presencia en el capital de las compañías cotizadas es habitual porque es la mayor gestora del mundo y porque tiene una red amplia de ETF (la marca iShares) que toma posiciones según el peso de las empresas en los distintos índices. La gestora suele dejar parte de sus acciones en alquiler, ya sea para bajistas o para entidades de contrapartida al proveer liquidez, que en España es BME Clearing.

El gigante norteamericano, que administra a escala global 7 billones (millones de millones) de euros, entró este mes por primera vez en Bankia con una inversión superior al 3%, nivel a partir del que el supervisor obliga a notificarla. Aprovechó los mínimos del banco parcialmente nacionalizado para entrar, y tiene un 0,3% en alquiler, lo que supone artillería para los bajistas que quieran atacar Bankia.

Banco Sabadell ha sido una de las entidades más castigadas por los bajistas en las últimas semanas, con una apuesta del 'hedge fund' Millenium International que alcanza ya el 1,07% del capital. BlackRock vuelve a jugar un papel clave con el 0,192% de las acciones en préstamo. La gestora también tiene en alquiler participaciones del 0,343% en Banco Santander y del 0,365% en BBVA. En el caso del banco presidido por Carlos Torres, el fondo soberano noruego Norges Bank, que tiene declarado un 3,37%, presta un 0,131% del capital.

Telefónica fue otro valor que sufrió una sangría al volver los bajistas, cayendo un 9,43% en la sesión del 19 de mayo. En este caso, BlackRock tiene prestado el 0,122% del capital. Lo mismo ocurrió con ACS, donde la gestora que preside Larry Fink presta un 0,112%. La constructora recibió el primer ataque bajista tras abrir la puerta a los cortos. Fue Marshall Wace, el 'hedge fund' londinense que a través de sus apuestas formuladas mediante algoritmos, suele estar entre los fondos más agresivos del Ibex. Su apuesta contra la empresa que preside Florentino Pérez alcanza el 0,74% del capital.

Ence es otra compañía que está en la diana de los bajistas. La empresa papelera sufre ataques superiores al 0,5% del capital de JP Morgan AM, AHL Partners, Millenium y Connor, Clark & Lunn. Aunque en este caso ninguno de los accionistas institucionales con más del 3% del capital declara préstamos de valores.

Cellnex también sufre el cerco de los bajistas, con posiciones cortas de Citadel y AQR. La empresa de torres de telecomunicaciones tiene entre sus accionistas a BlackRock, que alquila un 0,373% del capital.

Otro grupo de empresas que ha estado en el foco de los cortos es el relacionado con la movilidad, al sufrir más que nadie las restricciones contra la expansión del coronavirus. Amadeus es un ejemplo de ello, donde BlackRock tiene en préstamo el 0,813% de las acciones. También las cadenas hoteleras, que remontan en bolsa con los planes de reapertura del turismo, pero recuperando solo una parte de lo perdido. En Meliá, Norges Bank tiene en alquiler el 1,432% del capital.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios