La banca encuentra una vía escape en Bruselas: ¿Atraerá de nuevo a los inversores?
  1. Mercados
FINECT

La banca encuentra una vía escape en Bruselas: ¿Atraerá de nuevo a los inversores?

Su valor se ha desplomado, en muchos casos, hasta mínimos históricos, superando incluso con creces las pérdidas ocasionadas durante la crisis económica de 2008

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Reuters)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Reuters)

La gran banca española se encuentra subida en una montaña rusa. Desde que se expandiera por toda Europa la pandemia del coronavirus, los bancos han sufrido fuertes idas y venidas en sus niveles de cotización. Todo ello pese a que las entidades bancarias no se encuentran afectadas directamente por la crisis sanitaria. Sin embargo, el daño colateral está siendo más que evidente.

En las últimas semanas, los grandes bancos españoles han sucumbido a las caídas. Su valor se ha desplomado, en muchos casos, hasta mínimos históricos, superando incluso con creces las pérdidas ocasionadas durante la crisis económica de 2008. Valores como Bankia, Sabadell o CaixaBank han llegado a registrar las cotizaciones más bajas en toda su historia.

Sin embargo, las últimas jornadas han supuesto un suspiro de aire fresco para los bancos. La aprobación del plan de recuperación económica frente a la pandemia que se aprobó ayer desde Bruselas, y que estará dotado con 750.000 millones de euros, ha llevado a los bancos a registrar hasta cuatro días de subidas consecutivas. Aun así, todavía existen diferentes factores que hacen a los inversores preguntarse si los grandes bancos son o no una buena opción de inversión.

Foto:  Martin Selmayr, secretario de la Comisión Europea (Reuters)

Aumento del peso de bajistas y desinversiones

La volatilidad que está experimentando la banca en los mercados está relacionada con los movimientos de grandes fondos e inversores que siguen entrando y saliendo de su accionariado. Uno de los más recientes y más sonado fuera de Europa ha sido el cambio de estrategia de Warren Buffett, director ejecutivo de Berkshire Hathaway. Hace unos días, el inversor estadounidense vendió cerca de medio millón de acciones del banco US Bancorp y redujo su participación por debajo del 10%. A esta desinversión se unen otras del pasado mes en Bank of New York Mellon, Goldman Sachs o JP Morgan, en las que ha reducido sus participaciones considerablemente.

Dentro del mercado español, la gran banca tampoco se ha librado de las desinversiones de fondos y grandes inversores. Con la eliminación de la prohibición por parte de la CNMV de las posiciones cortas, algunos ‘hedge funds’ como el Millennium International Management han incrementado sus posiciones bajistas en bancos como Sabadell, hasta el 0,92%, según los últimos datos ofrecidos por el organismo regulador.

Uno de los principales motivos que está llevando a la pérdida de atractivo en los grandes bancos ha sido la supresión del dividendo. “Los bancos de algunos países han recibido instrucciones de no pagar dividendos a fin de preservar el capital para poder proporcionar financiación a las empresas que la necesiten. Incluso las empresas que se encuentran en una posición fuerte se han visto obligadas a adoptar una postura más conservadora”, apunta Duncan Lamont, responsable de investigación y análisis de Schroders.

En España, algunas entidades como Santander o BBVA anunciaron la suspensión del dividendo, si bien es cierto que, en el caso de Santander, esperan poder valorar esta decisión dentro de unos meses. Aun así, son varias las firmas que consideran que los bancos europeos, entre los que se incluyen los españoles, no abonarán dividendo a cuenta del ejercicio 2020. Una de ellas es JP Morgan, cuyos analistas señalan en un informe reciente que los desembolsos de dividendos del 50% de los beneficios “son insostenibles en los bancos europeos”. En el lado opuesto se sitúa Bank of America, que sí apuesta porque bancos como Santander, BBVA, CaixaBank o Bankinter ofrezcan algún tipo de dividendo con cargo a los resultados de 2020.

En cualquier caso, tal y como explica Lamont, “los recortes de dividendos han sido rápidos integrales y relativamente indiscriminados”. Esto hace que se mantenga la esperanza de que “aunque la severidad del mercado de dividendos bajistas puede ser dura, su duración puede ser más corta que la media”.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

Caída en el negocio hipotecario

Aunque los bancos no se han visto afectados directamente por la pandemia, lo cierto es que la contracción de la actividad se está notando en su negocio. Ya lo anticiparon las propias entidades durante las presentaciones de resultados del primer trimestre, y los últimos datos del INE así lo constatan. En concreto, la firma de hipotecas para adquisición de viviendas retrocedió un 14,6% en el mes de marzo respecto al mismo periodo del año anterior.

A este menor volumen de negocio se une, además, el incremento del riesgo de crédito, que se podría producir una vez que hayan terminado los plazos concedidos para las moratorias hipotecarias, que se impulsaron por parte del Gobierno y los propios bancos para ayudar a los afectados por la crisis del covid-19.

El BCE tampoco se muestra optimista

A la reducción de la actividad de las entidades bancarias también se une la opinión del BCE, quien en su último informe considera que la pandemia incrementa el riesgo de la estabilidad financiera en Europa. “Los bancos europeos, aunque ahora se encuentran mejor capitalizados, posiblemente se enfrentarán a pérdidas significativas y una mayor presión sobre la rentabilidad”, apunta la autoridad europea.

Aunque el BCE considera que las medidas de la política monetaria han evitado el colapso financiero, el vicepresidente de la entidad, Luis de Guindos, explica en el informe que será necesario “abordar las repercusiones de la pandemia en las perspectivas de rentabilidad bancaria y las finanzas públicas a medio plazo para que el sistema financiero pueda continuar apoyando la recuperación económica”.

Todo ello significa, según el BCE, que los beneficios de los bancos de la zona euro a lo largo de este año serán “significativamente menores de lo que eran antes de la pandemia”.

Inversores