la tecnología, en lo alto de la pirámide

La apuesta para ahorradores que quieran invertir en tendencias de futuro

Tan importante es elegir los sectores que van a resultar ganadores como evitar aquellos que van a sufrir de forma más dura dicha evolución

Foto:

Si hiciéramos un repaso de cómo ha cambiado nuestra vida en los últimos años, nos sorprenderíamos de infinidad de cambios en nuestros hábitos de vida: la interacción con nuevos 'gadgets', los nuevos medios de transporte, la digitalización de la mayoría de aspectos de nuestro día a día o el avance de la medicina son solo algunos de los ámbitos donde más ha influido la tecnología.

Tan importante es elegir los sectores que van a resultar ganadores como evitar aquellos que van a sufrir de forma más dura dicha evolución. Como se puede ver en la tabla de abajo, es importante estar en los mejores sectores (salud y tecnología), pero también evitar los peores, al menos en términos de revalorización bursátil (energía y financieros). Sectores que se han comportado peor en un año excelente desde el punto de vista bursátil, como fue 2019, y que tampoco han servido como refugio —todo lo contrario— en lo que llevamos de 2020. Algo diferente está ocurriendo cuando los tradicionales sectores defensivos ya no lo son tanto.

Fuente: Banca March.
Fuente: Banca March.

Si hacemos el mismo ejercicio con índices bursátiles, fácilmente podemos ver que los índices con más componentes de los sectores relacionados con las megatendencias identificadas, como el norteamericano Nasdaq Composite, son los que mejor comportamiento han tenido también en 2019 y 2020.

Fuente: Banca March.
Fuente: Banca March.

La apuesta de Next Generation

En dicho contexto, y para aprovechar este tipo de evoluciones, a finales de 2018 Banca March hizo el ejercicio de identificar las tendencias económicas, sociales y demográficas, así como las industrias, sectores o temáticas que iban a ser protagonistas en los próximos años. A esta propuesta de inversión la llamó Next Generation y está dirigida a inversores de renta variable que buscan diversificar su patrimonio apostando por sectores de crecimiento secular, basados en la transformación del mundo.

El pasado 2019 fue un año muy positivo para las bolsas mundiales, pero asistimos a dos periodos de alta volatilidad, los meses de mayo y agosto, con caídas significativas. En esos dos meses y, por supuesto, en el cómputo total del año, Next Generation se comportó siempre mejor que su índice de referencia, con menos riesgo, subiendo más en mercados alcistas y cayendo menos en mercados bajistas.

El comercio ‘online’ verá reducido parte del exceso de demanda del confinamiento, pero parte de ese aumento de demanda ha llegado para quedarse

En 2019 el mandato cerró con una rentabilidad del 32,73%, frente a una subida de su índice de referencia del 24,05%, y a 23 de abril de 2020 la rentabilidad se sitúa en un -9,09%, frente a una caída de su índice de referencia (MSCI WORLD) del -16,74%. Por tanto, el fondo ha capturado en 1,4 veces la subida del mercado de 2019 y solo un 50% de la caída sufrida en 2020

Desde el lanzamiento, y a pesar de las caídas generalizadas de este año, la cartera acumula una rentabilidad del 20,66%, frente a una revalorización del índice de referencia de solo un 3,28%.

Fuente: Banca March.
Fuente: Banca March.

No se trata de un fondo temático de tecnología, aunque la gran mayoría de los cambios que estamos viviendo hoy en día tienen un elevado componente tecnológico, lo que ayuda a acelerar dicho cambio. Por ello, desde el principio se planteó una cartera que pivotase sobre las tres grandes megatendencias identificadas:

  1. El sector tecnológico ha sobresalido como el de mejor comportamiento bursátil a lo largo de este tiempo. Pero hay que destacar igualmente que la diversificación del mandato en este sector ha hecho posible que se alcance esa rentabilidad con un perfil de riesgo sensiblemente inferior que en otras alternativas de inversión más concentradas.
  2. Las dos megatendencias adicionales (demografía y estilo de vida, y sostenibilidad y medio ambiente) no solo han aportado rentabilidad positiva, sino que además han ayudado especialmente a mantener el riesgo (volatilidad) en niveles inferiores a los de su índice de referencia.

La construcción de la cartera así ejecutada lleva a una distribución sectorial cuyas características más relevantes son la fuerte infraponderación de dos sectores tradicionales, como energía y financiero, y la sobreponderación en tecnología y salud.

¿Qué esperar del futuro?

El covid-19 va a traer consecuencias tanto económicas como sociales. No podemos tener certeza absoluta de cuáles serán, pero desde Banca March se atreven a hacer un vaticinio: “Tanto la tecnología como la salud van a ser sectores en los que se van a multiplicar las inversiones en los próximos años. También vemos unas generaciones que se adecúan a los cambios de forma distinta a los últimos años, no solo por el distanciamiento social, sino por el uso cada vez mayor de nuevas tecnologías”.

La educación ‘online’ no solo es realidad en países emergentes, donde el acceso a la educación en zonas rurales es limitado y se necesita de una educación a distancia para poder desarrollar una clase media. Hoy día los niños han seguido formándose conectados a tablets y ordenadores. El comercio ‘online’ seguramente verá reducido parte del exceso de demanda que hemos vivido en estos días de confinamiento, pero parte de ese aumento de demanda ha llegado para quedarse.

Los cambios de hábitos se acentuarán, así como la preocupación por un mundo más limpio, más justo y más respetuoso por el medioambiente

Los sectores relacionados con la tercera edad, según Banca March, van a ser revisados y reforzados en los próximos años. De la mano de la tecnología, los cambios de hábitos se acentuarán, así como la preocupación por un mundo más limpio, más justo y más respetuoso por el medioambiente.

“No consideramos que el día después de la pandemia se vaya a producir una revolución en nuestras costumbres ni en nuestras formas de relacionarnos”, aseguran desde la entidad bancaria, “pero es posible que sí se aceleren los cambios que veníamos experimentando los últimos años. Con Next Generation aspiramos a seguir construyendo carteras que obtengan un retorno superior al de mercado, concentrando nuestras apuestas en los sectores de mejor perspectiva de crecimiento y evitando los que, con una alta probabilidad, se van a quedar atrás en el futuro”.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios