TRAS LA SANGRÍA DE MARZO

El Ibex, el patito feo de Europa en el amago de rebote de abril

El Ibex 35 vuelve a ser el patito feo con un rebote del 2% desde el 31 de marzo y eso que venía de firmar el peor mes desde octubre de 1987 con un desplome del 22,2%

Foto: Bolsa de Fráncfort
Bolsa de Fráncfort

Si abril ha sido algo menos volátil para la renta variable de lo que fue marzo, no ha estado exento de sobresaltos, especialmente con un protagonista, el petróleo. Así, es verdad que los inversores no ha visto desplomes históricos, ni rebotes abruptos en las bolsas, pero aburrirse tampoco se han aburrido teniendo en cuenta que han llegado a ver, por primera vez en la historia, como los traders de crudo pagaban para quitarse de encima los barriles por la falta de capacidad de almacenamiento en Estados Unidos tras el colapso total de la demanda.

De hecho, las caídas del 30% y los rebotes de doble dígito esta vez donde se han visto han sido en el Texas estadounidense y, por contagio, en el Brent de referencia europeo, que han llegado a tocar en mínimos de 2002. Finalmente, el WTS ha cerrado el mes en los 18 dólares, pero llegó a fijar mínimos intradía en los 6,5 dólares el pasado día 21.

Sin embargo, el peor escenario para las empresas ya se había descontado el mes anterior, cuando las principales economías de occidente se vieron obligadas a tomar medidas de choque, con cierres totales para contener la pandemia que ha llegado de China, y esto ha permitido que el mes haya terminado en positivo para las bolsas de Europa y EEUU.

De hecho, los índices de Wall Street han logrado en estas cuatro semanas volver al mercado alcista tras rebotar más de un 20% desde mínimos apoyándose en las masivas inyecciones de liquidez por parte de las autoridades y en la confianza de que la Reserva Federal hará todo lo que sea necesario, como volvió a reiterar su presidente, Jeromen Powell, tras la reunión periódica este mismo miércoles.

El presidente de la Fed, Jerome Powell
El presidente de la Fed, Jerome Powell

"Los índices americanos han recuperado niveles, incluso, de noviembre de 2019, es decir, que la recuperación ha sido en V completamente. Pero claro, como no lo va a ser si estás inyectando trillones en la economía y, encima esta vez, a diferencia de las otras veces, estás regando más a la pequeña y mediana empresa y a las persona", asegura a Cotizalia Marcos Harguindey, Investor Relations de A Global Flexible.

Las bolsas se lamen las heridas

Y también en Europa, el saldo ha sido positivo, aunque con un comportamiento dispar entre países. Así, el Ibex 35 vuelve a ser el patito feo con un 'amago' de rebote del 2% desde el 31 de marzo y eso que venía de firmar el peor mes desde octubre de 1987 con un desplome del 22,2% después de que España se convirtiera en el segundo brote más virulento de covid-19 del continente, lo que obligó al Gobierno de Pedro Sánchez a declarar el estado de alarma el 14 de marzo y sumir la economía del país en la hibernación.

Eso mientras que el Dax alemán, ha subido un 9,1%, el Cac 40 galo un 3,6% y el MIB Italiano un 3,5% después de las caídas de doble dígito firmadas el mes anterior. No en vano, al selectivo patrio también le ha pesado la fuerte bancarización del índice con lo que un saldo negativo del 8% en el Santander, otro tanto de Bankia y un 15% de Sabadell le han pasado factura.

"Las medidas que están tomando están siendo lentas. No están fluyendo ni están llegando a la economía real y este impás, de casi ya dos meses, lo que está haciendo es que no haya ni entrada ni salida de dinero de ningún lado, y creo que va a ser un drama", continúa Harguindey. Esta subida que ha habido en abril en las bolsas es totalmente ficticia y creo que podemos haber tocado techo como hace dos o tres semanas y, probablemente recule otra vez ahora".

¿Mes de transición?

Abril podría decirse, en este sentido, que se ha convertido en un mes de transición. Los mercados habían descontado en la segunda quincena de marzo un escenario catastrófico, pero los datos macro conocidos a finales del mes anterior y principios del que cierra hoy eran sesgados, en tanto que no mostraban la fotografía completa del cierre. De cara a mayo, los últimos datos conocidos esta semana empiezan a arrojar una imagen más precisa de las consecuencias económicas de las medidas de choque y la publicación de una caída del 5,4% del PIB de España anunciada hoy no llama precisamente al optimismo. De hecho, el selectivo ha terminado la última sesión con un descenso del 1,8% y ha vuelto a ser el peor de Europa.

También en las últimas semanas las empresas han comenzado a pasar por el confesionario de los resultados del primer trimestre, en los que se empieza a ver el impacto del cese de la actividad y la caída del consumo. Pero hay una cuestión en la que coinciden casi todas y es en la incapacidad de ofrecer a los inversores una guía para el conjunto del año. Una falta de visibilidad que hace que mayo se presente muy incierto.

En este sentido, los inversores van a seguir el minuto y resultado de la desescalada que emprenden todos los países. Y un rebrote que diera al traste la apertura de la economía podría ser fatal para el mercado y devolver las fuertes ventas vistas en marzo.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios