CON LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los 'hedge funds' tampoco vieron la crisis: pierden un 9% en marzo, peor que en 2008

Los fondos de cobertura a escala mundial registran un resultado en el último mes peor que en septiembre y octubre de 2008, con la caída de Lehman Brothers

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Adelantado en

Los ‘hedge funds’ cobran jugosas comisiones para buscar rentabilidades positivas en todos los contextos de mercado, pero en esta crisis no lo han conseguido. El universo global de fondos de cobertura perdió de media un 9% en marzo, y un 10,5% en el acumulado del primer trimestre, según los datos recopilados por la consultora Preqin.

Estos resultados son peores que los exhibidos en momentos de máximo estrés en los mercados financieros, como en septiembre y octubre de 2008, con la caída de Lehman Brothers, símbolo de la gran crisis financiera. En aquellos meses, los ‘hedge funds’ cayeron un 6,7% y un 8,1% respectivamente.

Los ‘hedge funds’ no tienen índice de referencia o ‘benchmark’ al que batir, sino que los gestores cuentan con libertad para obtener resultados positivos. Pueden invertir en todo tipo de activos, con estrategias alcistas o bajistas. De hecho, en su origen, tras la Segunda Guerra Mundial, protagonizaron estrategias al alza y a la baja, ‘long-short’, con la misión de ganar siempre.

Esta es la justificación de sus comisiones, más altas que en el resto de la industria de activos bajo gestión e inversión colectiva. Tradicionalmente, tenían comisiones de 2-20. Esto es, un 2% sobre el patrimonio y un 20% sobre la rentabilidad generada. El auge de la gestión pasiva y la crisis que sufrieron por su fracaso generalizado en 2008, salvo honrosas excepciones, presionaron a la baja las comisiones, que aun así son más altas que en los fondos de inversión de las grandes gestoras.

En 2008, hubo excepciones de gestores que apostaron contra el mercado inmobiliario estadounidense, a través de seguros de impagos de los derivados asociados a las ‘subprime’. El éxito de varios gestores fue descrito por el escritor Michael Lewis en el libro ‘La gran apuesta’, llevado al cine con el mismo título.

Esta vez, apenas hay ganadores, y los que hay es porque eran agoreros con el ciclo alcista de la economía y de Wall Street. Han tenido beneficios por un evento inesperado que muy pocos calibraron correctamente. Entre ellos, estaría un ‘hedge fund’ asesorado por Nassim Taleb, el prestigioso matemático que acuñó el concepto de 'cisne negro'. El fondo, gestionado por Universa Investments of Miami, aseguró en una carta a los clientes haber obtenido un retorno del 4.144% en marzo, y del 3.612% neto para el valor de la aportación de los inversores, según Bloomberg. El propio Taleb aseguró en una entrevista que la pandemia del coronavirus era previsible.

La entrevista se produjo el 30 de marzo, ya con el mundo parado después de dos semanas de intensas restricciones a la movilidad. El propio Taleb admitió que era imposible predecir cuándo se produciría este evento. En cualquier caso, ahora se ha activado de forma generalizada el sesgo de retrospección, estudiado en el campo de las finanzas conductuales, por el que 'a posteriori' un suceso parece más probable. Sin embargo, pocos lo vieron venir.

Y desde luego, los ‘hedge funds’ no están entre los que supieron anticipar el colapso que se venía encima de la economía. Si lo hubieran previsto, podrían haberse puesto bajistas con un coste muy reducido y haber comprado acciones de empresas ganadoras en este contexto, o activos refugio que, pese a no librarse de las caídas los primeros días, han acabado teniendo mejor comportamiento relativo que el resto.

El entorno de mercados no ha sido fácil. La volatilidad se disparó a máximos desde el ‘crash’ de 1929. El conocido como índice del miedo, el VIX de la Bolsa de Chicago, que recoge la variación del S&P 500, superó las cotas alcanzadas en 2008. Mientras que el propio S&P 500 se hundió un 20% en el mes. La ola de ventas indiscriminada afectó todos los activos, en un esfuerzo por tener liquidez. Los gestores coinciden en admitir no haberse encontrado nunca con un panorama de caídas tan verticales.

Los ‘hedge funds’ identificados con estrategias para obtener rentabilidades anticipando eventos (‘event driven strategies’) fueron los peor parados, con un retroceso del 14,7%, mientras que los más expuestos a la renta variable cayeron un 11,7%. Los multi-estrategia y los centrados en el crédito perdieron entre un 6% y un 7%, los que hacen arbitraje en activos correlacionados (‘relative value strategies’) cedieron un 2,7%, y los de estrategia macro, un 1,3%.

Resultados de los 'hedge funds' por tipo de estrategia. (Fuente: Preqin)
Resultados de los 'hedge funds' por tipo de estrategia. (Fuente: Preqin)

Durante el primer trimestre se lanzaron al mercado 87 nuevos ‘hedge funds’ en el mundo, frente a los 235 de los tres primeros meses del año anterior. Es decir, un 66% menos. El ‘hedge fund’ más grande del mundo al cierre del año pasado, con 168.000 millones de dólares, fue Bridgewater, fundado y codirigido por Ray Dalio. El vehículo perdió un 20% en el primer trimestre.

El retroceso se produce pese a que en marzo tuvo fuertes inversiones bajistas en Europa, con más de 1.000 millones apostados en España contra Iberdrola, Santander, BBVA, Amadeus y Telefónica. El segundo más grande del mundo es AQR, que en su web ha pasado de reflejar un patrimonio de 186.000 millones de dólares el 31 de diciembre a 143.000 millones el 31 de marzo, un descenso del 23% que no se sabe en qué medida es por reembolsos y cuánto por caída del valor de los activos invertidos. Este y otros fondos que aparecen en los primeros puestos, como Millennium o Marshall Wace, también tuvieron posiciones cortas relevantes en la bolsa española antes del veto de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ‘hedge funds’ registraron menor caída que el S&P 500 en marzo, pero también vienen de ganancias inferiores en ejercicios previos. En 2019, los fondos de cobertura tuvieron un retorno medio del 11%, frente al 30% del S&P 500. El comportamiento de los fondos suele ser más plano, porque se asume que evitan pérdidas y por haber muchas estrategias en activos de menor volatilidad.

Esta vez, no esquivaron los números rojos, y tampoco se han recuperado con la misma intensidad que Wall Street. El S&P 500 avanza un 28% desde los mínimos de marzo, pero, lejos de encaminarse a estrategias alcistas, los ‘hedge funds’ han aumentado sus posiciones cortas a máximos de febrero de 2016, según Bloomberg. Esta vez, no quieren caer con el mercado si vuelve a haber ventas masivas como el mes pasado.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios