ANTE LA CANCELACIÓN DE DIVIDENDOS

Los bancos tratan de calmar a los inversores y les aseguran el pago de los bonos anticrisis

Los fondos temen que el recorte en dividendos se traslade al cupón de los bonos híbridos (CoCos o AT1), que se han desplomado hasta un 40%

Foto: Andrea Enria, presidente del MUS. (Reuters)
Andrea Enria, presidente del MUS. (Reuters)
Adelantado en

El tijeretazo de los bancos a los dividendos ha instalado un runrún entre los inversores de sus bonos con mayor riesgo. Los fondos temen que las entidades acaben suspendiendo también el abono de los cupones de la deuda anticrisis. Los departamentos de relación con los inversores, atareados en tratar de frenar la sangría bursátil, que alcanza el 40%, también han tenido que hacer llamadas de urgencia a los gestores para tratar de calmarlos, según fuentes del mercado.

El foco se ha puesto en los instrumentos convertibles contingentes (CoCos o AT1), que se crearon en la crisis para tratar de dotar al sector de una vía de recapitalización interna que evite el dinero público. Son bonos perpetuos que, por su naturaleza, pagan intereses más altos que el resto, y que pueden cancelar el pago y convertirse en acciones ante un deterioro de la solvencia del banco que está prefijado en la emisión. Durante las últimas semanas, con la crisis de mercados desatada ante el coronavirus, estos títulos han registrado caídas de niveles del 40%, similares a las de las acciones del conjunto de bancos europeos.

Aunque son perpetuos, hay ventanas para que las entidades puedan recomprarlos (‘call’), normalmente la primera es a los cinco años y después una cada trimestre si no se han ejecutado. Banco Santander fue en 2019 la primera entidad en no acudir a una ‘call’ de un CoCo, algo que acabó haciendo un año después.

Los inversores institucionales dan por hecho que habrá más casos ahora, ya que cuando un banco recompra el CoCo, suele hacer una nueva emisión para cubrir los requisitos regulatorios (MREL), y ahora tendrían que acudir al mercado en condiciones mucho peores. Es decir, asumir costes mayores para financiarse. No hay ninguna ‘call’ prevista para 2020 de bancos españoles.

Pero lo que preocupa a los fondos no es esto, que lo tienen asumido, sino que se dejen de pagar los cupones. Por ello, los bancos se han esmerado en intentar tranquilizar a los principales gestores compradores de estos híbridos. Aun así, los análisis ya recogen esta opción. “Hay literatura para todos, y con demasiada precaución y pánico en algunos [análisis], precisamente cuando no pagar el dividendo no pone en peor situación [al banco] a la hora de pagar cupón en el AT1”, recuerda Jesús Sáez, director de renta fija de Natixis en España.

El ruido se intensificó esta semana también con “un anuncio de Rabobank de no pagar cupones en sus certificados, que no AT1, en virtud de su diferente forma societaria —es cooperativa—, pero suficiente anuncio como para que las noticias se fueran sucediendo y el sector no recibiera demasiada confianza”, añade el experto.

Hay dudas sobre si el BCE tomará decisiones acerca de los CoCos. (Reuters)
Hay dudas sobre si el BCE tomará decisiones acerca de los CoCos. (Reuters)

Estos días “se comenta sobre esto y sobre si el BCE recomienda o no cancelar los cupones que son opcionales. Por ahora creo que no tiene sentido, ya que los bancos ahorrarían poco y se cerraría el mercado para la financiación en CoCos. Pero hay discusiones en mercado”, señala un gestor español de renta fija. Por ahora, Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del banco central, ha señalado en entrevistas que no hay planes sobre estos híbridos anticrisis.

“Entendemos que actualmente el riesgo esta más en el alargamiento de la vida de la ‘call’ que en el impago del cupón. Las exigencias de los AT1 están más dirigidas al riesgo micro que al sistémico, y los impagos podrían dificultar la refinanciación”, arguye José Manuel Villamor, director del departamento de gestión de carteras de A&G. Villamor recuerda que el BCE se ha pronunciado sobre el pago de dividendos, no sobre los cupones, y que la cancelación de la remuneración al accionista “es algo asimilable a una ampliación de capital”. Además, prosigue, “las ratios de capital de los bancos son bastante holgadas, y se ha anunciado mayor flexibilidad en las ratios de capital. El sector financiero podría aguantar unos impagos asimilables a los de la anterior crisis gracias a las exigencias de los últimos años”.

El runrún inicial en comentarios de analistas y ventas de gestores ya se ha plasmado por escrito en algunos informes. Uno de los primeros es de Commerzbank, que no considera probable esta opción a corto plazo pero sí en caso de que se alargue esta crisis. “Los cupones AT1 parecen seguros por ahora, a pesar de los recortes de dividendos”, asevera un reporte firmado por Nigel Myer, analista de crédito del banco alemán parcialmente nacionalizado.

“Están aumentando las preocupaciones por los pagos de cupones AT1 a medida que los bancos posponen y cancelan dividendos, detienen las recompras de acciones y sus reguladores les recomiendan revisar la remuneración variable”, admite Myer. El analista explica que estos cupones son otra forma de distribución discrecional identificada en la normativa CRD que está sujeta a restricciones en el caso de incumplimiento de los niveles de capital, “por lo que es comprensible que aumente la preocupación sobre el pago”.

“Las caídas en los precios ya reflejan mayores riesgos subyacentes para los bancos y el potencial de impagos de cupones. Mantenemos nuestra creencia de que los impagos, o incluso un cupón parcial, serían buenos para la salud a largo plazo del mercado en términos de establecer expectativas sobre el riesgo en un nivel apropiado”, añade el experto de Commerzbank. Especialmente “si la actividad económica permanece baja durante algún tiempo, ejerciendo presión sobre los ingresos, las provisiones y la ponderación de riesgos de los activos (APR)”.

Hay que tener en cuenta que estos cupones no son acumulativos, como ocurría con otros híbridos en el pasado. Es decir, si un banco deja de pagar por empeorar su posición de solvencia y vuelve a una situación óptima tiempo después, los tenedores de CoCos no recibirán los cupones que dejaron de cobrar, tan solo los que correspondan en adelante.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios