ANTE LOS CRÉDITOS QUE ENTRARÁN EN MORA

Fidelity pide a la banca seguir a Santander y aplazar el dividendo para priorizar solvencia

La gestora de fondos, accionista de muchas entidades financieras, aplaude las recomendaciones de los reguladores de aplazar dividendos para fortalecer capital

Foto: (Istock)
(Istock)

Los dividendos tendrán que esperar, los bancos deben hacer acopio de capital. Esta es la conclusión de los reguladores, pero lo que es novedoso es que fondos de inversión que reciben estas retribuciones al accionista apuntan en la misma dirección. Es el caso de Fidelity, una de las principales gestoras del mundo por volumen de activos bajo gestión, con 2,2 billones (millones de millones) de patrimonio, y participaciones en muchos bancos.

Banco Santander ha sido la primera entidad relevante en anunciar que pospone el dividendo, ya que en vez de retribuir al accionista en 2020 hará un pago consolidado en 2021. "El anuncio de Santander de consolidar los pagos para el próximo año es un buen ejemplo. Tan pronto como la situación se estabilice, o el impacto de cualquier préstamo deteriorado mejore, entonces se deben pagar los dividendos", asegura Romain Boscher, director global de inversiones en de renta variable de Fidelity International.

Así, desde la gestora creen que los bancos deben priorizar sus posiciones de capital ante eventuales incumplimientos del crédito. "La perturbación económica causada por el virus probablemente conducirá a un aumento considerable de la carga y el incumplimiento de la deuda corporativa", alerta Boscher. El ejecutivo de Fidelity recuerda que, pese a los últimos años de fortalecimiento de capital por los requerimientos de los reguladores, "los bancos, particularmente en Europa, están muy expuestos a la caída de los precios de los activos y a los préstamos morosos en un mundo de tipos de interés reales muy bajos y, en algunos casos, negativos".

Fidelity recuerda que el papel de los bancos al financiar a empresas en problemas coyunturales durante estos meses de crisis por la pandemia del coronavirus será vital, y hacia ello van encaminadas las medidas de liquidez, relajación de solvencia o avales de bancos centrales y gobiernos. El Banco Central Europeo (BCE) ya ha reiterado en varias ocasiones que sus medidas deben ser enfocadas a la financiación del sector privado, y no a facilitar el pago de dividendos o las remuneraciones de ejecutivos.

"Sabemos que los dividendos juegan un papel inestimable en la economía, especialmente para los ahorradores a largo plazo, y esto no debe subestimarse. Es importante enfatizar que no estamos abogando por la cancelación de dividendos. Tan pronto como la situación se estabilice, o el impacto de cualquier préstamo deteriorado mejore, entonces se deben pagar los dividendos", arguye Romain Boscher.

En el caso de Fidelity, es una gestora principalmente activa, de selección de valores y no seguimiento de índices. Es decir, podría tener en consideración este factor para realizar sus inversiones en el sector financiero durante estos meses de crisis. "Como gestores de activos, creemos que un aplazamiento de dividendos es lo mejor para los inversores y nuestros clientes, porque prioriza la estabilidad financiera en tiempos de incertidumbre y garantiza que los bancos estén bien capitalizados y puedan ayudar a las personas y las pequeñas empresas como deberían. Por eso recomendaríamos que los bancos europeos actúen sobre esto ahora", sentencia el director de inversiones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios