LAS ACCIONES DE EURONEXT CAEN UN 17%

El acelerón del Gobierno con BME ahoga la opción de contraopa de Euronext

Economía ha autorizado la opa de SIX antes de lo previsto, tras recibir un informe con valoración positiva de la CNMV. Los plazos y la caída del 17% de Euronext complican su puja

Foto: Javier Hernani y Antonio Zoido, consejero delegado y presidente de BME. (EFE)
Javier Hernani y Antonio Zoido, consejero delegado y presidente de BME. (EFE)
Adelantado en

La oferta pública de adquisición (opa) de SIX sobre Bolsas y Mercados Españoles (BME) podría finalmente ser la única, tras meses de análisis en París por parte de Euronext. Aunque la bolsa de la plaza francesa, Ámsterdam, Bruselas y Lisboa no ha descartado su puja, la crisis económica y de mercados ante la parálisis de la actividad económica por la pandemia del Covid-19 lo complica. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) debe ahora aprobar la opa para iniciar un plazo de aceptación de los accionistas que oscila entre los 15 y los 70 días.

Los plazos y el comportamiento de las acciones de Euronext en las últimas semanas hacen más difícil que haya contraopa. La baza de Euronext era presentar una oferta basada en acciones propias, aunque pudiera también tener parte en efectivo, así como un plan de negocio que fuera más convincente para Economía que el de SIX, con la idea de avanzar a una mayor integración europea y dejar en Madrid parte de la gestión de una bolsa de importante tamaño a escala mundial.

Euronext admitió su interés desde el principio, y llegó a realizar una presentación de su plan de negocio a futuro a representantes de BME y del Tesoro. Pero SIX, contra pronóstico, se adelantó el 18 de noviembre con una oferta en firme de 34 euros por acción —33,4 descontando el dividendo pagado en diciembre— y un compromiso de dejar sin tocar el funcionamiento de la empresa durante al menos cuatro años.

En noviembre, Euronext contrató a Rothschild y a Allen & Overy para analizar una oferta por BME, y tanteó a los principales accionistas del gestor bursátil español. Los títulos de Euronext acumulan una caída del 17% en las últimas cuatro semanas de histeria en las bolsas, pese a rebotar este martes un 11%. Además, la aversión al riesgo sigue siendo elevada en el mercado, con la volatilidad en niveles aún cuatro veces superior a la de febrero, según el VIX sobre el Eurostoxx. Esto hace más difícil para Euronext ampliar capital y ofrecer títulos a los accionistas de BME.

Euronext cotiza en bolsa con una capitalización de 4.600 millones, mientras que BME vale 2.800 millones. Las diferencias se han acortado en un mes, ya que entonces estaban en 5.700 millones y 2.900 millones respectivamente. En todo caso, la cúpula de BME se ha mostrado siempre favorable a SIX, por asegurar sus sillas, según fuentes conocedoras. La firma anunció este martes la decisión de mantener la fecha del 28 de abril para la junta de accionistas, en la que estos podrán votar a través de diferentes medios de comunicación.

Euronext ha estado haciendo números para seducir con sus acciones a los dueños de BME y, paralelamente, convencer al Gobierno. Pero Economía ha acelerado para dar autorizar la opa, apenas una semana después de recibir el informe de la CNMV con conclusión favorable a la oferta. El supervisor presidido por Sebastián Albella cumplió los plazos previstos, mientras que el ministerio que dirige Nadia Calviño ha respondido antes de lo previsto, pese a la vorágine de sucesos en la economía y los mercados durante las últimas semanas.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios