CRÓNICA DE BOLSA

El Ibex rebota el 6% al cierre tras conocer la batería de medidas del Gobierno

El selectivo celebra los titulares que ha ido lanzando el presidente Pedro Sánchez durante la rueda de prensa en la que ha anunciado una inyección de 200.000 millones

Foto: Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid
Autor
Tiempo de lectura6 min

El Ibex 35 tenía ganas de subir y así lo ha demostrado toda la mañana con un mejor comportamiento que el resto de índices europeos. Pero el mercado estaba esperando a conocer la batería de medidas económicas que iba a poner en marcha el Gobierno de España como plan de choque contra los efectos económicos de la crisis del Covid-19 y parece que, de primeras, no han decepcionado. El selectivo ha celebrado con una subida del 6,4% al cierre, en los 6.498 puntos los titulares que ha ido lanzando el presidente Pedro Sánchez durante la rueda de prensa en la que ha anunciado una inyección de 200.000 millones para garantizar el futuro de la economía.

De esta manera, se desmarca del resto de plazas en las que el Dax alemán, que se ha movido con idas y venidas toda la sesión, ha rebotado finalmente un 2,1%, el Cac 40 parisino hacía el mismo recorrido y ha recuperado un 2,8%, el Eurostoxx 50 el 3,9% y el MIB italiano alrededor del 2%.

En Estados Unidos, los principales índices de Wall Street mostraban comportamiento mixto después de las caídas de doble dígito de la víspera. Finalmente se ha decantado por las compras gracias al anuncio también de medidas extraordinarias de liquidez por valor de 500.000 millones de dólares que asumirán conjuntamente la Fed y el Tesoro. Así, el S&P 500 se calentaba un 5,2%, el Dow Jones de Industriales rebotaba un 4,6% y el Nasdaq un 5%.

Comportamiento por valores

Mientras, se suceden los profit warning de las compañías que empiezan a digerir el impacto del parón de la actividad. El primer banco en hacerlo ha sido el Santander, que aunque ha descartado un efecto en sus cuentas en el primer trimestre del Covit-19, ha reconocido que su beneficio se reducirá un 5% a final de año en el mejor de los escenarios, es decir unos 500 millones menos.

Por eso, las medidas también están digiridas a este sector que ya venía desde hace tiempo acusando en sus márgenes los tipos de interés al 0%. Así, junto a LTRO puesto en marcha por el Banco Central Europeo, el Gobierno ha anunciado avales públicos por hasta 100.000 millones. Esto se ha traducido en subidas del 7,78% para el banco que preside Ana Botín y de otro tanto para el resto de entidades españolas, salvo Bankia, que se ha desmarcado con un rebote superior al 14,9%.

Fuertes alzas para Grifols, que también se beneficia de un paquete de inversión en I+D, Telefónica que se ha disparado más de un 17%, Siemens Gamesa se ha calentado más de un 17,5% y Mapfre que lidera la tabla con un 19,9%.

Y es que, además, una de las medidas clave para las empresas españolas es la la prohibición de lanzar OPAS sobre empresas estratégicas españolas por parte de compañías no pertenecientes a la Unión Europea.

Alta volatilidad

Pero si hay algo en lo que coinciden todos los analistas es que la volatilidad está aquí para quedarse. Fuertes caídas seguidas de fuertes rebotes y, en definitiva, un rango amplio de vaivenes marcado por el pánico de los inversores y los cazadores de gangas. Este lunes los mercados volvieron a protagonizar una jornada negra que en Europa tuvo su peor momento por la mañana, con desplomes que llevaron al Ibex 35 a perforar los mínimos intradía de 2012 y que en Estados Unidos se saldó con la cayor caída desde 1987 a pesar de la megainyección de liquidez de la Reserva Federal.

En este escenario, ya son varios los países que han comenzado a prohibir las operaciones a la baja. De hecho, este martes ha entrado en vigor el veto de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a operar en corto en toda la bolsa española hasta el próximo 17 de abril como respuesta a la volatilidad generada por el coronavirus. Y es que esta crisis ha hecho que el VIX salte al nivel más alto de su historia en los 82,69 puntos tras avanzar un 542% en el año. Muy por encima de los 60 puntos que superó en el peor momento de la crisis financiera de 2008.

Eso después del fuerte desplome experimentado en la víspera en todos los activos salvo en el treassury estadounidense que actuó como refugio. "Creemos que la psicología colectiva teme que las bolsas deban regresar a sus mínimos de la crisis financiera… de los cuales el Ibex 35 ya no está lejos, pero aún sí el EuroStoxx 50 y aún más el S&P500", aseguran desde el equipo de análisis de Bankinter. "Es la psicología del pánico aplicada a la masa del mercado. El flujo de noticias fue malo y las bolsas perdieron todo lo ganado el viernes, en términos generales. El mercado siguió roto ayer, sin ofrecer indicios de virar a mejor. Y la mejor prueba de ello es que no se compró ninguna clase de activo. Ni siquiera el oro, ni los bonos".

Acción de los gobiernos

No obstante, los inversores esperan en esta crisis acción por parte de los gobiernos. "Son la clave. Deberían coordinarse para transmitir un mensaje rotundo de “asistencia infinita” a empresas, sobre todo pymes. Solo un mensaje de ese tipo podría atajar esta deriva destructiva", aseguran desde Bankinter.

En cuanto al mercado de deuda, la prima de riesgo española vuelve a repuntar y se dispara hasta los 144 puntos básicos con la rentabilidad del bono a diez años en el 0,98%. También experimentaban subidas los diferenciales de Francia e Italia, mientras que el interés del bund alemán bajaba hasta el -0,43%.

El otro punto caliente de la crisis es el mercado de petróleo después de que Arabia Saudí haya decidido emprender una guerra de precios una vez que Rusia se ha levantado de la mesa de negociación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) al negarse a recortar la producción para apuntalar los precios que caían por el miedo al desplome de la demanda ante la epidemia del coronavirus. Entonces, el mayor productor del cartel decidió romper el mercado y hundir el precio inundando de crudo el sistema lo que ha lastrado el precio del barril al entorno de los 30 dólares. Este martes, tras la fuerte caída de la víspera, el Brent apenas recupera un 0,5% hasta los 30,22 dólares por barril, mientras que el Texas de referencia en EEUU subía un poco más hasta los 29,3 dólares.

En el plano macroeconómico, la encuesta del ZEW alemán sobre la confianza ha sido demoledora. La economía europea tiene por delante un horizonte tan complicado como el que tenía en el año 2011, durante la crisis del euro que estuvo cerca de provocar la ruptura de la moneda común, como consecuencia de la pandemia del coronavirus. El indicador de previsiones de crecimiento tanto de Alemania como de la eurozona se ha desplomado hasta -49,5 muy por debajo del -30 que esperaba el consenso de mercado y muy lejos del +10,4 de febrero.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios