A PESAR DE LA BAZUCA DE LA FED

El Ibex pierde otro 7,8% al cierre, pero salva 'in extremis' los mínimos de 2012

La Fed rebaja los tipos de interés hasta el 0% y amplia su programa de compra de activos a 700.000 millones de dólares en una acción coordinada con los bancos centrales

Foto: Bolsa de Madrid (Efe)
Bolsa de Madrid (Efe)

Las bolsas han protagonizado un nuevo lunes negro pese a los esfuerzos de los bancos centrales por frenar la sangría. En España, que este fin de semana el Gobierno activó el estado de alarma, quedando completamente parado el país mientras la epidemia se extiende no solo por el territorio nacional, sino por todo occidente, los inversores comienzan a temer las consecuencias económicas que ya el presidente Pedro Sánchez, avisó que serían graves.

Así, el Ibex 35 comenzaba la semana con caídas de hasta el 12%, lo que le llevaba, incluso, la barrera psicológica de los 6.000 puntos en varios momentos de la sesión. De hecho, ha marcado mínimos intradía en los 5.814 puntos, perforando los mínimos intradía registrados en el peor momento de la crisis del euro, fijados en los 5.994,10 puntos. Pero a falta de una hora para el cierre, moderaba el castigo que finalmente ha sido del 7,88%, lo que le ha permitido terminar en los 6.107 puntos y, más importante, salvar los 6.065 puntos que marcaron el peor cierre registrado en 2012 España estuvo al borde del precipicio.

Eso después de protagonizar el jueves pasado el mayor desplome de su historia y acumular en esa semana un -22%, la mayor pérdida desde la semana negra que siguió a la quiebra de Lehman Brothers en octubre de 2008.

En cuanto al comportamiento por valores, las mayores caídas ham sido para IAG, del 27,9%, tras asegurar que es incapaz de calcular un profit warning en estos momentos y anunciar un profundo plan de ajuste de costes que pasa por la suspensión temporal de empleo entre otras medidas. Además, la compañía ha decidido retrasar los movimientos en la cúpula para que Luis Gallego continúe al frente de Iberia dada la particular evolución de España. Así, Willie Walsh retrasa su jubilación como consejero delegado hasta que pase la crisis. Le sigue en los más bajo de la tabla Meliá (-18,5%), Aena (-15%) y ACS (-14%). Por el contrario, han logrado terminar en positivo Viscofan (+0,3%), Siemens (+1,7%) y Red Eléctrica (+3,4%).

En el resto de índices el comportamiento era similar. El Dax que ha llegado a caer más del 10%, moderaba el castigo al 5,2% al cierre a la espera de la rueda de prensa convocada por la canciller alemana Angela Merkel a las 18 horas. El Cac 40 parisino hacía lo mismo hasta el 5,7%, el Eurostoxx 50 cedía el 5,5% y el MIB italiano más del 5,9%.

En Estados Unidos, Wall Street ha abierto también en caída libre a pesar de la mega inyección de liquidez anunciada por la Reserva Federal este domingo. Los índices superaban los topes del 7% a partir de los cuales la bolsa quedaba inhibida por quince minutos. Al cierre de Europa, el Dow Jones se dejaba más de un 7,5%, el S&P 500 un 7,2% y el Nasdaq otro 6,9%.

Inyecciones masivas de liquidez

La Reserva Federal no quiso esperar a la reunión de este martes y, de nuevo, por sorpresa anunció una inyección de liquidez en dólares a través de 'swaps', en coordinación con el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá, el Banco de Japón y el Banco de Suecia, para evitar el colapso de los mercados financieros. Además, anunció una rebaja de los tipos de interés hasta el 0%, niveles en los que los dejó tras la quiebra de Lehman Brothers y amplió su programa de compra de activos a 700.000 millones de dólares para comprar bonos del tesoro y activos hipotecarios.

Unas medidas de choque que el mercado ha recibido con más incertidumbre y negatividad, en tanto que se pregunta, qué sabe la Fed para actuar de esta manera en lugar de esperar a la reunión ordinaria de dentro de dos días. Así, los futuros antes del arranque de la jornada se movían con fuertes caídas a ambos lados del Atlántico. Mientras que en Wall Street, el Dow Jones de Industriales se dejaba un 4,5%, el S&P 500 casi un 5% y el tecnológico Nasdaq un 4,5%, en Europa la foto no era mucho mejor. Caídas que superaban el 5% en los principales índices auguraban un nuevo lunes negro.

Y llueve sobre mojado en las bolsas, que acumulan más de un 35% de desplome desde que estalló la crisis sanitaria en Italia con la propagación del Covit-19 el fin de semana del 23 de febrero y que ha llevado, literalmente, al cierre de países como España e Italia, así como la adopción de medidas excepcionales. "El daño que en la economía mundial va a provocar este tipo de actuaciones por parte de las autoridades, actuaciones que no criticamos ya que no somos expertos en la materia, es muy elevado, y su alcance dependerá en gran medida de la duración y el éxito de las mismas", aseguran desde Link Securities. En este sentido, se barajan tres posibles escenarios: una recuperación económica en V, en U, que parece el escenario más probable o en L, que se trataría del escenario más negativo para las bolsas, aseguran los expertos.

Con todo, la volatilidad en las bolsas está para quedarse "más aún en una semana que termina el viernes con el cuádruple vencimiento de futuros y opciones sobre índices y valores, al ser final de trimestre", adelantan desde la firma. No en vano, hasta que no se comience a ver indicios serios de que la pandemia está bajo control o se anuncie un tratamiento eficaz la tensión en el mercado va a continuar.

En el mercado de renta fija, al prima de riesgo española se disparaba hasta los 130 puntos básicos con la rentabilidad del diez años subiendo más de un 35% hasta el 0,84% al tiempo que los inversores buscan refugio en el bund alemán y, sobre todo, en el Treasury estadounidense, cuyo interés se desplomaba un 20% hasta el 0,79%. También el bono japonés a diez años, cuyo interés se desplomaba un 1.300% hasta el 0%. En el bono italiano, el interés ofrecido por el papel a diez años alcanzaba el 2% por primera vez desde julio.

También fuertes movimientos en el mercado de bonos corporativos. Las rentabilidades de las compañías europeas con rating 'high-grade- se han triplicado en tres semanas.

En cuanto al petróleo, que es el otro foco de atención por la guerra de precios emprendida por Arabia Saudí, que ha inundado el mercado de crudo lastrando con fuerza el barril, nuevas caídas del 13% que dejan el Brent de referencia en Europa en los 30 dólares y el Texas estadounidense en los 29 dólares.

Por otro lado, ese miedo generalizado lanzaba a los inversores a por oro, que se disparaba este lunes un 16% hasta los 1.532 dólares por onza.

Entre las divisas, el euro seguía su ascenso frente al dólar hasta alcanzar los 1,12 dólares tras las medidas de estímulo anunciadas por la Fed.

En el lado macroeconómico, que es el que más preocupa en estos momentos, la Comisión Europea avisa ya que el coronavirus va a provocar una recesión este año en Europa y adelanta una caída del Producto Interior Bruto de entorno a un punto, frente al crecimiento del 1,4% previsto anteriormente.

Ante este escenario, el equipo de análisis de Bankinter, considera que "es probable que las caídas acumuladas por las bolsas en 2020 ya sean superiores al daño real que esta crisis del COVID-19 terminará provocando sobre PIBs y resultados empresariales", afirman en su último informe. "Eso significa que los precios actuales empiezan a ser suficientemente atractivos o están a punto de serlo si elevamos la perspectiva. ¿Cuándo actuar? Recordemos que es imposible comprar en mínimos (y vender en máximos). Eso nadie lo consigue en la vida real", concluyen.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios