EL IBEX 35 TAMBIÉN GIRA A LA BAJA

Los bancos de las 'revolving' de WiZink giran a la baja en bolsa tras la sentencia

Bankinter retrocede un 3,6%, CaixaBank cae un 3,44%, el Sabadell rebaja un 2,6% y Bankia se deja un 0,3%, mientras que el BBVA y el Santander suben un 0,8 y 0,6%, respectivamente

Foto: Una tarjeta de crédito 'contactless'
Una tarjeta de crédito 'contactless'

Tras recibir con alegría la sentencia de la banca española por el IRPH, los bancos digieren de mala manera la resolución de este miércoles. Se trata de una sentencia del Tribunal Supremo por las tarjetas 'revolving' que, además, sienta jurisprudencia. El Alto Tribunal ha decidido por unanimidad declarar nulo un contrato de WiZink por usura, al tener un tipo de interés del 27%.

Tras pasarse toda la mañana subiendo en bolsa, los principales bancos españoles giraron a la baja: CaixaBank cerró con un retroceso del 3,35%, el Sabadell del 2,97%, Bankinter del 2,39%. A su vez, Bankia consiguió cerrar plana, mientras que el BBVA y el Santander terminaron la jornada con un alza del 1,8%. Según un reciente informe de Mediobanca, las entidades más expuestas son CaixaBank (con 1.900 millones), Bankinter (670 millones) y Santander (540 millones). En el caso de Bankia y Sabadell, las cifras ascienden a 200 y 300 millones, respectivamente. Según Barclays, están en juego un 3% de los márgenes del sector y pérdidas de hasta 1.500 millones.

El Ibex 35, donde los bancos ponderan cerca de un 20% del total, también giró a la baja desde el punto porcentual al alza, hasta finalizar con un auge del 1,12%. Todo esto en un día de pleno optimismo en las bolsas: el Eurostoxx 50 ganó un 1,27%, mientras, recién abierto, el S&P 500 gana un 1,8%. Las bolsas han estado sufriendo brotes de volatilidad a raíz del impacto del coronavirus y la respuesta de los bancos centrales a sus estragos.

Doctrina de 2015

El Supremo se reunió para analizar esta causa la semana pasada, ya que la doctrina previa, de 2015, había generado controversia. Hace cinco años, el Alto Tribunal comparó las tarjetas 'revolving' con el tipo de interés del crédito al consumo, que está entre el 7% y el 9%, y al duplicar esta tasa dijo que eran usurarias.

En esta ocasión, el Supremo ha mantenido su criterio a pesar de que reconoce que se equivocó en 2015, y tenía que haber cogido el tipo de las tarjetas, que está cerca del 20%.

"La Sala tiene en cuenta que el tipo medio del que se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado. Por tal razón, una diferencia tan apreciable como la que concurre en este caso, en el que el tipo de interés fijado en el contrato supera en gran medida el índice tomado como referencia, ha de considerarse como notablemente superior a dicho índice", expone.

Este fallo supone limitar a partir de ahora el tipo de interés que pueden aplicar las entidades con las tarjetas 'revolving' más cerca del tipo medio que marca el Banco de España, pero no supone acabar con este negocio, que da un 3% de los márgenes de los bancos.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios