IAG SE DESPLOMA EL VIERNES Y EN LA SEMANA

El Ibex 35 cae un 11,76% en cinco días por el COVID-19 en su peor semana desde 2010

El selectivo español termina la semana con un retroceso del 11,76%, firmando su peor semana desde octubre de 2020, cuando en plena crisis del euro cayó un 13,48% en cinco días

Foto: Un trader en la bolsa. (Reuters)
Un trader en la bolsa. (Reuters)

Sigue el éxodo de inversores desde las bolsas por el miedo al coronavirus. El Ibex 35 ha cerrado el viernes con una caída del 2,92%, en los 8.582 puntos y sumando en el total de la semana un desplome del 11,76%. Se trata de la peor semana desde 2010, cuando, en plena crisis del euro, el Ibex 35 se dejó en cinco días un 13,48%.

IAG, el valor que más ha sufrido esta semana por el golpe al sector turístico que supone la epidemia, ha caído un 8,8% en el Ibex 35, sumando una caída semanal del 19%. La aerolínea ha presentado resultados este viernes, anunciando una reducción del 1% de su capacidad para 2020 por los ajustes originados por el impacto del coronavirus. En el total de las caídas semanales, le acompañan a la cima de las pérdidas Bankia (-12,8%), BBVA (-12,26%) y CaixaBank (-11,84%).

También ha presentado resultados MásMóvil, que tras subir el jueves un 5% en bolsa, ha retrocedido este viernes un 2,66%. La ‘teleco’ ha cerrado 2019 con un beneficio de 93 millones de euros, un 32% más que el año anterior. Con todo, la compañía es de las pocas que se ha salvado de la sangría semanal, cerrando los últimos cinco días con un alza del 3,95%. Solo le acompaña en las ganancias Acciona, que ha subido un 1,33% en los últimos cinco días.

El Eurostoxx 50 ha caído un 3,86%, mientras el DAX alemán se ha dejado otro 3,86%, junto con el CAC francés (-3,38%), el FTSE MIB italiano (-3,58%), el FTSE 100 británico (-3,18%), después de la sangría de las bolsas asiáticas, donde el Nikkei japonés ha caído un 3,67% y el SSE de Shanhái ha perdido un 3,7%. El resto de activos también reacciona con fuerza. Por un lado, el bono alemán, de referencia en el mercado de la renta fija, sigue cayendo en rentabilidad hasta situarse en un -0,6%, mientras que los títulos soberanos de la periferia pierden en precio: la prima de riesgo española, de hecho, ya se sitúa en los 89 puntos, mientras que la italiana alcanza los 171 puntos. El Crudo, a su vez, cae un 4,23%, hasta los 45 dólares por barril, en mínimos de 2018. Eso sí, el oro, activo refugio de referencia, gira hoy a la baja con una caída del 3,4%.

Las caídas del Ibex 35 se habían estado moderando ligeramente a mediodía, para volver a acelerarse con la apertura de Wall Street: el S&P 500 se deja un 2,8% en la mañana neoyorquina, mientras que el Dow Jones retrocede un 3,36%. Asimismo, el S&P 500 estaría dispuesto a cerrar la semana con una caída de casi el 11%, lo que marcaría la peor semana de Wall Street desde 2008. El bono a diez años cotiza en un tipo del 1,16%, mientras que el de tres meses se intercambia en un 1,31%.

Las bolsas dieron comienzo a la espiral bajista a principios de semana, cuando los inversores amanecieron con un brote importante de casos en Italia, que en los últimos días se ha repetido por toda Europa y el resto del mundo. Con el virus expandiéndose por el mundo, los inversores temen por el impacto que la epidemia puede tener en la economía por su efecto disruptor en la demanda del consumidor y las cadenas de suministro.

De hecho, en un contexto de 'profit warnings' por algunas de las mayores cotizadas del mundo, los economistas ya han empezado a hacer sus quinielas. El jueves, Bank of América recortó en dos décimas el crecimiento de la economía española para 2020, hasta una expansión del 1,5% del PIB. Según justifica la firma estadounidense, España sufriría "una pérdida permanente de la actividad". Una realidad que también se daría en el resto de países europeos —de hecho, BoA prevé que Italia entre en recesión—. A su vez, Goldman Sachs estimaba el jueves que los beneficios de las empresas de EEUU no crecerán en 2020 por el coronavirus.

El virus comenzó a dar titulares a principios de año, frente a los cuales las bolsas sufrieron un pequeño bache a finales de enero, para posteriormente volver a los máximos históricos. Un caso comparable sería el del brote del SARS, abordado por la Organización Mundial de la Salud en marzo de 2003. El S&P 500 se dejó casi un 14% aquel mes, para posteriormente recuperar lo perdido entre abril y julio. Sin embargo, el contexto entonces era distinto: los mercados venían de los mínimos de la burbuja tecnológica de principios de siglo y daban comienzo a un nuevo periodo de crecimiento económico. En cambio, el coronavirus se encuentra a unos mercados apabullados por la desaceleración económica pero apoyados por una política monetaria sin precedentes.

El COVID-19 deja ya alrededor de 83.332 casos de contagio en varios países del mundo, gran parte de ellos (78.497) en China, donde ha habido 2.788 muertes por esta enfermedad. Fuera del país asiático, ya se han confirmado casos en otros 48 países: en España, el número de contagiados registrados es de 25 personas, aunque los dos primeros pacientes diagnosticados en España ya han recibido el alta. Para este viernes, Italia ya registra 650 casos detectados y 17 muertes. En Europa, también han brotado casos en Francia, Alemania, Reino Unido, Grecia, los países nórdicos...

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios