" style="display:none">
TRAS LA CANCELACIÓN DEL CONTRATO DE COGEN

Sniace, suspendida ante la amenaza de cierre de su planta de Torrelavega

Después de anunciar la ruptura por parte de Cogen del contrato de arrendamiento y gestión de la fábrica, cinco años antes de lo previsto

Foto: Fábrica de Torrelavega (Fotografía de archivo)
Fábrica de Torrelavega (Fotografía de archivo)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha suspendido cautelarmente y con efectos inmediatos la negociación en Bolsa de las acciones de Sniace, después de anunciar la ruptura por parte de Cogen del contrato de arrendamiento y gestión de la fábrica, cinco años antes de lo previsto, algo que amenaza la continuidad de su actividad industrial.

Según ha informado el regulador pocos minutos después de la publicación del anuncio de Sniace de esta cancelación del contrato, la negociación de los valores de la compañía quedará suspendida "por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones".

Cogen ha argumentado su decisión de terminar el contrato en las pérdidas soportadas como consecuencia de la gestión de la planta de cogeneración, pero "fundamentalmente por la aplicación inminente" de los nuevos parámetros retributivos de la producción de energía eléctrica recogidos en la propuesta de orden ministerial distribuida el 9 de enero de 2020 por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Según Cogen, esta aplicación provocará este ejercicio unas pérdidas en esta planta de Sniace de más de nueve millones de euros, en línea con las estimaciones hechas por de la Asociación Española de Cogeneración (Acogen), que ha mostrado su "preocupación" ante "el brusco e inesperado" ajuste propuesto en la retribución del sector, estimado por la patronal en unos 450 millones de euros y que llevará a las empresas, con sus presupuestos cerrados, a un escenario de "'números rojos'" y "alarma" para los inversores.

Cogen ya ha comunicado a Gas Natural Comercializadora la resolución del contrato de suministro de gas natural a la planta de Torrelavega, al mismo tiempo que ha trasladado a General Electric la resolución de los contratos de arrendamiento y prestación de servicios de mantenimiento de los dos equipos turbogeneradores ubicados en esta planta, también para el 29 de febrero.

La terminación del contrato, que Sniace cree que no se ajusta a derecho, ha obligado a la compañía a tener que explotar esta planta de forma directa y a iniciar las negociaciones para alcanzar nuevos acuerdos de suministro de gas y prestación de servicios de arrendamiento y de mantenimiento de estos turbogeneradores, ya que es algo necesario para continuar con la actividad industrial.

Sin embargo, Sniace avanza que la imposibilidad de alcanzar estos acuerdos provocaría la parada de la planta industrial de Torrelavega hasta el momento en el que estos futuros contratos entren en vigor.

La patronal del sector señalaba que la propuesta de orden de actualización de la retribución de las renovables, cogeneración y residuos (Recore) para 2020-2025 supone un recorte del 14%, unos 1.000 millones de euros menos en conjunto para las tres tecnologías, siendo especialmente importante el 'hachazo' para la cogeneración, que llega al 43%, unos 450 millones de euros.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios