Rentabilidades de más del 1.000%

MásMóvil, Inditex, Abengoa... Los mejores y peores valores de los últimos 10 años

Este periodo ha sido testigo de algunos ascensos meteóricos por parte de valores españoles, aunque también solo queda menos del 1% de lo que fueron empresas sólidas

Foto: Torre de monedas de euro en una imagen de archivo. (iStock)
Torre de monedas de euro en una imagen de archivo. (iStock)

Con el comienzo de los años veinte de este siglo, queda claro que las empresas españolas, en su conjunto, no han salido bien paradas. La bolsa de Madrid cae en los últimos 10 años un 22,6% y el Ibex solo sube un 13,33% frente a los ascensos del 50% del Eurostoxx, del 122% del Dax o del 174% y 190% en el caso del Dow Jones y el S&P 500.

Sin embargo, este periodo ha sido testigo de algunos ascensos meteóricos por parte de valores españoles, y quienes apostaron por estos entre 2010 y 2012 hoy pueden recuperar más un 1.000% de rentabilidad. También hubo algunos que apostaron por cotizadas que entonces parecían sólidas y de las que hoy solo queda un 1% de lo que fueron en el parqué.

Estas fueron las empresas que mejor y peor desempeño tuvieron en bolsa desde el 1 de enero de 2010.

Del ascenso de MásMóvil al éxito de Inditex

Entre los éxitos de la década, hay todo tipo de sectores. Aeroespaciales como Airbus, tecnológicas, construcción, laboratorios farmacológicos… Pero destaca en el primer puesto, a más de 1.680% de diferencia del segundo, una teleco que ha protagonizado un ascenso meteórico, MásMóvil.

La compañía telefónica ha vivido en este periodo un triple debut: su entrada al mercado alternativo en 2012, su salto al mercado continuo en 2016 y su entrada al selectivo más importante a nivel nacional, el Ibex, en el que debutó en el verano de 2019 en sustitución de Técnicas Reunidas.

Cuando empezó, sus títulos apenas valían 50 céntimos y hasta 2017 el precio de sus acciones subió un euro en total. Sin embargo, a raíz de la compra de Yoigo y su salto al mercado continuo apenas medio año después, fue la estrella de este nuevo escenario, donde multiplicó su valor hasta los 25 euros por título en tan solo 14 meses (un 380% más).

A partir de ese momento, incluso con la entrada en el Ibex, no se ha visto recompensado con otras alzas. Desde entonces, su valor ha caído un 20% y lleva ya un tiempo estabilizado. A pesar de todo, ese 2.696% de avance en el parqué la ha consagrado como el valor líder en subidas.

El segundo es Airbus, que, aunque aún lejos de la capitalización bursátil de su máximo rival, Boeing, sí que ha aprovechado la crisis de la firma norteamericana por sus aviones 737 MAX y la tensión EEUU-China para cerrar con honores el periplo de los últimos 10 años. Sus títulos se han disparado más de un 1.000% en ese periodo.

Desde que la empresa cotizase por primera vez en Europa y luego en Madrid en 2014 a 50 euros la acción, el criterio de los analistas ha sido cada vez más favorable a la empresa del Viejo Continente. Si en 2010 un 40% de los expertos recomendaba vender, siendo esta la opción más apoyada, actualmente el 80% recomienda comprar y ninguno aconseja deshacerse de los títulos.

El tercer valor es CIE Automotive, que debutó en el Ibex 35 en 2018 en sustitución de Abertis. La empresa, que en 2010 apenas rozaba los 3,15 euros la acción, ahora cotiza a más de 21,5, aunque durante el año de su estreno en el selectivo más importante de España llegó a tocar los 35 euros.

En 2013 vivió su primer gran 'boom' en bolsa, con una subida del 360% hasta 2018. Con la entrada en una guerra comercial China-EEUU, ha sufrido grandes caídas en el parqué, cediendo un 30% desde entonces hasta ahora. Su sector es uno de los grandes afectados y por ello no ha sido raro ver su cotización bailar al son de los tuits de Donald Trump.

Otro de los grandes éxitos de la década es el de Inditex. Era la segunda que vivía en el parqué y ha logrado no solo revalidar las alzas de la anterior sino superarlas con un 362% en verde.

A pesar de una caída sensible en 2017, ha logrado llegar a máximos históricos superando la barrera de los 100.000 millones de capitalización bursátil.

Al borde de la muerte: las peores empresas

Si se invirtió a comienzos de la década en una de estas empresas, apenas queda nada de lo depositado por entonces. Reestructuraciones de deuda, bailes al borde de la quiebra, intervenciones estatales para evitar la desaparición... Estos valores no han tenido nada fácil sobrevivir en estos años por diferentes motivos.

El peor parado es Abengoa. Sus títulos valían más de 15 euros por aquel entonces, y hoy en día por apenas un euro puedes comprar acciones de la compañía. Con una deuda que ascendía hasta los 9.000 millones de euros, la empresa de energía renovable consiguió salvar la liquidación con un acuerdo con los acreedores.

Desde entonces, los bajistas se han lanzado a la yugular en múltiples ocasiones y cada problema que surgía (en especial, en lo referente a la reestructuración) se convertía en una crisis de vida o muerte que espantaba a los accionistas. Otras empresas que figuran en el ‘ranking’ han vivido situaciones similares, como es el caso de Duro Felguera o Nyesa (la segunda peor). Esta última finalmente sí que entró en concurso de acreedores, pero ha conseguido mantenerse a flote, eso sí, con una capitalización de 24 millones de euros y un precio por acción de 0,012 euros.

Y por último, el caso de Bankia. El banco español nació a comienzos de la década en 2010, como una fusión de siete cajas de ahorros. El entonces presidente, Rodrigo Rato, dirigió la salida a bolsa de la entidad y así, el 20 de julio de 2011, sacó al parqué el 55% de la compañía. Un inversor que comprase participaciones entonces y no hubiese podido beneficiarse de ningún acuerdo con el banco o de alguna sentencia judicial favorable se habría dejado prácticamente el 99% de su inversión.

La historia es conocida y, de hecho, se encuentra judicializada. En el mejor de los casos, quienes valoraron el banco en la salida a bolsa infraestimaron los riesgos macroeconómicos a los que se enfrentaba la economía española y sobrevaloraron la capacidad del banco para hacerles frente. En el peor, se dio una imagen ficticia de las cuentas para atraer a los nuevos accionistas y no crear una imagen de alarma sobre el sistema bancario español en general y la propia Bankia en particular.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios