Wall Street

Boeing despide a su CEO por la crisis de los 737 MAX y sube con fuerza en bolsa

El motivo, según han expresado en un comunicado, es “la necesidad de un cambio de liderazgo para restaurar la confianza”

Foto: El CEO de Boeing, Dennis Muilenburg. (Reuters)
El CEO de Boeing, Dennis Muilenburg. (Reuters)

Dennis Muilenburg, CEO de la empresa aeronáutica Boeing, ha sido expulsado de la compañía estadounidense de forma irrevocable este lunes. El motivo, según han expresado en un comunicado, es “la necesidad de un cambio de liderazgo para restaurar la confianza”. A partir de hoy será sustituido por el presidente, David Calhoun, hasta que encuentren un reemplazo adecuado.

Esta situación, que parecía imposible hace un año, se debe a la crisis que la empresa atraviese desde que su avión más venidido, el 737 Max, protagonizase dos accidentes que sacudirían los cimientos del sector. Entre los dos accidentes suman más 346 personas fallecidas por culpa, presuntamente, de fallos en el modelo y la fabricación de este tipo de nave.

Wall Street retiró a la empresa del “mercado afterhours” durante unos minutos debido a la noticia y ahora que ha vuelto al parqué, con Wall Street abierto, sus acciones suben con fuerza a más de un 3,2%.

Desde que ocurriesen los siniestros en Etiopía y Malasia muchas instituciones, expertos y noticias han ahondado en los motivos de una de la mayores catástrofes de la empresa centenaria. Los últimos meses, cuando parecía que todo se preparaba para que el Boeing 737 Max volviese a circular, volvieron a saltar las alarmas con una devolución de estos aviones por parte de Ryanair por “grietas y problemas de seguridad” .

Aunque el momento de máxima presión que ha desembocado en la decisión de dar la puntilla al CEO de la compañía ha sido la de la Administración Federal de Aviación de EEUU, que el 12 de diciembre comenzó a analizar el diseño y negase a la compañía la posibilidad de que su modelo regresara al mercado para 2020. Por su parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos emprende una investigación criminal sobre los motivos que llevaron a estos centenares de muertes.

Muilenburg, que llegó al liderazgo de la compañía precisamente como una respuesta al primer accidente, vio como apenas cinco meses después se producía el segundo. Aunque el CEO no estuvo presente en el diseño del primero modelo, sí que hay quien le responsabiliza de una mala gestión de las tragedias y el desarrollo de estas crisis. Ahora, cuando el foco mediático vuelve a brillar más que nunca sobre Boeing, se despide de la compañía por el mismo motivo que por el que entró.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios