INCLUIRÁN UN MENSAJE PARA LOS INVERSORES

La CNMV obliga a los fondos con 'small caps' y 'high yield' a avisar del riesgo de liquidez

El supervisor exige a las gestoras que incluyan en el folleto de sus productos un comentario sobre potenciales movimientos bruscos del precio en los activos más ilíquidos

Foto: Sebastián Albella, presidente de la CNMV. (EFE)
Sebastián Albella, presidente de la CNMV. (EFE)
Adelantado en

“La inversión en pequeñas empresas o renta fija de baja calidad puede sufrir cambios en las condiciones de liquidez e influir en las condiciones que fijan el precio del activo”. Las gestoras de fondos están preparando ya mensajes de este tipo para incluirlos en los documentos de datos fundamentales para el inversor (DFI) de sus productos si tienen en cartera bonos de un ‘rating’ reducido (bono basura o ‘high yield’) o empresas de pequeña capitalización (‘small caps’).

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está obligando a los fondos a que incluyan estos avisos, según diversas fuentes del mercado. El supervisor lleva meses con el foco puesto en este riesgo, que para muchos podría ser el gran cisne negro que convierta una desaceleración -o recesión puntual- en una crisis en los mercados. Fuentes de la institución explican que ya había mensajes en el folleto, pero que ahora tendrán que incorporarlos en el DFI, que es el que los distribuidores tienen que comprobar que ha leído el inversor. "No son advertencias, simplemente una explicación", arguyen estas fuentes, que recuerdan que el requerimiento es para fondos que aún no lo hacían. En el sector lo interpretan como advertencia.

La preocupación se ha disparado este año con los diferentes episodios de problemas de liquidez que ha habido en grandes fondos europeos. Así ocurrió en los productos estrella de Neil Woodford, el gestor británico más conocido en renta variable, o en H2O, gestora de Natixis que sufrió reembolsos por valor de más de 8.000 millones de dólares en dos semanas en su fondo Adagio -el 30% del patrimonio- tras una publicación del ‘Financial Times’ que advirtió del riesgo de algunas posiciones de renta fija en cartera.

Las dos crisis de liquidez tuvieron el epicentro en los activos que preocupan a la CNMV, pero que también son los que han servido a los gestores para encontrar valor en los últimos años. El problema potencial es que deshacer posiciones para hacer frente a reembolsos puede originar importantes pérdidas si son inversiones con poca negociación, como ocurre con las ‘small caps’ o el ‘high yield’. Asimismo, en casos extremos, puede ser imposible vender y devolver el dinero a los partícipes que quieren salirse.

Sebastián Albella, presidente de la CNMV ya se pronunció al respecto tras los problemas de Woodford. Quiero insistir una vez más en la relevancia de que las gestoras presten en todo momento atención al control de la liquidez, cumpliendo estrictamente en todo momento las previsiones al respecto de la Ley y Reglamento de instituciones de inversión colectiva (IIC)”. “Se trata de un aspecto, como muchos de ustedes saben, que abordamos de modo recurrente en nuestras tareas de supervisión”, insistió en la asamblea anual de Inverco, patronal de las gestoras.

Avisos en el mercado español

En España hay algunos precedentes de diferente índole. El último es el de un fondo de Esfera gestionado por Q-Renta, agencia de valores que se ha terminado disolviendo. En este caso hubo una crisis de liquidez tras inversiones en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), pero la CNMV encontró indicios que están siendo investigados de manipulación de mercado, conflicto de interés y deficiencia al gestionar órdenes, según expedientes sancionadores abiertos.

Así, en este caso pudo haber mala praxis previa al problema de liquidez, lo que no debería ser un precedente para el resto de fondos. Lo que sí fue un aviso es la crisis que vivió Bestinver en 2014 cuando Francisco García Paramés abandonó la gestora de Bestinver repentinamente, y hubo fuga de inversores que sacaron una cuarta parte del patrimonio en un trimestre.

La gestora se estabilizó con el nuevo equipo liderado por Beltrán de la Lastra que ficharon los Entrecanales, pero entre medias Bestinver tuvo que deshacer posiciones. Muchas de ellas estaban en pequeñas empresas como Miquel y Costas o Barón de Ley, y golpearon la cotización de estas firmas, afectando al valor liquidativo de los fondos.

Precisamente, Bestinver ha priorizado la gestión de la liquidez en los últimos años, como recuerda su director de inversiones: “El riesgo más serio y subestimado es el de la liquidez”, advirtió en la conferencia de inversores de este año. Según De la Lastra, es una amenaza que “no es visible, pero es latente”. “Si vamos a la realidad de la renta variable, en las pequeñas y medianas empresas la iliquidez es llamativa, pero en renta fija es todavía peor”, agregó.

Por ello, ponen el acento en “la calidad de la rentabilidad”, justificando que los inversores no deben fijarse sólo en los retornos. La preocupación es cada vez más generalizada. El Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), una especie de matriz de bancos centrales, avisó en el informe anual de 2017, publicado en verano de 2018, que los gestores de activos están “interconectados” a lo largo del circuito financiero, y “no solo están expuestos a pérdidas por valoración, como cualquier otro inversor, sino también enfrentan el riesgo de reembolsos”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios