EMISIÓN DE Q-ENERGY QUE COMPRA BLACKROCK

La banca abre la veda para financiar fotovoltaicas con bonos proyecto verdes

BlackRock compró un bono de deuda fotovoltaica a Q-Energy por 130 millones. El ‘project bond’, preparado por Santander y Sabadell, fue el primero con etiqueta verde en España

Foto: Foto de archivo de un parque solar. (Reuters)
Foto de archivo de un parque solar. (Reuters)

Nuevo hito para la inversión sostenible en España. BlackRock invirtió 130 millones en un conjunto de plantas fotovoltaicas en el primer bono proyecto con etiqueta verde que se coloca en el mercado español, después de decenas de bonos emitidos por empresas e instituciones públicas como comunidades, ayuntamientos y el Instituto de Crédito Oficial (ICO). La operación, adelantada por El Confidencial, tuvo lugar en octubre y es la primera de este tipo con certificación de inversión verde.

El patrocinador de la emisión fue Q-Energy, el brazo inversor de energía renovable de Qualitas Equity. La operación sirve para refinanciar una cartera de nueve plantas con una potencia total de 130 millones. Banco Santander y Banco Sabadell, según fuentes financieras, lideraron el proceso de colocación del bono, además de participar como ‘green bond coordinators’ en el proceso de certificación de la agencia de ‘rating’. Fuentes del mercado apuntan a que parte de los fondos se usará para pagar la deuda con estos dos bancos.

Los equipos del Santander y del Sabadell —el de este último dirigido por Julián Pérez de Madrid— han abierto la veda al convencer a una agencia de ‘rating’, en este caso S&P, de que el proyecto cumple los requisitos de ser una inversión sostenible, según fuentes conocedoras, que destacan que en siguientes proyectos el proceso debería ser más ágil. La calificación alcanzada fue de E1/82 —va de uno a 100—.

Esta operación demuestra que hay apetito por las renovables españolas y, además, que también hay demanda para inversión verde. Por ahora, los expertos no ven diferencia en precio, aunque sí encuentran mayor estabilidad en el mercado secundario. Las entidades no han hecho comentarios sobre la operación, aunque fuentes conocedoras sitúan el tipo de interés en el entorno del 2% y un plazo de 20 años.

BlackRock, la mayor gestora del planeta, fue el inversor de este ‘project bond’. Precisamente, BlackRock Investment Institute publica este martes un informe en el que anima a adoptar un enfoque sostenible también en renta fija, ya que aunque el mercado de renta variable ha sido pionero, el de deuda “está empezando a recuperar el terreno perdido”.

“Los nuevos índices ESG han sentado unas bases que pueden utilizarse para integrar la sostenibilidad en el núcleo de las carteras, incluso en clases de activos como la deuda emergente que, hasta hace poco, carecían de soluciones en el campo de la sostenibilidad”, añade BlackRock.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios