Es noticia
Menú
Los fabricantes de coches alemanes confían en el retraso de los aranceles tras capitular
  1. Mercados
CEDEN A LAS PRESIONES DE TRUMP PARA INVERTIR

Los fabricantes de coches alemanes confían en el retraso de los aranceles tras capitular

La intensa campaña de presión llevada a cabo por los fabricantes alemanes con planes para trasladar la producción global a proveedores estadounidenses

Foto: Fábrica de Mercédes en EEUU (Reuters)
Fábrica de Mercédes en EEUU (Reuters)

Se acerca el plazo que se dio el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para pronunciarse sobre los aranceles al sector automovilístico europeo y en el mercado se empieza a especular con la posibilidad de que la Casa Blanca retrase su decisión tras la intensa campaña de presión llevada a cabo por los fabricantes alemanes con planes para trasladar la producción global a proveedores estadounidenses, según asegura Bloomberg citando fuentes cercanas a la administración.

Una expectativa que viene reforzada por las últimas declaraciones que hizo el secretario de Comercio del país, Wilbur Ross a Bloomberg TV en las que señaló que era posible que se pospusiera la decisión. "Nuestra esperanza es que las negociaciones que hemos venido teniendo con las marcas individuales sobre sus planes de inversión hayan dado los frutos necesarios para que no sea necesario poner en marcha el 232 al completo o incluso en parte", refiriéndose a la aplicación de la sección de Seguridad Nacional de 1962 en automóviles o componentes.

Foto: La bandera de Alemania (izquierda) y EEUU (derecha). (Reuters)

No en vano, de llevarse a cabo la amenaza ello supondría un sobrecoste de 10.000 euros (unos 11.200 dólares) al precio de los coches europeos importados por Estados Unidos que probablemente se traduciría en un desplome de las ventas en un sector para el que dicho país supone más de 35.000 millones de euros al año, de los cuales un 60% aproximadamente procedían de Alemania.

Tanto es así que el pasado mes de mayo, cuando se decidió retrasar la imposición de los aranceles al sector, la Alianza de Fabricantes de Vehículos Automotores de EEUU señaló que "la imposición de gravámenes sobre los vehículos y repuestos importados sería un error con consecuencias significativas", tanto para la industria como para sus trabajadores.

No es de extrañar, por tanto, que marcas como Volkswagen, Daimler o BMW hayan decidido trasladar parte de su producción mundial de suministros a EEUU convencidos de que estas inversiones disuadirán a Trump de la necesidad de imponer aranceles de hasta el 25% al sector. Concretamente, Vw planea invertir 800 millones de dólares en la única fábrica que tiene en el país, concretamente en la planta de Chattanooga en Tennessee y que creará 1.000 nuevos puestos de trabajo. Por su parte, Daimler, fabricante de Mercedes Benz, ha anunciado 1.000 millones de dólares en inversiones para ampliar su fábrica de Alabama, lo que supondrá 600 empleos adicionales.

Se acerca el plazo que se dio el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para pronunciarse sobre los aranceles al sector automovilístico europeo y en el mercado se empieza a especular con la posibilidad de que la Casa Blanca retrase su decisión tras la intensa campaña de presión llevada a cabo por los fabricantes alemanes con planes para trasladar la producción global a proveedores estadounidenses, según asegura Bloomberg citando fuentes cercanas a la administración.

El redactor recomienda