DESDE SUS ORÍGENES EN 2017

Cobas, frente a unas caídas de hasta el 29%: "La paciencia siempre tiene recompensa"

"Todo lo que hemos vivido estos casi 3 años en Cobas ya lo hemos vivido en el pasado, que seguimos trabajando como siempre lo hemos hecho, yendo a contracorriente de las modas"

Foto: Francisco García Paramés, Cobas AM, durante su intervención en el foro.
Francisco García Paramés, Cobas AM, durante su intervención en el foro.

"La paciencia siempre tiene recompensa". Así ha titulado la carta del tercer trimestre la gestora del fondo liderado por Francisco García Paramés. En el comunicado a los inversores, Cobas revela unas pérdidas del 28,8% desde que el fondo Cobas Internacional desde que empezó a invertir en 2017, del -9,2% en el caso de Cartera Ibérica, y del -26,7% en el caso de Carteras Grandes Compañías. Todo esto en comparación con unos índices de referencia que desde entonces cotizan en verde.

Lo mismo ocurre en los tres primeros trimestres de 2019. El Internacional se deja un 1,9% mientras el índice de rentabilidad sube un 19,2% y el Ibérica cae un 4,1% mientras el índice de referencia sube un 10,4%. El fondo Grandes Compañías sí que ha cerrado en verde: una subida del 0,2%, mientras el índice de referencia sube un 23,3%. De todas formas, la firma les otorga un potencial de subida del 156%, 105% y 121%, respectivamente.

“Todo lo que hemos vivido estos casi 3 años en Cobas Asset Management ya lo hemos vivido en el pasado, que seguimos trabajando como siempre lo hemos hecho, yendo a contracorriente de las modas y que cuando se ha hecho un trabajo concienzudo el valor de los activos se acaba reconociendo”, explica la gestora en su carta.

En la misiva, la gestora vuelve a retomar algunos de sus argumentos más reiterados, como la importancia de pensar a largo plazo (“puede que a corto plazo [el mercado] se deje llevar por las modas, pero a largo plazo termina reconociendo el valor de los activos”), el peligro del ‘market timing’ y el valor de estar invertidos en activos reales “y no en renta fija, que no es más que una promesa de pago, que se puede cumplir o no”.

De este modo, Cobas argumenta que su cartera “tiene un carácter razonablemente defensivo: contratos a largo plazo, defensa, consumo estable, o compañías que, a pesar de ser cíclicas, tienen sus propias dinámicas de oferta y demanda que no están relacionadas necesariamente con el ciclo económico general”. “Únicamente cerca de un 20% de la cartera tiene un cierto riesgo cíclico, porcentaje inferior al que teníamos a 30 de junio”, zanja la firma.

[El 'cogestor' de Paramés, Barden, deja Cobas y lo anuncia en LinkedIn... carta incluida]

En el comunicado de julio, Cobas también achacaba las caídas de sus fondos a la concentración de sus fondos, con ocho valores alcanzando la mitad de su cartera. “Pensamos que este mal comportamiento ya ha quedado atrás pues en prácticamente todos los valores hemos reforzado nuestra convicción sobre nuestra valoración”, aseguraba entonces la gestora.

La carta del tercer trimestre de Cobas llega a la par que el anuncio de renuncia del ‘cogestor’ de Paramés, John Barden, mediante una carta remitida a través de su cuenta de Linkedin. “He decidido que me ha llegado el momento de moverme y buscar otras oportunidades”, explicaba Barden en un comunicado en el que habla desde Aryzta hasta la esposa de Paramés.

Asimismo, el trimestre también coincide con la entrada de dinero del propio Paramés, que después de dejar Bestinver en 2014, tenía un periodo contractual de cinco años en el que no podía retirar sus ahorros de la gestora. Este septiembre el periodo expiró, y el inversor pudo traerse su patrimonio (y las correspondientes plusvalías) a Cobas; ya que la mantra de los gestores de valor es el llamado ‘skin in the game’, es decir, arriesgar su propio dinero junto con el de los demás.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios