EL SECTOR PIDE INCENTIVOS FISCALES AL AHORRO

Última tregua a la banca: la CNMV impondrá plazos para el informe de gastos en fondos

El supervisor prepara reglas para 2020 sobre la información de comisiones que exige MiFID II. El sector pide a los políticos esfuerzos en cultura financiera e incentivos al ahorro

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha cansado de la banca, aunque da algo más de tregua. El informe que más teme el sector, sobre los datos de comisiones tras uno de pérdidas generalizadas para los inversores, ha llegado más tarde de lo que le gustaría al supervisor o, directamente, aún no se ha enviado.

El organismo que preside Sebastián Albella ha insistido en la importancia de este envío, que debía realizarse ya este año “lo antes posible”. Pero algunos comercializadores aún no lo han hecho. El informe de situación para el cliente, con datos en euros de sus gastos y su rentabilidad, tendrá reglas a partir de 2020 para que no vuelva a pasar lo mismo.

Ana María Martínez-Pina García, vicepresidenta de la CNMV.
Ana María Martínez-Pina García, vicepresidenta de la CNMV.

La vicepresidenta de la CNMV, Ana María Martínez-Pina García, admitió este martes que es uno de los cambios más relevantes en el sector. En su participación en el XI Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, organizado por Deloitte y APD, aseguró que “si bien la normativa no establece un plazo máximo para facilitar esa información, debería facilitarse a la mayor brevedad posible, una vez cerrado el año natural objeto de reporte”. “Por ello, estamos valorando la publicación de una aclaración vía documento de preguntas y respuestas de la CNMV, con el objetivo de indicar un plazo máximo razonable”, añadió.

"Este documento es un informe anual donde se explique con todo detalle cuánto están pagando [los inversores]", concretó la ejecutiva. Fuentes de la CNMV confirman que el organismo tiene previsto lanzar estas nuevas reglas para homogeneizar el envío y establecer plazos en 2020, con el objetivo de que no vuelva a suceder lo mismo que en 2019.

Bancos cumplidores y rezagados

BBVA envió el documento a sus clientes a finales de marzo, mientras que CaixaBank hizo lo propio el 12 de junio, y Unicaja igualmente antes del verano. En Sabadell y Bankia confirman que también han llevado a cabo el envío -Bankia en el segundo trimestre-, mientras que no hay respuesta al respecto desde Bankinter, Liberbank o Ibercaja. Santander espera enviar la información este mes, explican desde el banco, mientras que su filial Openbank ya lo ha hecho. Desde Renta 4, por ejemplo, banco especializado en la gestión y el asesoramiento de inversiones, así como en la comercialización de productos, tampoco se ha enviado.

La normativa MiFID II, que llegó con retraso y por fascículos al ordenamiento español, persigue la transparencia en el sector del asesoramiento y la gestión de activos. También trata de impulsar el pago explícito, en contra de la práctica habitual de cobrar retrocesiones (parte de la comisión que se queda el vendedor), sobre la que se ha apoyado tradicionalmente la industria en España.

Así, MiFID II exige el envío anual de un informe con los datos explícitos, y en euros, de los gastos soportados por el cliente, así como su rentabilidad. Los comercializadores son los responsables de hacer llegar esta información al cliente, con un envío que debía realizarse por primera vez en 2019 con las cifras de 2018, pero muchos aún no lo han hecho.

La fotografía es compleja para el sector, ya que los clientes pueden ver con este informe que han pagado comisiones por gestión, retrocesión, brokeraje, análisis y otros gastos a la fábrica (gestora) y al distribuidor (normalmente banco) en un ejercicio en el que, con mucha probabilidad, han perdido dinero.

En las conferencias, los directivos achacaron la baja rentabilidad a unos tipos de interés en negativo, donde los bancos centrales siguen insistiendo en una política monetaria laxa para responder a la incertidumbre macroeconómica. De hecho, según una encuesta lanzada en vivo a los asistentes del coloquio (compuesto en su gran mayoría por los propios profesionales del sector), el 66% de los votantes aseguró que el bajo entorno actual de los tipos continuaría hasta más allá de 2022.

Los fondos no están encontrando la forma de capear estos vientos de cara y sus rentabilidades así lo demuestran: según datos publicados por S&P Global este mismo martes, no hay un solo fondo español que haya superado al índice S&P Spain BMI en el último año natural.

El sondeo a los asistentes mostró precisamente esas bajas expectativas de retornos. “Teniendo en cuenta el 'mix' actual de planes de pensiones (60% mixtos, 30% renta fija y garantizados y 10% renta variable) ¿Qué rentabilidad del conjunto del sistema parece razonable a largo plazo?”, cuestionaba una de las preguntas del panel. Siendo la rentabilidad más alta propuesta un 6%, los asistentes se declinaron por el rango del 2-4%.

Implicación política

Aparte de los desafíos económicos, los ponentes también quisieron resaltar la necesidad de más reformas e implicación política. Por un lado, los directivos de las principales gestoras del sector español pidieron mejorar el tratamiento fiscal de los planes de pensiones e incentivar en general el ahorro: de hecho, resaltaron que, desde 2001, cada cambio que ha habido desde el Gobierno ha sido para reducir ventajas fiscales.

Por otro lado, los ponentes pusieron como ejemplo el sistema de empleo con incorporación automática de los trabajadores (modelo inglés), en el que se establece la incorporación automática de los empleados a un sistema de cuentas personales mediante la adhesión a planes promovidos por las empresas. Según resaltaron los directivos de las gestoras, en España, solo cuatro de cada 1.000 empresas tienen un sistema de empleo con incorporación automática.

Además, los ponentes volvieron a destacar la cuestión de la carta de las pensiones, que, según la ley de reforma de las pensiones de 2011, la Seguridad Social tiene obligación de enviar a todos los cotizantes. De momento, el organismo ofrece una web en la que sí se calcula la cantidad futura, pero sin tener en cuenta el impacto de la inflación.

Y es que los directivos quisieron hacer hincapié en el fomento de una mentalidad a largo plazo a la hora de ahorrar. “Desde que Israel implementó que el periodo mínimo de tiempo a partir del cual había que publicar los retornos fuese de cinco años (en vez de tres años), los fondos han pasado de tener un 20% invertido en renta variable a tener un 60%”, señaló Joseba Orueta, consejero delegado de Kutxabank Gestión.

De todas formas, los ánimos no es que estén por encima en cuanto a las expectativas de implicación política: según la encuesta en vivo, el 78% de la audiencia no esperaba que ninguna de estas cuestiones fuese a cambiar en la próxima legislatura, gobernase quien gobernase tras las próximas elecciones.

Los ejecutivos participantes en el encuentro sobre inversión colectiva también esperan operaciones corporativas en el futuro, que seguirán a las protagonizadas por Mutuactivos comprando participaciones de EDM, Alantra y Cignus—, Mapfre —adquirió participaciones minoritarias en La Financière y Abante— o Andbank compró Merchbanc—. Banco Sabadell, por ejemplo, está analizando posibles alianzas estratégicas que incluirían la entrada en el capital de la gestora de un jugador internacional.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios