Preocupa no llegar al mínimo de entregas

Tesla cae un 6% después de unos resultados récord pero decepcionantes

La compañía de Elon Musk logró entregar 96.155 coches, pero desde la propia empresa esperaban 100.000 y los analistas, más precavidos, apostaban por 99.000

Foto: .
.

Tesla anunciaba sus resultados trimestrales con un sabor agridulce. Por un lado se ha llegado a un récord histórico de entrega de automóviles, pero por otro no ha cumplido las expectativas. La reacción del mercado fue clara y contundente con un retroceso inicial de 5% en el mercado 'after hours' y ahora, al arranque de la nueva jornada en Wall Street, con una caída que ronda ya los seis puntos.

La compañía de Elon Musk logró entregar 96.155 coches, pero desde la propia empresa esperaban 100.000 y los expertos, más precavidos, apostaban por 99.000. Ninguna de las dos expectativas se ha cumplido y varios analistas apuntan a que hay riesgo de que la demanda se estabilice y no se puedan sostener los enormes gastos de la empresa, llevándola a acumular aún más pérdidas de las que ya acumula. En el segundo trimestre el agujero alcanzó los 400 millones.

Ese pesimismo sobre la empresa tiene su origen en las propias filas de Tesla. Hace unos días se hizo público un correo electrónico de Elon Musk dirigido a la plantilla en el que afirmaba que “tenemos la oportunidad de lograr por primera vez en un trimestre una entrega de 100.000 vehículos”.

De momento, solo se conocen las unidades entregadas y todas las miradas se concentran en si estas cifras récord pero decepcionantes se convierten en beneficios, lo cual parece improbable para los expertos. Según analistas de Morgan Stanley como Adam Jonas, este resultado “ligeramente por debajo de las expectativas, da alas a quienes tienen una visión más pesimista a partir de este tercer trimestre”. Juicio que refrendan desde RBC donde creen que l"os ingresos por automóviles mostraran disminuciones a pesar de las entregas récord”

Desde la compañía habían hecho público el objetivo de que en el año 2019 se hubieran entregado entre 360.000 coches y 400.000 vehículos. Si Tesla repitiese estos resultados no sería suficiente, necesitaría en el último trimestre llegar a 104.000 unidades para alcanzar esa cota. Y Musk tampoco es que fuera muy discreto con esta estimación, afirmando en su twitter que ve muy probable alcanzar esta cifra.

La gran esperanza es China. En el territorio asiático van a estrenar una nueva fábrica que esperan que acelere la producción para lograr llegar al mínimo establecido y afianzar las ventas en este país. Según las primeras previsiones que han ofrecido desde la compañía, para cuando la factoría esté funcionando a pleno rendimiento, para final del año en curso, saldrán de sus tripas 1.000 coches a la semana.

Las aspiraciones de la firma californiana, en cualquier caso, pueden verse afectadas por la guerra comercial en la que viven Estados Unidos y China, un obstáculo que puede ser especialmente dañino para consolidarse en este atractivo mercado para los vehículos eléctricos.

Por su parte otro de los juicios más repetidos por los analistas es que la compañía esta retrocediendo con fuerza en Estados Unidos, entre otros países donde tienen una gran presencia, pero que compensan estas caídas con mercados nuevos. Joseph Spak de RBC afirma que “aunque no se dan datos por regiones, pero creemos que se han reforzado en Países Bajos y Reino Unido y, probablemente, haya fuertes caídas en mercados más maduros como EEUU”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios