LA FED SUBASTA 75.000 M DIARIOS

La extraña crisis de liquidez en la banca de EEUU que evoca al 'crash' financiero de 2008

La Reserva Federal ha tenido que intervenir de urgencia en el mercado interbancario para aliviar la tensión en los 'repos', cuyo interés llegó a dispararse hasta el 9% en una noche

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell, en Jackson Hole. (Reuters)
El presidente de la Fed, Jerome Powell, en Jackson Hole. (Reuters)
Adelantado en

El mercado interbancario estadounidense ha sufrido este mes una crisis de liquidez que obliga a inyecciones de urgencia por parte de la Reserva Federal (Fed). Las subastas diarias son de 75.000 millones de dólares, y la demanda está superando siempre a la oferta. El presidente del banco central, Jerome Powell, asegura que es un hecho coyuntural. Mientras que el mayor disidente por pesimista, paloma o 'dovish', James Bullard, presidente de la Fed de St Louis, dice que no está claro que el origen fuera una falta de reservas puntual.

Lo factual es que hay un mercado multimillonario de préstamos diarios por la noche entre los bancos norteamericanos, normalmente a través de 'repos', productos financieros con los que consiguen liquidez con préstamos a un día, y tipos de interés que están en torno al que marca la Fed de forma oficial, 1,75%-2%. Sin embargo, el 17 de septiembre el tipo llegó a rozar el 10% desde el 2,21% inicial.

Mercado de 'repos' en EEUU. (Fuente: Ostrum AM)
Mercado de 'repos' en EEUU. (Fuente: Ostrum AM)

"La percepción que hay 'a priori' en el mercado es que la financiación es gratis y hay sobreabundancia de liquidez, pero lo cierto es que salvo casos como JP Morgan o Bank of America, hay bancos que no están tan sobrados en cuanto a liquidez en Estados Unidos y no quieren prestar en el interbancario para salir bien en la foto", asegura el director de inversiones de una gestora española.

En cualquier caso, la intervención de la Fed se produce tras un episodio que "muestra tensiones en el mercado interbancario y que la última vez que pasó fue en la crisis financiera en el 2008", avisa Antonio Aspas, gestor de Buy & Hold. Para entender este suceso, hay que contar con "una parte técnica y otra estructural", añade Antonio Martos, analista de Banco Sabadell.

El repunte del tipo en los 'repos' muestra tensiones en el mercado interbancario y la última vez que pasó fue en la crisis financiera en el 2008

El experto recuerda que hubo un tensionamiento en abril y enero, aunque no de este calibre, y que han coincidido factores como el cierre del trimestre, el pago de impuestos de empresas, o el 'rally' que experimentó el petróleo tras los ataques en Arabia Saudí que obligaba a tener más contrapartidas.

Todos estos factores implican necesidad de liquidez, que se suman a un impacto provocado por el Tesoro, explican los analistas de PIMCO: por una parte, el saldo de efectivo aumentó en 83.000 millones de dólares. Por otra, coordinadores de una emisión programada del Tesoro necesitaban 20.000 millones de dólares para liquidaciones. Desde Ostrum, gestora de Natixis, creen que los nuevos estímulos del BCE provocaron demanda de dólares contra el euro que redujeron las reservas disponibles.

Los analistas de Ostrum arguyen que "el pico y la volatilidad son síntomas de cambios en el funcionamiento del mercado monetario desde la crisis. Los bancos centrales juegan un papel central y ya no son solo prestamistas de última instancia". Desde Pimco advierten que el mercado de 'repos' "es un barómetro crítico de la salud de los mercados financieros", y que "los mercados de financiación en general son cada vez más susceptibles a grandes cambios en los flujos desde el lado de la oferta, incluso si la demanda de financiación no cambia mucho".

Al mismo tiempo, el analista del Sabadell sostiene que "hay una cuestión estructural por la disminución del balance de la Fed (desde 2,3 billones —millones de millones— a 1,4 billones en dos años), que redujo la liquidez en el mercado, además de que han aumentado los requerimientos en los últimos meses en Estados Unidos para las entidades", matiza Martos. "En 2008 fue preocupante porque era una cuestión de confianza, por ahora vemos factores coyunturales y una parte estructural. La Fed tiene herramientas para responder, como con otro 'QE' (compra neta de activos)", agrega.

Los expertos también reparten sus opiniones en ambas direcciones. Desde los equipos de 'research' de las entidades financieras insisten en que ha sido un hecho temporal, pero que hay que vigilarlo para calibrar su importancia estructural. Dicho de otra manera, como apuntó Bullard, lo único claro es que no está claro cuál es la dimensión de esta crisis. Un cóctel que evoca a los años 2007 y 2008, de sequía de liquidez por la desconfianza en el mercado inmobiliario y en la solidez del sector financiero.

Para contextualizar, la posible falta de liquidez es una de las grandes preocupaciones de los últimos años en el mercado. El Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), una especie de matriz de los bancos centrales, ya advirtió en el informe anual de 2017 del riesgo de que haya crisis de liquidez en el sector financiero ajeno a la banca tradicional. Esto es, seguros y fondos. Tan es así que supervisores como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se han puesto las pilas en la vigilancia.

Jerome Powell, presidente de la Fed. (Reuters)
Jerome Powell, presidente de la Fed. (Reuters)

Sin embargo, las últimas dudas sobre la liquidez en el sistema financiero han surgido en la banca tradicional del país más sistémico para todo el mundo. El mercado solo se ha normalizado a través de la intervención de la Fed. El último recorte de tipos de 25 puntos básicos contribuyó, pero sobre todo la inyección discrecional de dinero mediante subastas los primeros días y la decisión de subastar todos los días hasta 75.000 millones de dólares en 'repos' nocturnos y otros 30.000 millones en 'repos' con duración de hasta 14 días. La acción es temporal, en palabras de Powell, pero por ahora la demanda está superando a la oferta.

La curva Libor-OIS compara el indicador de tipos de la oferta interbancaria a tres meses con el OIS, un 'swap' de tipos de interés. Este indicador también muestra un repunte reciente, como ocurrió en febrero y en diciembre del año pasado, momentos en los que hubo tensión en el mercado. La última vez que se había disparado, y en mayor medida, fue con la crisis financiera. Se trata de un gráfico más que muestra el miedo al final del ciclo económico de crecimiento que ya es el más largo de la historia en Estados Unidos con 124 meses, como la curva invertida en las rentabilidades de los bonos de corto y largo plazo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios